El juez procesa al PP de València y a todo el equipo municipal de Rita Barberá por blanqueo de capitales

La exalcaldesa Rita Barberá en el Ayuntamiento de Valencia.

El titular del Juzgado de Intrucción 18 ha emitido auto de procesamiento a todo el equipo municipal del PP de la alcaldesa fallecida Rita Barberá en su última legislatura al frente del Ayuntamiento de València (2011-2015) en el marco del caso Taula, según ha avanzado el periódico Las Provincias y ha confirmado elDiario.es. Contra el mencionado auto cabe recurso de reforma en un plazo de tres días.

Los encausados presuntamente recibieron dinero negro por parte de algunos responsables del partido –1.000 euros cada uno de ellos- y lo blanquearon mediante transferencias bancarias en la cuenta de la propia formación para sufragar la campaña de las elecciones locales de 2015.

En total son 49 los excargos que se quedan al borde del banquillo acusados de blanqueo de capitales, además del propio partido como persona jurídica y el que fuera mano derecha de Barberá, el exvicealcalde Alfonso Grau.

El magistrado también aprecia indicios de delito en la actuación del propio PP como persona jurídica en el delito de blanqueo, aunque esa actividad fuera “opaca, aparentemente a la estructura nacional” del partido y la llevaran a cabo “pocas personas en el círculo más estrecho de confianza de la entonces alcaldesa”, tal y como recoge la resolución.

Algunos de los encausados como el asesor Luis Salom, la asesora Cristina Diego, o el exconcejal de Deportes, Cristóbal Grau, forman parte del actual grupo municipal popular que dirige la portavoz María José Catalá.

Salom, quien ha interpuesto una quincena de denuncias contra los actuales dirigentes sin que ninguna de ellas prospere, sigue siendo asesor, lo mismo que Diego, mientras que Cristóbal Grau es el secretario del grupo.

El instructor ha decretado por otro lado el sobreseimiento libre de las actuaciones contra dos antiguos ediles (María José Alcón y Emilio del Toro), al haber fallecido durante la instrucción, y el sobreseimiento provisional y parcial de las mismas en relación a otros cinco investigados (Juan José Medina Esteban, José Antonio Moscardó Úbeda, Carmen Navarro Fernández-Rodríguez, Montserrat Tello Millán y Elena Rodrigo Martínez).

Asimismo, ha determinado la reapertura de la investigación seguida por estos hechos contra otro investigado, el también exconcejal Miquel Domínguez, que era diputado autonómico y, por tanto, aforado ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

El auto también expone los indicios de delito de malversación apreciados tras la instrucción en la actuación de uno de los investigados, Alfonso Grau, en la campaña municipal de 2007, así como de éste y la secretaria del grupo, María del Carmen García Fuster, por cohecho pasivo impropio y blanqueo, respectivamente, en relación a la campaña de 2011.

El magistrado da de plazo 20 días a la Fiscalía y las acusaciones populares personadas en esta pieza del ‘caso Taula’ a fin de que soliciten el sobreseimiento de las diligencias o la apertura de juicio oral.

Origen del caso

El caso Taula saltó a la luz a principios de 2016 cuando la Unidad Central operativa de la Guardia Civil irrumpió en el Consistorio para recabar documentación por un supuesto caso de blanqueo perpetrado por medio centenar de concejales y asesores poco antes de las elecciones municipales de 2015.

La propia alcaldesa declaró ante el Tribunal Supremo por el presunto 'pitufeo' en el grupo municipal que ella dirigía por el cual todos sus miembros hicieron una aportación al partido de 1.000 euros para cubrir los gastos de la campaña electoral de 2015 que supuestamente se les devolvió poco después en dinero negro.

Toda esta situación provocó que las Corts Valencianes aprobaran por unanimidad, incluidos los diputados del Partido Popular, una resolución por medio de la cual exigían a Rita Barberá que renunciara al acta de senadora autonómica "para salvaguardar la dignidad de la representación de los valencianos".

Recientemente, Catalá solicitó al Ayuntamiento el nombramiento de Rita Barberá como alcaldesa honorífica, algo descartado por el equipo de gobierno municipal.

El legado de la que fue durante 24 años alcaldesa de València fue ampliamente reivindicado hace dos semanas en la convención nacional del PP que tuvo lugar en la Plaza de Toros de València. Las referencias a la excalcaldesa, a la que el partido reclamó apartarse por su investigación judicial en el caso Taula, fueron una constante que ha logrado encender al público en el cierre de la convención nacional del PP.

De hecho, el líder popular Pablo Casado recordó a la exalcaldesa, asegurando que el partido va a recuperar la ciudad en su memoria. Casado interpretó el acto multitudinario como el "preámbulo de otra victoria como con Rita Barberá" y el primer paso para llegar al Gobierno central. "Aquí está otra vez el PP llenando la plaza de toros", apuntó.

Etiquetas
Publicado el
19 de octubre de 2021 - 15:42 h

Descubre nuestras apps

stats