La portada de mañana
Acceder
Prohibición de fumar, más restricciones sociales y cribados: las comunidades buscan más medidas ante el aumento de contagios
Juan Carlos I, un capitán general del Ejército en paradero desconocido
Las irregularidades en la contratación de temporeros mediante intermediarios dificultan el control de la COVID-19

"Nos preocupa que haya un acuerdo entre Marruecos y el Gobierno español para frenar a los sirios"

El diputado por Amaiur, Jon Iñarritu, en su última visita a Melilla. | Imagen cedida

"¿Cuál es la razón por la que Marruecos está impidiendo el acceso de refugiados sirios a la Oficina de Asilo de Melilla?", "¿Existe un acuerdo entre el Reino de España y el Reino de Marruecos en este sentido?", "¿Por qué se permite solamente el acceso de unas pocas personas que 'casualmente' coincide con las plazas que se libera en el CETI?". Son algunas de las preguntas parlamentarias registradas la semana pasada en el Congreso por el diputado de Amaiur Jon Iñarritu, quien recientemente ha visitado Melilla para "comprobar sobre el terreno" el bloqueo de cerca de cientos de sirios a las puertas de las ciudad autónoma.

Varios grupos parlamentarios admiten "carencias" en el acuerdo sobre refugiados aprobado en el Congreso

Varios grupos parlamentarios admiten "carencias" en el acuerdo sobre refugiados aprobado en el Congreso

"Ninguna de estas cuestiones ha sido respondida", afirma Iñarritu, uno de los parlamentarios más activos a la hora de preguntar acerca de la política fronteriza del Gobierno español. Asegura estar acostumbrado al silencio gubernamental ante "decenas de baterías de preguntas" sobre inmigración y refugiados. "Hemos pedido la comparecencia de los ministros de Exteriores y del Interior para poder cuestionar sobre un posible pacto con Marruecos. No creo que accedan. Fernández Díaz lleva sin comparecer sobre estos asuntos desde las muertes de Ceuta", añade.

Hablamos con el diputado tras su visita a Melilla, sobre las dificultades impuestas a la entrada de refugiados a la ciudad y las acciones que pretende impulsar desde el interior de la Cámara Baja, un lugar donde, dice, "se tratan los asuntos de inmigración y refugiados como temas de tercera".

Pregunta: Ha visitado las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla en diferentes ocasiones. La última, hace una semanas. ¿Cuál era el objetivo de este viaje?

Respuesta: He viajado tres veces a Melilla y una a Ceuta. En este viaje, hace una semana, nos hicimos eco de las denuncias de numerosas ONG y las informaciones de varios medios sobre el bloqueo de cerca de mil de sirios en Nador. También mencionaban las historias de familias divididas por la frontera de Beni Enzar (Marruecos – Melilla). Estas personas se ven obligadas a pagar a las mafias para cruzar, pero muchas ya no tienen dinero. Organizaciones -como Prodein– nos dijeron que no podían acceder a la oficina de asilo de la frontera más de 20 o 30 personas al día. Casualmente coincide con el numero de personas que suelen liberar el CETI.

¿Y qué se encontró?

Comprobamos que era cierto. Cerca de mil personas están bloqueadas entre Nador (Marruecos) y la frontera de Beni Enzar. Vimos dramas de madres e hijos separados porque no podían pagar a estas mafias. Conocimos a una madre siria que llevaba más de un mes en Melilla y sus hijos se encontraban al otro lado pero, como no tenían dinero, no podían llegar a la ciudad autónoma. La madre volvió a Marruecos. Su desesperación por no estar con su familia les obligó a volver.

El Gobierno español está fomentando estas mafias porque transitan de una lado a otro de la frontera con el conocimiento de las autoridades marroquíes. Nos preocupa que exista un acuerdo entre los dos gobiernos: la coincidencia entre el número de personas que dejan pasar y las plazas que se quedan libres en el CETI [Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes] hace sospechar. Pedimos el cumplimiento de la legalidad internacional y que [el Ejecutivo] deje pasar a estas personas.

¿Pudo hablar con alguna autoridad en Melilla? ¿Qué dicen al respecto?

Hablamos con un responsable de la Oficina de Asilo –dependiente del Ministerio del Interior– de Melilla. Nos confirmó que acceden aproximadamente unas 20 o 30 personas al día [las mismas que cita la ONG Prodein en sus denuncias sobre la posible imposición de un "sistema de cuotas" en la entrada de refugiados sirios], aunque en algunos momentos han entrado más. También nos alertó del gran número de menores que están cruzando solos la frontera.

Aunque desde la Oficina de Asilo aseguran que Marruecos es el único responsable de la entrada de este número de personas, afirma que el Gobierno español no tiene nada que ver en el bloqueo de cientos de sirios. Aunque sí nos contaron que existía una oficina de coordinación para trasladar a los sirios al otro lado.

También nos reunimos con el responsables del CETI, donde [los refugiados y migrantes] están totalmente hacinados. La ocupación del centro supera por tres su capacidad.

A su vuelta, ¿ha podido preguntar al Gobierno sobre ello?

Hemos registrado numerosas preguntas parlamentarias sobre el bloqueo de estas personas en Marruecos y en Melilla. También hemos solicitado una convocatoria urgente de los ministros de Interior y de Exteriores para saber cuáles son esos posibles acuerdos [con Marruecos].

¿Les han respondido?

No.

¿Suele responder cuando se trata de preguntas sobre estos temas [política fronteriza, inmigración, refugiados, etc]?

Habrá como una decena de baterías de preguntas que no nos ha respondido. Este Gobierno no ha sido el mejor defensor de la transparencia. Hasta han borrado vídeos con procesos judiciales abiertos... Y lo hemos denunciado, sobre todo en este asunto.

Desde la comparecencia del ministro del Interior sobre las muertes del Tarajal [la muerte de 15 personas en aguas fronterizas de Ceuta en un intento de entrada repelido por la Guardia Civil con botes de humo y pelotas de goma], Fernández Díaz no ha querido volver a comparecer sobre estos temas.

En general, desde su experiencia, ¿qué importancia suele darse en el Congreso a los asuntos relacionados con inmigrantes y refugiados?

Lamentablemente, hay que destacar que, tanto en legislaturas socialistas como populares, todo lo que ha tenido que ver con Extranjería ha sido tratado como un tema de tercera. Además, siempre a sido abordado como un asunto policial lo que es un grave error porque es un tema de derechos.

Incluso la proposición no de ley sobre refugiados aprobada en el Congreso esta semana describía la necesidad de actuar como un "deber ético y moral", cuando en realidad se trata de un deber jurídico. Hay obligaciones, convenios internacionales, hay directivas europeas. Pero se las han saltado a la torera y el Gobierno ha obviado a los relatores de la ONU y a los comisarios europeos de Derechos humanos. España ha hecho oídos sordos, esta mayoría absoluta le ha provocado que esto sea posible.

Hemos hablado de los sirios, pero ¿qué está pasando en la Frontera Sur con los refugiados subsaharianos?

Es otra de las grandes reclamaciones. Los subsaharianos podrían acogerse al asilo a través de las oficinas creadas por el Ministerio del Interior este año. Esta medida del Gobierno podía hacer por fin una buena labor, pero los subsaharianos se quedaron marginados. Interior dijo que estas oficinas se creaban para potenciales refugiados, pero es falso. Los subsaharianos no pueden pasar de forma legal.

En el caso de los sirios, estos puestos, que tienen una potencialidad enorme, se han quedado en la entrada de un número reducido de personas. A ello se suman los abusos policiales que han sufrido los subsaharianos en las vallas de Ceuta y Melilla: expulsiones sumarias, material antidisturbios...

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2015 - 19:15 h

Descubre nuestras apps

stats