'Som Energia' reanuda la compra colectiva de placas fotovoltaicas para la autoproducción solar: "Tenemos experiencia y no vale lo más barato"

Instalación de placas fotovoltaicas en el tejado de una vivienda.

La cooperativa Som Energia ha reanudado las compras colectivas de placas fotovoltaicas para la autoproducción solar interrumpidas por la crisis sanitaria de la pandemia de la COVID-19. La iniciativa de la cooperativa energética sostiene que "la manera más efectiva para impulsar instalaciones solares domésticas es sumar muchas personas interesadas a la vez, con el fin de abaratar precios y facilitar el trabajo de instalación".

Som Energia, que cuenta con 66.000 socios y factura 64,8 millones de euros, planteó un concurso de empresas de ingeniería especializadas para la compra de 50 instalaciones del proyecto València Solar y 30 para Castelló Solar. En Alicante, donde la cooperativa pretende reunir a una treintena de socios, el concurso se abrió el pasado 6 de abril. "Las compras colectivas permiten obtener un precio de mercado ajustado a la vez que facilitan la tramitación", explica la cooperativa energética.

Andrés Montesinos, uno de los responsables del grupo local de València, cree que el proyecto camina hacia un "nuevo modelo energético". En las licitaciones "hemos buscado un precio razonable para nuestros socios pero también que sea gente de proximidad", cuenta por teléfono a este diario. Som Energia prioriza, según las bases del concurso, la contratación de entidades que forman parte del mundo del cooperativismo y de la economía social y solidaria. 

La cooperativa "supervisa la parte técnica". "Tenemos experiencia y no vale lo más barato", asegura Montesinos, quien destaca que las empresas que han ganado el concurso en València son dos cooperativas "afines a lo que buscamos" y que aseguran un trato justo a los trabajadores. "Hay un beneficio en cuanto que reduce el precio que los cooperativistas pagamos pero también obtenemos beneficios por la proximidad, que nos de seguridad y confianza", apostilla.   

La compra colectiva incluye el servicio integral: asesoramiento, material, instalación, tramitación de subvenciones en caso de que las haya, puesta en marcha y legalización. 

Los participantes de la iniciativa Castelló Solar ya conocen los detalles del proceso de compra conjunto a la empresa Elektrosol, situada en la capital de la Plana. La energía que produzcan las placas fotovoltaica se puede consumir instantáneamente, almacenar en baterías o compensar los excedentes y obtener un descuento. 

Som Energia tiene en marcha una docena de campañas similares. "Cada grupo local ha puesto en marcha su iniciativa", explica Montesinos. Este año la cooperativa prevé impulsar cerca de un millar de instalaciones de autoproducción y convertirlas en una "herramienta de transformación social y del modelo energético". 

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2020 - 22:14 h

Descubre nuestras apps

stats