La portada de mañana
Acceder
Un año de notificaciones de la Fiscalía complican la situación del rey emérito
El alma comunista del Gobierno se reivindica en las fiestas del PCE
OPINIÓN | En un país ordinario, por Antón Losada

Varios grupos parlamentarios admiten "carencias" en el acuerdo sobre refugiados aprobado en el Congreso

Un grupo de sirios protesta en Melilla contra el retraso y la desinformación por los traslados de refugiados a la Península. | Foto: José Palazón - Prodein

El Congreso de los Diputados ha aprobado un acuerdo para acoger refugiados y dar respuesta así al drama que viven miles de personas que huyen de países en conflicto en busca de asilo en Europa. Aunque la propuesta parlamentaria ha sido admitida por unanimidad, para algunos grupos parlamentarios es solo un punto de partida que tiene que seguir desarrollándose. Amaiur, PNV, UpyD, Izquierda Plural y ERC han votado a favor de este acuerdo pero han querido recordar en la Cámara que el texto tiene todavía "muchas carencias".

Recibir a los refugiados que pide la UE supondría acoger a 802 personas en una comunidad como Madrid

Durante la sesión no ha habido debate. La conservadora Beatriz Rodríguez-Salmones no ha querido contestar a las críticas que ha hecho la oposición a la gestión que el Gobierno del PP ha realizado en materia de refugiados. "Quiero sacar esto de la pendencia política. Acepto las críticas, pero no voy a contestarlas", ha respondido la parlamentaria, que se ha limitado a agradecer el trabajo realizado por las organizaciones sociales y ha recordado que habrá todos los fondos "que se necesiten" para acoger hasta 35.000 personas personas, según los datos que maneja el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

La primera crítica que ha recibido la propuesta presentada por el PSOE ha venido de la mano del diputado de ERC, Joan Tardà, que ha pedido que se incluya en el texto que sean las CCAA las que gestionen los recursos. Tardà ha asegurado que España es "un fortín" y que no puede considerarse "un ejemplo en materia de refugiados".

Para el diputado de Amaiur, Jon Iñarritu, el Gobierno del PP no recuerda que en Melilla hay más de 1.500 sirios "hacinados en un CETI" a la espera de un visado humanitario necesario para poder continuar su viaje. "Su ministro los calificó de goteras, los criminalizó y señaló como potenciales yihadistas, habló de efecto llamada", ha criticado Iñarritu al titular de Interior.

Para Emilio Olabarría (PNV) la "retórica" utilizada este martes a la hora de abordar el problema de los refugiados sirve para "encubrir problemas que hay que resolver". Su grupo ha retirado las enmiendas presentadas al texto inicial porque ha considerado que el "consenso" en esta ocasión era más importante. Pero ha apuntado en varias ocasiones que faltaban "muchas cosas" y que lo más positivo es haber conseguido dar "dimensión europea" a esta crisis. Para Olabarría hablar de políticas de cuotas y que las "instituciones públicas hayan sido adelantadas por la sociedad civil" son dos de los principales problemas.

Finalmente, Ricardo Sixto (Izquierda Plural) ha destacado que en el debate (aunque no lo ha sido realmente) haya habido una "voluntad importante de consenso de todos los grupos parlamentarios". Sixto no ha querido dejar pasar la ocasión para recordar que en el caso de los refugiados hay importantes diferencias visiones políticas en cada uno de los grupos. "Esta es una declaración de mínimos y no cierra el proceso", ha concluido el diputado.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2015 - 21:03 h

Descubre nuestras apps