La portada de mañana
Acceder
El virus que cambió nuestras vidas pone a prueba a los gobiernos en Galicia y Euskadi
EEUU rompe con la OMS, la pandemia fuera de control y segunda ola en Israel
OPINIÓN | Osadía antidemocrática, por Elisa Beni

El Gobierno devuelve en caliente a cerca de 40 personas que llegaron en patera a las islas españolas de Chafarinas

Una de las personas que este viernes llegaron a Chafarinas intenta resguardarse del frío antes de ser finalmente devueltas a Marruecos.

El Gobierno ha devuelto en caliente a Marruecos a cerca de 40 personas que llegaron en patera este viernes a las Islas Chafarinas, de soberanía española. La Delegación del Gobierno en Melilla y el Ministerio del Interior han confirmado el retorno inmediato de estas personas por parte de las autoridades del país vecino, a pesar de encontrarse en suelo español. Según el testimonio de los expulsados, recogido por la ONG Caminando Fronteras, entre ellos había niños y personas enfermas.

"En relación a la patera en Chafarinas, Marruecos ha procedido, este mediodía, al rescate de unas 40 personas, trasladados al puerto seguro más cercano (en Marruecos)", ha afirmado la Delegación del Gobierno de Melilla en un comunicado consensuado con Interior. Estas personas se encontraban en la deshabitada Isla Congreso, que forma parte del archipiélago de Chafarinas -de soberanía española-, según las localizaciones enviadas a la organización Caminando Fronteras por las personas que pedían auxilio, notificadas por esta a Salvamento Marítimo.

Desde la Delegación del Gobierno de Melilla defienden que dicha actuación ha cumplido con "el derecho marítimo internacional, cumpliendo así, tanto España como Marruecos, con sus obligaciones de rescate". No obstante, los migrantes se encontraban en suelo español, por lo que la responsabilidad sobre ellos recaía en las autoridades españolas, según la legislación internacional.

Según ha denunciado la activista Helena Maleno a eldiaio,es, entre las personas devueltas de forma automática había menores, personas enfermas y varias personas que habían declarado su intención de solicitar asilo. En concreto, al menos dos migrantes de origen etíope, un país considerado emisor de refugiados. Desde Interior aseguran "no tener más información" acerca de la manera en que se ha producido dicho operativo.

Según el relato de los hechos realizado por Caminando fronteras, la embarcación con 43 personas alcanzó la Isla Congreso alrededor de las 6 de la mañana. "A las 8 y 18 nos envían una localización Whatsapp, y lo comunicamos a Salvamento Marítimo. Durante todo el día nos han enviado fotos y vídeos: había niños enfermos, enfermos", ha explicado la fundadora de la ONG, Helena Maleno. La organización ha registrado una queja al defensor del pueblo alertando de la situación y solicitando la asistencia inmediata de las autoridades españolas.

"A las 15 y 36, nos han sido devueltas, sin supervisión, sin abogado", ha alertado la activista. La ONG ha grabado el testimonio de una de las mujeres expulsadas, quien asegura que la Guardia Civil recogió a los supervivientes pero, en vez de trasladarlas al puerto de Melilla, como suele ocurrir, fueron devueltas a Marruecos. El comunicado del Gobierno, la única información oficial, no menciona la intervención de los miembros del Instituto Armado. este medio ha preguntado al respecto al Ministerio del Interior, pero no han aportado más información.

"Nos cogieron en dos grupos. Fue la Guardia Civil la que vino a por nosotros a la Islas Chafarinas", ha asegurado a la ONG una de las mujeres devueltas. "Creíamos que el primer grupo había lo habían llevado a la ciudad de Melilla, pero empezamos a escuchar árabe. Ahí es cuando supimos que no eran españoles, sino que estábamos en Marruecos", indica el audio difundido por Caminando Fronteras. La ONG ha confirmado que uno de los hombres etíopes ha sido derivado al hospital, mientras que el resto de personas expulsadas "han sido desplazadas" al sur del país.

En 2014, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) reprendió al Gobierno de Mariano Rajoy la expulsión a Marruecos de siete migrantes que habían declarado su intención de solicitar asilo tras arribar a las Islas Chafarinas. En su comunicado, ACNUR indicaba que estos hechos implicanban "una denegación del acceso al procedimiento de asilo en España, lo que contravendría la legislación vigente y los compromisos internacionales adquiridos" por nuestro país.

En aquel momento, el Gobierno de Rajoy justifcaba, como ha hecho este viernes el Ejecutivo de Sánchez, que "todo se hizo bajo la legislación vigente".

La Ley de Extranjería establece que "si una persona accede a España de forma irregular, los encargados de la custodia de costas y fronteras que hayan interceptado a los extranjeros los conducirán a la mayor brevedad posible a la correspondiente comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, para que pueda procederse a su identificación y, en su caso, a su devolución. Tanto la normativa estatal como la legislación internacional blindan al migrante de su derecho a ser expulsado con garantías, con acceso a asistencia letrada, intérprete y derecho a recurso.

La legislación que trata de regularizar las devoluciones en caliente, pendiente de la resolución del Tribunal de Estrasburgo, solo permite las expulsiones inmediatas cuando la entrada irregular se produce a través de las vallas de Ceuta y Melilla.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats