ENTREVISTA Secretario general de CCOO en Bankia

Manuel García: “Ya hubo un recorte hace dos años de más de 4.000 personas en Bankia y CaixaBank. Es complicado así hablar de salidas”

Manuel García, secretario general de CCOO en Bankia.

El sector bancario acumula más de una década con miles de empleos perdidos a causa de la reestructuración del sector, las fusiones de entidades, el cierre de oficinas y los procesos de digitalización. Ahora, las negociaciones entre Bankia y CaixaBank para unirse en el mayor banco español han vuelto a poner el foco en el futuro del empleo en la banca. Manuel García es el secretario general de CCOO en Bankia, primer sindicato tanto en la entidad pública como la catalana. Explica que una operación de este tipo se rumoreaba desde hace tiempo y asume que “excedentes de empleo va a haber”, al ser dos grupos que comparten su implementación en varias regiones de España. El objetivo sindical, apunta, será trabajar para que el recorte de empleo sea el menor posible y evitando medidas traumáticas, para lo que se necesitará que sea en varios años. 

¿Cómo recibió el jueves la plantilla el anuncio de que CaixaBank y Bankia comenzaban a negociar su fusión?

Esto era algo que se veía venir. Se trataba de rumores quinielísticos. No viene de ahora sino de hace más tiempo. Se iba a tratar de una concentración bancaria si no ordenada, sí amparada por estamentos tanto nacionales como comunitarios, como son el Banco Central Europeo, el Banco de España o el propio FROB. Alguno tenía que acertar, pero no parecía que fuera a ser CaixaBank la entidad con la que fuéramos a fusionarnos. Las quinielas apuntaban a BBVA o Sabadell. Ahora estamos expectantes a ver qué puede pasar, pero ya lo estábamos digiriendo, poquito a poco. Sí ha causado sorpresa por como se ha hecho, anunciándolo un jueves a las tantas de la noche.

Finalmente apunta que será CaixaBank la entidad con la que se fusione Bankia. Se señala que algunas comunidades como Madrid, Comunitat Valenciana, Murcia o Andalucía tienen fuerte presencia de los dos bancos ¿Será esto más perjudicial para el empleo que si se hubiese apostado por una operación con otra entidad, por ejemplo Sabadell?

No. Nosotros acabamos de terminar un proceso de integración, firmando a finales de julio el acuerdo de armonización de condiciones de los trabajadores que procedían de BMN [Absorbida en 2018 por Bankia]. Lo que ocurre es que BMN era un banco que estaba implantado más en el Levante y no tanto a nivel estatal. En el caso que nos ocupa ahora, tanto CaixaBank como su hubiera sido BBVA o Sabadell, tienen fuerte implantación a nivel estatal, y ya no sería lo mismo como con BMN. BBVA o CaixaBank son dos monstruos. Quizá Sabadell es más pequeño que Bankia, con un negocio algo diferente y centrado en empresas, pero el solapamiento se hubiera dado igualmente. Las duplicidades van a existir en todos los territorios nacionales. 

Desde que se conoció que la negociación había comenzado entre ambas entidades, se miró al complicado futuro del empleo en la entidad que surgiera de la fusión ¿Cómo afrontan este proceso?

Primero hay que esperar a que esta negociación llegue a buen puerto. Ha habido otros intentos frustrados de fusiones bancarias como Liberbank y Unicaja. Habrá que esperar a los consejos de administración y las juntas de accionistas, aunque aparentemente el FROB y todo el mundo está de acuerdo. Primero será la fusión y luego el balance de cifras de empleo. Se están publicando muchos datos, algunos medios hablan de 5.000 empleos perdidos y los más agoreros de 15.000. Dependerá de si son cifras que se puedan acometer sin ningún tipo de daño más allá de salidas voluntarias. Excedentes se van a plantear y nuestro objetivo será dar la mayor garantía de empleo posible. Que en la viabilidad futura se preserven las condiciones salariales y laborales de los que se queden. Donde se planteen excedentes, el objetivo es que las salidas voluntarias tengan la mayor confianza en el sentido de que puedan salir dignamente y abordar una voluntariedad sin duda. Dependerá del número que se plantee y si es descabellado y lo quieren hacer de una vez. Si son 15.000 y en un año, será imposible [cubrir con bajas voluntarias], pero 8.000 y en tres años, será abordable dentro de las dificultades que entraña. Eso todavía no lo sabemos pero excedentes va a haber y no tiene sentido mirar a otro lado. Excedentes de plantilla tendrá que haber, pero intentaremos que sean los menos posibles y en un plazo de dos, tres o cuatro años.

Bankia acude a este proceso tras haber realizado ya un ajuste de plantilla en 2018 por la entrada de BMN

En 2018 fruto de la fusión con BMN se planteó un escenario de más de 4.000 personas por parte de la compañía, que dejamos finalmente en 2.000. Buena parte de las plantilla de esas edades [para prejubilación y bajas incentivadas] ya salió. Ha habido nuevas personas que han cumplido años desde entonces y que lo hará durante el año que viene. CaixaBank viene también de un ERE de 2019 con otras 2.000 personas de salida. Por tanto, ya hubo un recorte hace dos años de más de 4.000 entre ambas. Es complicado así hablar de salidas de gente con esas edades. Se debería hablar de 6.000 o 5.000 si se quiere hacer en un año, pero todavía no nos hemos puesto a ello. Habrá que ver qué expectativas tiene la nueva empresa pero hubo dos procesos muy recientes de salidas en ambas casas.

Se está apuntando a que el coste de despido podría ser mayor para un trabajador que proceda de CaixaBank que para uno que venga de Bankia, ¿es acertado afrontar el proceso en esos términos?

Cada uno habla de su cosecha. El coste medio por empleado es más barato que el de CaixaBank. En el momento en que se produzcan salidas pactadas, si fueran por un porcentaje de la retribución que tienes, evidentemente el coste de una salida media es más barato en Bankia que en CaixaBank. Eso, que es cierto, podríamos estar situados en un coste empresarial en unos 63.000 euros por empleado en Bankia y en CaixaBank, unos 74.000. Esa lectura existe, pero dependerá de los criterios empresariales que uno afronte. Si se trata de un proyecto para darle viabilidad y una cuenta de resultados mejor al grupo, no tiene sentido quedarnos solo con los caros cuando ambos hacen lo mismo. No creo que usen el criterio de abaratamiento de salidas con los empleados de Bankia por los de CaixaBank. Habrá que buscar equilibrios, no solo en cuestión de coste sino en productividad, territorial… La noticia era alarmista para los empleados de Bankia pero con un criterio empresarial eficaz nadie en su sano juicio haría eso.

Ustedes trabajan en una entidad nacionalizada, ¿cambiaría en algo su situación y sus condiciones en un grupo con mayoría de capital privado?

Eso es un error muy habitual, no somos una entidad nacionalizada, somos una entidad participada mayoritariamente por el Estado. No habrá diferencia en ese sentido en el cambio. Nosotros la única diferencia es que la plantilla, en su retribución, entre 2012 y 2015 ha visto suspendidas las aportaciones a planes de pensiones, trienios, etc en su momento acordadas por la inyección del estado pero luego fueron recuperadas y somos trabajadores normales y corrientes.

¿Se han puesto ya en contacto con sus compañeros de CaixaBank para valorar el proceso? Y las compañías, ¿les han informado ya de algo?

Somos mayoritarios [CCOO] aquí y en CaixaBank,y lideraremos el proceso. Estamos trabajando viendo nuestros mapas y nuestros datos. De información oficial por parte de la empresa nada, ni de manera formal ni informal. Intuyo que la semana que viene tendremos algún tipo de información por reuniones telemáticas. Como sindicato, la madrugada del día cuatro ya confeccionamos una plantilla para informar tanto en Bankia como en CaixaBank, la información será la misma.

¿Qué horizonte temporal vislumbran para que se comience a tratar el tema del empleo en la nueva entidad?

Si todo va así, tras la aprobación de los consejos, será el turno de las juntas de accionistas, la due diligence, la aprobación de estamentos, y la consolidación de cuentas, que podría ser en diciembre. Una vez consolidada sería el turno para las plantillas, se plantearían entonces excedentes de servicios centrales, oficinas, etc, pero sería ya para el primer trimestre.

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2020 - 23:41 h

Descubre nuestras apps

stats