eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Junta de Andalucía retira el decreto que exige personal en las gasolineras automáticas

La Comisión Europea (CE) está obligando a las comunidades autónomas, que tienen normativas contrarias a la implantación de este tipo de estaciones, a dar marcha atrás porque son contrarias al libre mercado

- PUBLICIDAD -
Gasolinera

Gasolinera EFE / Murcia

La Junta de Andalucía ha retirado el decreto que pretendía aprobar en los próximos meses y que obligaba a las gasolineras automáticas a contar con al menos un trabajador para poder operar durante el tiempo que ésta permaneciera abierta. Este decreto ha sido finalmente retirado ante la carencia invalidante puesta de manifiesto por la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae), según informa Europa Press.

Aesae, ante la "falta de transparencia y la negativa" a dar acceso al expediente, presentó un recurso ante los tribunales. Finalmente, por la falta de transparencia, la Junta ha decidido, ante el Tribunal Superior de Justicia de Andaluciía (TSJA), órgano competente para este litigio, dar marcha atrás en su objetivo de aprobar la norma que obligaba a las gasolineras automáticas a tener personal.

No obstante, y "ante una clara vocación de defender a las estaciones tradicionales" por parte de la Junta de Andalucía, el 25 de diciembre de 2017 se aprobó una modificación de la Ley de las Personas con Discapacidad por la que se obliga a las estaciones desatendidas a tener personal.

Estas actuaciones llegan en un momento en el que la Comisión Europea (CE) está obligando a las comunidades autónomas, que tienen normativas contrarias a la implantación de este tipo de estaciones, a dar marcha atrás, pues según la CE son contrarias al libre mercado y a la libre competencia, según ha recordado la asociación en un comunicado.

Esta falta de competencia provoca que cada familia andaluza tenga que pagar "más de 300 euros al año", según la OCU, respecto al resto de la regiones. "La apertura de una estación de servicio automática no solo beneficia a los que la eligen, sino a todos, porque cuando una gasolinera de este tipo abre el precio de los carburantes disminuye en la zona de influencia en una media de 10 a 15 céntimos por litro", ha explicado el presidente de Aesae, Manuel Jiménez Perona.

Según la asociación, actualmente las barreras que existen para las personas con discapacidad "están presentes en muchas estaciones de servicio". Los problemas que presentan son barreras arquitectónicas, surtidores a altura excesiva, etcétera. "Estos obstáculos son insalvables a pesar de que haya una persona en la gasolinera. El problema es de diseño y de no pensar en estas personas", explica Jiménez Perona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha