Los 'populares' europeos piden que la UE financie vallas en las fronteras para frenar migrantes: "No seamos ingenuos"

El secretario general del PPE, Antonio López-Istúriz; el presidente del PPE en el Parlamento Europeo, Manfred Weber; el presidente del PP, Pablo Casado; y el vicepresidente del PPE en la Eurocámara, Esteban González Pons.

Vallas en las fronteras contra los migrantes con dinero europeo. Es lo que está pidiendo el presidente del PP europeo en la Eurocámara, Manfred Weber, quien aspira a presidir también la familia política, el Partido Popular Europeo. "Para los populares europeos es muy difícil entender por qué la UE no puede financiar una valla física a lo largo de la frontera con Bielorrusia", ha afirmado Weber en Politico: "Se está librando una guerra híbrida, no debemos ser ingenuos. Es una cuestión de defendernos y asegurarnos de que decidimos a quién se le permite entrar en Europa nosotros, no al dictador Lukashenko".

Weber ha insistido en su argumento en una entrevista con un medio lituano, LRT: "El Partido Popular Europeo, que es el más grande del Parlamento Europeo, no entiende por qué Europa no puede financiar la construcción de una barrera física en la frontera con Bielorrusia. Conocemos las amenazas: es una guerra híbrida. El régimen bielorruso, Alexander Lukashenko, está librando una verdadera guerra híbrida no solo contra Lituania sino contra toda la Comunidad, y debemos defendernos. Creemos firmemente que se deben utilizar recursos financieros para la construcción de la frontera".

"La gente necesita entender la realidad y espero que cambien las posiciones de la izquierda y los liberales", prosigue Weber: "Tampoco quiero ver fronteras en el mundo, pero si técnicamente no es posible protegerse de otra manera, por favor dennos otra respuesta. No lo escucho de la Comisión Europea [presidida por otra popular alemana, Ursula von der Leyen], por eso apoyo a Lituania".

Weber, así, se coloca del lado del llamamiento de 12 países miembros para financiar una barrera física con dinero comunitario a raíz del aumento de los migrantes que llegan a la UE desde Bielorrusia.

Austria, Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Grecia, Hungría, Lituania, Letonia, Polonia y Eslovaquia han firmado una carta adelantada por Politico en la que piden: "La barrera física parece ser una medida de protección fronteriza eficaz que sirve a los intereses de toda la UE. Esta medida legítima debería ser financiada adicional y adecuadamente con cargo al presupuesto de la UE como una cuestión prioritaria".

No obstante, el asunto se debatió en la última cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, pero fue desechado. La propia presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, lo descartaba tras la reunión: "No habrá financiación de vallas ni muros". Bruselas lleva desde 2015 resistiendo las presiones de algunos países para hacerlo.

Tanto Letonia como Lituania han decidido instalar al menos barreras fronterizas temporales, principalmente alambradas con concertinas, mientras que Letonia proyecta levantar una permanente a partir del próximo año. Ambos países han prohibido que la prensa acceda a las zonas fronterizas con Bielorrusia, vetando así una cobertura informativa independiente de lo que suceda en la zona, informa Efe.

El Gobierno polaco ya anunció en agosto que levantará un muro de 2,5 metros de alto a lo largo de su frontera con Bielorrusia para frenar lo que califica de "guerra migratoria" impulsada por Lukashenko.

Etiquetas
Publicado el
27 de octubre de 2021 - 15:21 h

Descubre nuestras apps

stats