Los mercados apuestan contra OHL tras el escándalo de presuntos sobornos en México

Villar Mir, en la última junta de accionistas de OHL. EFE

El escándalo de presuntos sobornos a políticos y magistrados mexicanos por parte de la filial de OHL en ese país está pasando factura a la cotización de la constructora que preside y controla Juan Miguel Villar Mir, marqués de Villar Mir, íntimo del rey Juan Carlos y exministro del tardofranquismo. Y son muchos los inversores que ya están apostando a la baja contra los títulos de la constructora española presagiando que se ahonde el descalabro bursátil. Una de cada cuatro acciones que cotizan en bolsa están ya en manos de estos especuladores que están esperando a que el precio baje.

Varias grabaciones revelan presuntos sobornos de OHL al Gobierno de México

Varias grabaciones revelan presuntos sobornos de OHL al Gobierno de México

La cuesta abajo de los títulos se inició el pasado 7 de mayo, cuando estalló el escándalo en México, detallado en una serie de grabaciones colgadas en YouTube que delatan los supuestos manejos de directivos de la constructora para lograr adjudicaciones en ese país. Desde entonces, la cotización de la filial mexicana de la compañía ha caído un 33%, mientras que la matriz, que este martes sumaba su noveno retroceso consecutivo, se ha dejado un 16,6% desde esa fecha, con lo que su capitalización se ha reducido en 335 millones de euros, hasta los 1.676 millones actuales. Con ello, la participación de Villar Mir, vehiculada a través de Inmobiliaria Espacio (que tiene un 58,4% de la constructora) se ha depreciado en 195 millones de euros en menos de un mes.

Lo peor para los accionistas de OHL es que las posiciones bajistas que empezaron a aflorar a mediados del año pasado al calor del elevado endeudamiento de la empresa (más de 6.000 millones de euros al cierre del primer trimestre) están en el nivel más alto de la historia de la compañía.

Estos inversores toman prestadas acciones para venderlas y recomprarlas más tarde, con la expectativa de que el precio caiga más y ganar con la diferencia. El mes pasado superaron por primera vez el 9% del capital de la constructora, una cifra sin precedentes para la empresa. OHL es la compañía del Ibex 35 con más posiciones de este tipo en este momento.

Ese porcentaje equivale a unos 9,2 millones de acciones de OHL. Si se tiene en cuenta que el capital de la compañía que fluctúa libremente en bolsa es de aproximadamente el 37,5% del total, esa cifra implica que casi un 25% de los títulos de OHL que no pertenecen a grandes accionistas (los que tienen participaciones superiores al 3%) están en manos de inversores que confían en que la cotización de la compañía se siga despeñando.

La joya de la corona

México es la joya de la corona de OHL. Es el tercer país que más aporta a la cifra de negocio de la compañía (un 13,3% del total en 2014) y está destinado a ser su principal mercado, según anunció a principios de marzo su consejero delegado, el exministro Josep Piqué, durante la presentación del último plan estratégico de la constructora.

El último aviso ha llegado esta misma semana de la mano de la agencia de calificación de riesgos Fitch, que ha seguido los pasos de Moody's y ha puesto a OHL en perspectiva negativa (esto es, podría bajarle el rating) ante la caída en bolsa de su filial mexicana, que podría obligar a su matriz a inyectarle capital.

Villar Mir, el directivo más longevo del Ibex (cumple 84 años en septiembre), imputado por las donaciones ilegales al PP en el marco del caso Bárcenas, sostiene que las grabaciones que desvelan supuestamente dichas prácticas han sido manipuladas, interceptadas ilegalmente y que todo forma parte de una campaña mediática de difamaciones. Mientras, los analistas de bolsa han empezado a dar la espalda a OHL, que la semana pasada nombró consejera independiente a Macarena Sainz de Vicuña Primo de Rivera, bisnieta del dictador Miguel Primo de Rivera.

Si el pasado 13 de mayo Goldman Sachs consideraba que el riesgo regulatorio de su filial mexicana "se ha incrementado", un día antes Barclays advertía en otro informe del riesgo de que el proceso de auditorías anunciado por el Estado de México sobre las adjudicaciones a la empresa podría implicar "la suspensión de cualquier incremento de tarifas en el Viaducto Bicentenario", la autopista que de momento centra las sospechas, y que OHL se adjudicó cuando el actual presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, era gobernador del Estado de México.

Este martes, la compañía anunciaba que iniciará una investigación sobre las grabaciones que involucran a su actual director jurídico en México, Gerardo Fernández, en supuestos sobornos a magistrados, pero, a diferencia del otro directivo más rotundamente señalado en el escándalo (Pablo Walentin, ya dimitido), le mantiene en el puesto. "El Consejo acordó no separar al director jurídico, pero sí abrir una investigación que corrobore la falsedad de la grabación", indicó la empresa en un comunicado.

Pese a estos problemas en la filial mexicana, Villar Mir se centró la semana pasada en valorar los resultados políticos en España. Aunque en un principio manifestó su "preocupación", luego defendió el desempeño de la posible alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Etiquetas
Publicado el
2 de junio de 2015 - 20:35 h

Descubre nuestras apps

stats