Guillem Agulló, 22 años de un asesinato fascista

Una de las concentraciones convocadas en memoria de Guillem Agulló / antifeixistes.org

elDiariocv

Valencia —

En la madrugada del 11 de abril de 1993 moría asesinado en la localidad castellonense de Montanejos el joven de Burjassot Guillem Agulló tras ser apuñalado por Pedro Cuevas, unos hechos de los que se cumplen 22 años. Agulló -tenía 18 años y estaba vinculado a movimientos nacionalistas como Sharp- fue víctima de una agresión de carácter fascista tras ser acorralado por un grupo de jóvenes de extrema derecha mientras estaba de acampada.

El asesino confeso de Agulló, Pedro Cuevas, fue juzgado y condenado en 1995 a 14 años de prisión, de los que sólo cumplió 4 años. No obstante, Cuevas, que llegó a presentarse a las elecciones municipales de 2007 en la localidad valenciana de Chiva con el partido ultraderechista Alianza Nacional, fue juzgado de nuevo el pasado año en el marco de la operación Panzer junto a otras 17 personas acusados de integrar la organización neonazi Frente Antisistema (FAS).

Finalmente, la Audiencia de Valencia absolvía a los encausados -Fiscalía pedía un total de 42 años de cárcel- tras declarse nulas las escuchas telefónicas y, con ellas, el resto de pruebas practicadas.

Agulló permanece en el recuerdo, como un símbolo de la lucha antifascista. Homenajes como el del grupo valenciano Obrint Pas, que le dedicó una canción, 'No tingues por' (1995). Pero su recuerdo también ha sido y es ultrajado por grupos neonazis de ultraderecha, que también ensalzan el asesinato del joven valenciano. Es más, sus padres han sufrido durante años amenazas e intimidaciones por parte de la ultraderecha.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats