Malta acepta desembarcar a las 54 personas rescatadas hace un día por el velero de una ONG italiana

Imagen de archivo de un rescate de medio centenar de migrantes en el Mediterráneo central

EFE / Desalambre

El final del último rescate de una ONG en el Mediterráneo, el de Sea Watch, se prolongó más de medio mes, hasta su capitana, Carola Rackete, decidió entrar sin permiso en puerto italiano para poner fin a la situación. Esta vez, la espera ha durado menos de un día. El Gobierno de Malta ha informado de que un barco de las Fuerzas Armadas se encargará de trasladar a un puerto de la isla a las 54 personas rescatadas este jueves por la ONG Mediterránea Saving y a los que Italia negaba su acceso a aguas territoriales. 

En una nota, afirman que esta decisión se ha tomado tras contactar con el Gobierno italiano y acordar que en cambio serán reubicados en Italia otros 55 migrantes que se encuentran ahora en Malta. 

"Este acuerdo no afecta a la situación en la que se llevó a cabo esta operación y en la que Malta no tiene alguna responsabilidad legal, sino que forma parte de una iniciativa que promueve el espíritu europeo de cooperación y buena voluntad entre Malta e Italia", añade el comunicado del Gobierno maltés.

El velero Alex de la ONG italiana Mediterranea Saving Humans socorrió este jueves a 54 migrantes en aguas internacionales frente a Libia, entre ellas cuatro mujeres en avanzado estado de gestación y ocho niños. La organización ha confirmado a eldiario.es que se encuentra a la espera de las naves maltesas. 

La misma ONG comunicó que Malta esta mañana había dado su autorización al desembarco, pero ha dicho  en Twitter que "debido a las características de este barco y las condiciones psicofísicas de las personas a bordo no estaban capacitados para afrontar la travesía hacia Malta".

Han dado, sin embargo, su total disponibilidad para que lanchas maltesas o de la Guardia Costera italiana transborden a los migrantes a tierra firme. El ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, ha dicho que Malta ha dado la disponibilidad a la llegada del barco, y por tanto se ha indicado un puerto seguro. "En caso de desobediencia se trataría de un caso de una gravedad inaudita", ha afirmado.

Durante la jornada de este jueves, el barco de la ONG catalana Open Arms asistió a los 54 migrantes rescatados. Su fundador, Òscar Camps, que se encuentra a bordo, afirmó en Twitter que se habían propuesto para llevar a Malta a los migrantes rescatados, pero que las autoridades de este país rechazaron el ofrecimiento "por motivos políticos".

Esta vez, al contrario que en el caso Sea Watch, que tras 16 días de espera acabó con el arresto y posterior liberación de la capitana por haber forzado la entrada en el puerto, parece haberse resuelto con rapidez.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2019 - 11:01 h

Descubre nuestras apps

stats