La portada de mañana
Acceder
Las universidades que incumplan unos mínimos perderán su categoría
Así beneficia a los más ricos la política fiscal de Ayuso
Opinión - La ropa tendida de Rufián, por Neus Tomàs

Competencia propone rebajar un 14% el recibo del gas natural de los usuarios domésticos

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado este jueves la circular que establece la metodología de cálculo de los peajes de transporte, redes locales y regasificación de gas natural, la parte regulada del recibo, para el periodo regulatorio 2021-2026. La propuesta implica, según la CNMC, una bajada de los peajes para los domésticos del 26%. Estos cargos suponen en torno a la mitad del recibo de los hogares, por lo que el descenso final sería del entorno del 14%.

El sector del gas cree que los recortes de la CNMC ahuyentarán la inversión extranjera en deuda española

El sector del gas cree que los recortes de la CNMC ahuyentarán la inversión extranjera en deuda española

En el caso de los industriales, el recorte propuesto es inferior y los peajes se recortarían un 6,7%. Los peajes retribuyen las actividades de transporte y distribución, cuyo montante se estima en 2.880 millones para los 2020.

La propuesta, que afecta a los 7,9 millones de consumidores de gas que existen en España, estará a consulta pública hasta el 30 de septiembre. El objetivo de esta nueva metodología, según Competencia, es definir unas reglas para asignar los costes de las actividades de regasificación, transporte y distribución de forma objetiva, transparente, no discriminatoria y siguiendo criterios de eficiencia en el uso de las infraestructuras.

Una de las principales novedades es que se establecen peajes diferenciados para cada uno de los servicios prestados por las distintas instalaciones del sistema gasista, teniendo en cuenta cuáles están sometidos a competencia internacional.

El objetivo es maximizar el uso de las infraestructuras preservando la suficiencia de ingresos para evitar la formación del denominado déficit de tarifa, al tiempo que se recupera la retribución reconocida a cada actividad. Ese déficit, que hasta junio de este año ha sumado otros 103 millones, asciende actualmente a unos 1.000 millones de euros. El sector sostiene que con el marco actual estaría amortizado en 2022.

La metodología propuesta también tiene en cuenta el nivel de consumo para cada uno de los servicios prestados para que los consumidores con características similares paguen los mismos peajes sin que se produzcan subvenciones cruzadas.

También propone rebajar los peajes para las centrales de ciclo combinado (que funcionan con gas natural) para contribuir a abaratar la generación de electricidad; y se plantea un nuevo peaje para las regasificadoras para ahorrar costes e incentivar su uso, que es muy inferior al esperado. Alguna planta, como la de Sagunto (Comunidad Valenciana), tuvo una utilización cercana al 2% el año pasado.

Peaje "transparente"

El objetivo, según la CNMC, es que todos los agentes conozcan de forma "transparente" cómo se determinan los peajes por el uso de las redes y las instalaciones de regasificación y cuánto suponen en su factura total de gas natural.

Los recortes de los peajes que estima la CNMC incluyen las rebajas que ya ha propuesto el organismo en las circulares publicadas hasta ahora para la retribución del transporte y distribución, que han puesto en pie de guerra al sector y han provocado fuertes caídas de las cotizaciones de empresas como Enagás y Naturgy (antigua Gas Natural).

Las empresas han anunciado la paralización de inversiones, han amenazado con recurrir a los tribunales y aseguran que ahuyentarán a los inversores extranjeros e impedirán cumplir los objetivos de descarbonización planteados por el Gobierno en el Plan Nacional de Energía y Clima remitido a Bruselas, que concede al gas un papel protagonista como energía de transición.

Competencia está publicando estas circulares en el marco de las funciones en materia de fijación de peajes energéticos que el Ministerio para la Transición Ecológica tuvo que otorgarle a principios de año para evitar una sanción de la Comisión Europea a España por no respetar las competencias del regulador energético.

El organismo, cuyo presidente, José María Marín Quemada, acaba mandato el próximo septiembre junto a la vicepresidenta y otros tres vocales (el pleno tiene 10 miembros), defiende que la nueva metodología incentiva las inversiones que pueden satisfacer sus costes y que están justificadas por su utilidad para los consumidores.

Corrección: en la primera versión de este texto, se cifraba incorrectamente el recorte para los consumidores en el 8%

Etiquetas
Publicado el
31 de julio de 2019 - 18:13 h

Descubre nuestras apps

stats