BBVA quiere colocar un fondo o un seguro a uno de cada dos clientes para crecer en comisiones

Sede corporativa del BBVA, en el distrito de Las Tablas en Madrid. EFE/Emilio Naranjo/Archivo

BBVA ha fijado este jueves las líneas principales de su estrategia a nivel global y en sus tres mercados clave: México, España y Turquía. El banco ha señalado para el mercado español que quiere centrar sus esfuerzos en "negocios rentables", entre los que ha destacado el crédito al consumo, los préstamos para pymes y la gestión de ahorros de los clientes. El objetivo, como ha trazado el consejero delegado Onur Genç, es el de aumentar los ingresos por comisiones.

El grupo se ha trazado una serie de hitos en los próximos tres años, hasta finales de 2024. El principal ha sido el que se refiere a la gestión de fondos de inversión y el negocio asegurador. Peio Belausteguigoitia, responsable del banco en España, ha fijado el objetivo de que uno de cada dos clientes españoles de la entidad tenga contratado o un fondo de inversión o un seguro. Actualmente lo tiene menos de un tercio. Estos negocios son intensivos en comisiones, una línea de ingresos en los que la banca está centrando su estrategia, ante los bajos tipos de interés que reducen su facturación por esta vía.

Respecto a los créditos al consumo, el BBVA aspira a crecer un 30% en este negocio durante los próximos tres años. También en el negocio de atención a las pymes. Estos préstamos suelen tener tipos de interés que superan con creces los de hipotecas y grandes empresas, pero traen aparejado un aumento del riesgo de impago. El responsable del banco en España ha asegurado que se pretende crecer sin tener que aumentar la exposición al riesgo de la entidad.

Con estas dos palancas, el banco defiende que es capaz de captar 3,6 millones de clientes más en estos tres años, lo que supondría duplicar el ritmo de captación de los años anteriores. Para ello, la entidad ha dejado abierta la opción de recuperar la búsqueda de fusiones en España, tras el fiasco que supuso la negociación con Sabadell hace ahora un año. "Respecto a Sabadell, ya saben que estuvimos en conversaciones con ellos y que las tuvimos que suspender porque no alcanzamos un acuerdo sobre los términos de la operación. Veremos qué nos depara el futuro", ha asegurado Carlos Torres, presidente de BBVA durante el encuentro con inversores.

Belausteguigoitia ha asegurado que "no está previsto" que en los próximos tres años se produzca una nueva reestructuración en la empresa tras el ERE realizado este ejercicio. Sin embargo, ha enfatizado en la pérdida de relevancia que van a tener las oficinas bancarias. Según ha apuntado, el crecimiento al que aspira el banco, se basará en los canales "remotos", que aspira a que supongan el 50% de la "fuerza de ventas", en detrimento de las oficinas físicas. "Vamos a seguir reduciendo costes", ha enfatizado.

Torres y Genç han optado por no concretar los planes de fusiones tanto en España como en el resto de mercados en los que se encuentra, aunque han apuntado que cuentan con capital para abordar operaciones de "crecimiento". Una de ellas se ha anunciado en los últimos días con la opa emitida sobre el 51% de acciones que no tiene de la filial turca, que cotiza en Bolsa. El banco aspira a tener el 100% de las acciones o, al menos, a superar el 50% para ir incrementando la participación en el futuro, tal y como ha detallado Torres. El directivo ha defendido esta operación pese a las dudas planteadas por los inversores, que han advertido de los riesgos. "Tenemos una visión de invertir a largo plazo, pese a la volatilidad a corto", ha señalado.

Los dos ejecutivos han sido los encargados de avanzar las líneas a nivel global del banco, que pasa por crecer en los mercados emergentes, mientras que para las economías desarrolladas ha señalado a su plataforma digital como método de entrada a nuevos países. Hace unas semanas ha aterrizado en Italia, donde no tenía presencia física, con su aplicación. El resultado de esta operación determinará si el banco hace lo mismo en otros mercados, aunque con "cautela", según ha señalado Genç.

Además, el banco ha anunciado que aumentará el dividendo que ofrece a los accionistas, pasando del compromiso de entre el 35% y el 40% del beneficio, a entre el 40% y el 50%. A ello se suman los planes para acelerar la captación de clientes en todo el mundo y de mejorar la rentabilidad del negocio. Sin embargo, la Bolsa ha respondido negativamente a lo anunciado por el banco, al caer un 5,5% en un solo día, debido a la baja de tipos en Turquía que se une a las jornadas negativas previas desde que anunció la opa sobre su filial turca.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats