El Gobierno aprueba una ayuda de 10 millones de euros a Canarias para atender a los menores extranjeros no acompañados

María Jesús Montero durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El aumento de las llegadas de migrantes a Canarias en los últimos meses ha desbordado la débil red de acogida de menores tutelados en las islas. El Gobierno regional, del que depende la atención de los niños migrantes que viajan solos, lleva meses pidiendo al Ejecutivo central apoyo económico y la activación de traslados de una parte de los menores no acompañados a otras zonas de España. Este martes, el Consejo de Ministros ha respondido con la aprobación de una subvención de 10 millones de euros destinada a la asistencia de niños y adolescentes migrantes en el Archipiélago. También ha autorizado una ayuda de 6,4 millones de euros para la atención de estos menores en Ceuta y Melilla.

La primera subvención, destinada al Gobierno de Canarias, "responde a la necesidad de tomar medidas de interés público y de carácter social y humanitario para atender de manera inmediata a los menores" ubicados en en esta comunidad autónoma que, "por su localización geográfica, ha recibido en este año 2020 un gran número de estas personas menores de edad", han detallado fuentes del Ejecutivo central. La ayuda, procedente de la asignación de los Presupuestos Generales del Estado a la Vicepresidencia de Derechos Sociales, se dirigirá "al mantenimiento y mejora de los servicios de atención y acogida, información, asistencia social, protección y formación" de los niños y adolescentes migrantes que llegaron a las islas sin la compañía de un familiar.

Según un informe del Gobierno de Canarias, el Archipiélago cuenta actualmente con más de 20 recursos alojativos, puestos en marcha durante este año, en los que se ofrece atención a cerca de 2.000 menores. "Necesitamos con urgencia contar con recursos tanto por parte del Estado como de la Unión Europea que permitan sufragar los costes que debe afrontar Canarias para hacer frente a esta crisis, ya que actualmente no existen fondos ni programas a nivel europeo que ayuden a las regiones en el apoyo con estos menores", indicaba el documento aprobado a finales de noviembre. El Ejecutivo regional también ha pedido a Pedro Sánchez el traslado de 500 adolescentes a otras comunidades autónomas. A pesar del ofrecimiento de País Vasco, Extremadura y Castilla y León para recibir a una parte de estos chavales, el Gobierno central no ha dado luz verde por el momento.

Desde el aumento de las llegadas de pateras a las islas canarias, la Consejería de Derechos Sociales de Canarias ha activado alojamientos de emergencia para atender a los menores extranjeros no acompañados, en muchos casos a través del pago de alquileres ante la falta de una red de acogida con suficientes plazas para atenderlos. En agosto de 2019, el número de adolescentes extranjeros tutelados en las islas era de 328. En estos momentos, la cifra se encuentra en torno a los 2.000. La consejera Noemí Santana se ha reunido este martes en Tenerife con el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, con el objetivo de abordar la situación de estos niños en las islas.

"Es urgente atender las necesidades que tiene Canarias en estos momentos. Por ello, hemos llegado a un acuerdo para que se haga efectiva la acogida digna a la que tienen derecho estos niños y niñas. Hoy aprobamos un decreto para que, antes de final de año, lleguen a las islas 10 millones de euros que permitan financiar esta acogida”, ha indicado Álvarez tras el encuentro. En cuanto a la activación de los traslados de menores a la península, la consejera de Derechos Sociales se ha mostrado optimista. "Esperamos que en diciembre y enero se formalice la posibilidad de que los niños vayan a otras comunidades autónomas", ha indicado Santana, quien ha matizado que se trata de un procedimiento más complejo que en el caso de las derivaciones de los adultos al resto de España, pues la comunidad autónoma es responsable de la tutela de estos niños y adolescentes.

Por otro lado, la segunda subvención se destinará a las ciudades autónomas y tendrá un importe total de 6,4 millones de euros (4,1 millones para Melilla y 2,3 para Ceuta). En este sentido, la ayuda se destinará al "mantenimiento y la mejora de la atención prestada" en los centros de acogida de menores extranjeros no acompañados. Las ONG llevan años cuestionando la atención ofrecida por las ciudades autónomas, especialmente en Melilla, a estos niños y adolescentes.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2020 - 13:55 h

Descubre nuestras apps

stats