Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

“La rosa tatuada”, un canto de amor de Tennessee Williams

"La rosa tatuada", un canto de amor de Tennessee Williams

EFE

Madrid —

La frase de Tennessee Williams "hagamos una plegaria por todos los corazones salvajes que viven encerrados en jaulas" y el que escribiera "La rosa tatuada" en Barcelona junto al mar y locamente enamorado, es la esencia de este canto de amor que llega al Teatro María Guerrero.

Así lo considera Carme Portaceli, directora de la obra producida por el Centro Dramático Nacional que se estrenará el próximo viernes protagonizada por Aitana Sánchez-Gijón y Roberto Enríquez junto con Jordi Collet, David Fernández, Gabriela Flores, Alba Flores, Ignacio Jiménez, Paloma Tabasco y Ana Velez.

"La rosa tatuada" cuenta la historia de una mujer, Serafina, que ha perdido a su marido, se agarra al mito de ese amor y decide encerrarse para guardarle luto para siempre.

"Pero no puede porque la vida entra junto a la locura del amor", según Portaceli para quien la obra "habla de prejuicios, pero sobre todo habla de pasión, de amor, de ganas de vivir y de no poder sustraerse de ninguna manera a la vida".

Producto de una educación estructurada y tradicional, Serafina vive según las normas impuestas sin saber que ese es la causa de su sufrimiento. Poco a poco descubre la hipocresía de su vida y, sin proponérselo, afloran sus deseos no reconocidos y elige vivir.

Este título de Tennessee Williams es uno de los clásicos del siglo XX, "una obra muy lorquiana" porque es muy simbólica y fuerte "mucho más de la película que sobre ella se hizo en Hollywood" y que estuvo protagonizada por Anna Magnani y Burt Lancaster, ha señalado la directora que ha situado la acción en Nueva Orleans, después del Katrina.

Una de las cosas más intensas de la vida, en opinión de Carme Portaceli, "es que puede cambiar en un segundo" y eso es lo que le pasa a la protagonista que no puede sustraerse a la fuerza de los acontecimientos. "La rosa tatuada es una obra totalmente física y visceral, que habla de magia y de la fuerza de la vida".

Aitana Sánchez-Gijón ha confesado que normalmente cuando va a hacer una obra de teatro de la que hay versión cinematográfica nunca la ve "pero en este caso sí lo he hecho con la intención de conectar más con esa parte italiana de la protagonista, que yo también tengo, para empaparme más".

En su opinión, la película "es un melodrama suavizado, un poco puritana, mientras que la nuestra es más carnal, más apasionada, más pura. Además, en la película no hay comedia ni ese componente mágico que es el de Tennessee Williams; en el escenario tenemos una atmósfera en la que se potencia ese ambiente mágico".

Como en todos los personajes de la obra, en el de Aitana Sánchez-Gijón hay una contraposición entre tradición y modernidad, entre risa y llanto y en todo ello "saco mucho la vena italiana".

En cuanto al personaje que interpreta Roberto Enríquez es un hombre "al que la vida le ha zurrado, pero representa ese impulso de vida que, a pesar de todo, busca el amor lo positivo, la luz. En el momento de más caída libre encuentra lo más maravilloso de su vida que es conocer a Serafina y empezar una relación con ella, surge una esperanza entre ellos".

Según el actor, la obra tiene algo "que te contagia, algo vital. La vida merece la pena y, a pesar de aspectos complicados, es un mensaje de esperanza".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats