La portada de mañana
Acceder
La decisión de perimetrar 10 comunidades "no puede responder a un festivo"
El Gobierno encarrila los Presupuestos tras limar diferencias con el PNV
OPINIÓN | Acabaremos encerrados, por Elisa Beni

Los colectivos por la vivienda irrumpen en la Feria SIMA para realizar una acción sorpresa contra la especulación

Manifestación de colectivos por la vivienda digna en SIMA 2018, el Salón Inmobiliario de Madrid.

La vigésima edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) ha abierto este jueves sus puertas en un ambiente de optimismo por la recuperación del sector. Quienes llevan muchos años acudiendo a esta feria relatan que se mide su éxito por el tamaño y altura de los stands de inmobiliarias y constructoras que aquí ofertan sus viviendas, oficinas y solares. Cuentan que antes de estallar la burbuja inmobiliaria se montaban verdaderos palacetes y se ocupaban varios hangares. Con la crisis, el tamaño de los expositores se redujo considerablemente y la feria quedó confinada a un solo pabellón. Pero este año, con los precios y las hipotecas firmadas con alzas de dos dígitos, se vuelven a ver stands más lustrosos y se espera una mayor afluencia de público.

Un ambiente confortable y complaciente que se ha visto perturbado por la irrupción de un grupo de representantes de colectivos por la vivienda y afectados por desahucios. La acción sorpresa (entraron con las acreditaciones que se pueden conseguir a través de internet) ha obligado a retrasar una hora la inauguración oficial del evento, a cargo del director general de Vivienda, Antonio Aguilar.

Alrededor de unas veinte personas han desplegado pancartas y carteles con lemas como "Mi casa no se vende" y "El SIMA me da grima". Rodeados de personal de seguridad y periodistas, han recorrido los pasillos del pabellón 10 de Ifema, haciendo paradas en aquellos stands que a su juicio eran más merecedores de su censura (Altamira, Colonial o Caixabank). Han acabado en la caseta de la Comunidad de Madrid, que recientemente ha anunciado que recurriría la sentencia que anulaba la venta de 3.000 viviendas públicas a un fondo buitre.

La acción ha finalizado con la lectura de un manifiesto por parte de una de las participantes: "El Salón Inmobiliario de Madrid ofrece en su vigésima edición una amplia oferta inmobiliaria y grandes oportunidades de especulación salvaje con el derecho a una vivienda digna tanto a profesionales del sector como al público general en busca de una forma de explotar a seres humanos", comenzaba.

Y ha continuado: "Los colectivos de vivienda volvemos a denunciar que la SIMA entre los estafadores y las familias estafadas ya es un abismo, y que en este país continúan dejando a las familias pobres sin casa, y con lo puesto". Por ello, explicaban que "vamos a ocupar este espacio para explicar que la compraventa o el alquiler de una vivienda es un derecho fundamental, y no el ámbito de especulación protegida por el poder político que es esta feria". A su juicio, "muchos de los que participan en el SIMA, lo que ofrecen a niñas y niños es la calle, la pobreza, la exclusión. Y no lo vamos a permitir".

La feria SIMA 2018 se celebra desde el 31 de mayo al 3 de junio con 14.500 metros cuadrados de superficie, un 12% más que el año pasado, cerca de 300 expositores, un 13% por encima de 2017 y más de 15.000 viviendas a la venta.

La Comunidad de Madrid concentra el 62% de las viviendas que se comercializarán, casi el 40% en Madrid capital. La mayoría de los inmuebles se sitúan en Vicálvaro (22%), Villaverde (10%), Villa de Vallecas (9%), Carabanchel y Chamartín (8%). El 87% son viviendas libres y el otro 13% disfrutan de algún tipo de protección.

Según la información facilitada por el SIMA, el 72% de la oferta residencial en Madrid es para su uso como primera vivienda y el 28% restante como "primera vivienda y producto de inversión", localizada sobre todo en Vicálvaro, seguido de Chamartín, Salamanca, Moncloa y Centro.

La feria, según sus organizadores, muestra también el "creciente interés internacional" en el sector inmobiliario español, con un 10% del total de expositores de fuera del país. "España se ha convertido en un mercado estratégico para muchos de los más importantes fondos de inversión del mundo, como lo confirman las operaciones realizadas en nuestro país por Blackstone, Cerberus o Värde, entre otros muchos. El apetito inversor está devolviendo el interés por nuestro sector inmobiliario", reza la nota de prensa oficial del evento.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2018 - 14:46 h

Descubre nuestras apps

stats