La portada de mañana
Acceder
El cierre en falso de Kitchen y la exculpación del Ibex desinflan el caso Villarejo
Amós García Rojas: "No hay evidencia científica que justifique la tercera dosis"
Opinión - Paradigma de incongruencia, por Javier Pérez Royo

Garamendi niega que apoyara los indultos a los políticos independentistas: "No he dicho que esté de acuerdo"

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, en el seminario 'La economía de la pandemia' organizado por APIE y BBVA en la UIMP de Santander.

La pasada semana, unas palabras de Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, durante una entrevistas fueron entendidas como un respaldo a los indultos de los políticos presos en Catalunya, en línea con la posición expresada por los propios empresarios catalanes en el Cercle D'Economia. Este posicionamiento ha levantado una polémica en algunos sectores que el líder de la patronal pretende ahora zanjar. "Yo no he dicho que esté a favor", ha asegurado durante su participación en los cursos de verano de la UIMP, en Santander. "La frase de los indultos no la digo, si es una confusión por mi parte pido perdón, o si se pudo entender de otra manera", ha enfatizado.

El comité de expertos propone una subida del salario mínimo de entre el 1,3% y el 2% en 2021 en pleno debate en el Gobierno

El comité de expertos propone una subida del salario mínimo de entre el 1,3% y el 2% en 2021 en pleno debate en el Gobierno

Repreguntado por los distintos periodistas, el presidente de la CEOE ha asegurado que son palabras que "se sacan de contexto" y que la CEOE "no ha entrado ni va a entrar" en un tema que considera "político", como es el caso de los indultos. Entiende, eso sí, que las distintas organizaciones que integran la patronal se posicionen, pero que no va a haber un posicionamiento unificado en el seno de la CEOE. "No se puede interpretar de lo que dije que me parecía bien, me entristece lo que estoy viendo porque no lo merecemos", ha enfatizado. "Estoy sufriendo una serie de consideraciones que no me merezco", ha asegurado.

Garamendi ha sido la tercera personalidad del mundo económico en participar en las jornadas que se celebran en la capital cántabra durante esta semana, tras la ministra Nadia Calviño y el presidente del BBVA, Carlos Torres. El líder de los empresarios españoles ha caminado por los distintos temas que afectan a su organización actualmente, especialmente en el seno del diálogo social. Uno de ellos ha sido el debate abierto en el Gobierno al respecto de la subida del Salario Mínimo Interprofesional y que tiene como posiciones encontradas a la propia Calviño con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El presidente de la CEOE se ha posicionado más próximo a las tesis de Calviño, al defender que "no es el momento" para subirlo. "Ahora se trata de consolidar el empleo en las empresas", ha defendido el líder de los empresarios, aunque ha reconocido que entre sus representados "pocos hablan del SMI", porque no afecta a todas las comunidades y sectores. "En este momento no toca porque pensamos que es lo mejor para la economía, con las empresas afrontando problemas de solvencia o de actividad", ha remarcado. Eso sí, ha planteado que la medida es prerrogativa del Gobierno y que los empresarios no tienen "derecho de veto".

Garamendi ha cargado de manera clara contra el grupo de expertos del Salario Mínimo, creado por Trabajo pero con representantes de otras áreas del Gobierno como Hacienda o Asuntos Económicos, así como los sindicatos. La patronal también estaba invitada pero, como el presidente de la CEOE ha recordado, decidieron no participar. "Es un grupo de expertos que van a decir lo mismo que quienes les han elegido", ha apuntado. "Tiene mis respetos pero en mi santa casa tengo cientos de expertos", ha señalado. "No les doy validez a este grupo de expertos".

El líder de la patronal ha asegurado que el objetivo de alcanzar en 2023 un salario mínimo que alcance el 60% del salario medio en España no le afecta. "Es un acuerdo del Gobierno, del PSOE con Podemos, nosotros no tenemos ninguna obligación de hacerlo", ha aseverado.

Garamendi también ha abordado otros de los asuntos sobre la mesa del diálogo social, como es la reforma de las pensiones. El presidente de la CEOE ha asegurado que "nos gusta la música pero nos queda por ver la letra", en referencia a que "no va mal el proceso, pero todavía quedan flecos". Eso sí, el representante patronal ha criticado que el Gobierno tiene "ansias" por "dar noticias todos los días" y que "la confianza y la discreción son mejores compañeras en la negociación".

El tercero de los temas en la mesa que ha valorado es el de la reforma laboral. Garamendi ha recordado que Bruselas no se ha posicionado al respecto de la norma que está vigente, pero sí que hacen falta cambios en cuanto a la contratación o las políticas activas de empleo. El empresario sí ha defendido la regulación que ahora Trabajo quiere modificar, asegurando que cuenta con el respaldo del FMI, la OCDE, el BCE o el Banco de España. "Nos sentaremos en la mesa con la premisa de una posible mejora", ha asegurado. "Si consideramos que se puede mejorar, lo apoyaremos", ha defendido, argumentando que ésta llegaría después del verano. "Si lo que se quiere es restringir, no contará con nuestro beneplácito", ha zanjado.

Garamendi se ha mostrado confiado en que a partir de ahora se va a vivir una mejora de la economía, especialmente gracias a la apertura del turismo y la importante capacidad de gasto que tienen los hogares con el ahorro reservado durante el último año. Así, ha abierto la puerta a que el último acuerdo de extensión del programa de los ERTE, hasta final de septiembre, haya sido el último. "Tienen que ir acabando y este verano se va a vivir una bajada espectacular del número de personas en ERTE", ha apuntado. Si bien, ha enfatizado que todavía quedarán algunos sectores afectados por la falta de actividad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps