La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Las pruebas de ADN confirman que el 'Aylan español' es Samuel

Veronique, la madre de Samuel, con el menor en brazos. Ambos murieron mientras trataban de llegar a las costas andaluzas.

EUROPA PRESS

SEVILLA —

Las pruebas de ADN practicadas al congoleño Aimé Kabamba han confirmado sus temores: que el niño que apareció muerto en una playa de Barbate, al que denominaron el 'Aylan español', es su hijo Samuel. Al hombre le otorgaron un visado de 30 días para poder realizarle las pruebas de paternidad en España e identificar al menor fallecido, que intentó cruzar el Estrecho en patera junto a su madre, Véronique. Ella también falleció, su cuerpo fue hallado en Argelia.

El niño inmigrante que apareció muerto en una playa de Cádiz pudo estar en una patera que se hundió el día 12

El niño inmigrante que apareció muerto en una playa de Cádiz pudo estar en una patera que se hundió el día 12

Fuentes cercanas al caso han señalado a Europa Press que las pruebas confirman que el hombre es padre de Samuel, quien subió el pasado 14 de enero a bordo de una patera, junto a su madre, con el objetivo de alcanzar las costas europeas. Las mismas fuentes señalan que estas pruebas se remitirán a la Delegación del Gobierno.

La mujer intentó cruzar el Estrecho en patera después de que la UE le denegara un visado para tratarse un tumor.

Sobre las pruebas de ADN se ha pronunciado este mismo lunes en Sevilla el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien ha señalado que todavía estaban "en plazo" para conocer los resultados que arrojarían las pruebas de ADN practicadas, puesto que este hombre tenía una vigencia de visado en España de 30 días.

Cabe recordar que Aimé Kabamba, que creía haber reconocido a su hijo de cuatro años Samuel por el abrigo marrón que vestía, se personó en la Embajada de España en Kinshasha para solicitar que le permitiesen viajar a España para identificar el cadáver, después de que recibiera la noticia de que la madre de Samuel, Véronique Nzazi, había aparecido la semana pasada también sin vida en las costas de Argelia.

El padre de Samuel y su tío fueron recibidos por el embajador de España en República Democrática del Congo, Francisco Javier Hergueta. Tras estudiar el caso, y teniendo en cuenta las circunstancias especiales del mismo, el departamento que dirige Alfonso Dastis accedió a conceder a Kabamba un visado de corta estancia, no superior a 90 días, según explicaron a Europa Press fuentes diplomáticas.

Etiquetas
Publicado el
6 de marzo de 2017 - 20:13 h

Descubre nuestras apps