La portada de mañana
Acceder
Las estafas con criptomonedas se multiplican y atrapan a inversores
Empresarios acogidos a la amnistía fiscal logran que el Estado les avale préstamos
OPINIÓN | 'Las cuentas de la derecha', por Antón Losada

La negociación sobre pensiones no arranca a falta de la propuesta del Gobierno

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una imagen de archivo.

Laura Olías


2

Han pasado tres semanas y los agentes sociales no han recibido aún “ningún documento” sobre la propuesta del Gobierno para la fase final de la reforma de pensiones, sostienen desde la patronal y los sindicatos a elDiario.es. El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, afirmó que presentaría los planteamientos del Ejecutivo a principios de septiembre, pero aún “no se ha concretado nada”, denunció hace unos días Carlos Bravo, secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO.

Escrivá confirma que el periodo para el cálculo de la pensión no se ampliará a 35 años: "En ningún caso"

Escrivá confirma que el periodo para el cálculo de la pensión no se ampliará a 35 años: "En ningún caso"

El Gobierno pretende abordar dos nuevas materias en este último bloque: los años que se tienen en cuenta para calcular la pensión y el aumento de los que cotizan los sueldos más altos (y las pensiones máximas), como se incluyó en el Plan de Recuperación y Resiliencia. También está pendiente atar el Mecanismo de Equidad Intergeneracional, el llamado MEI, ya aprobado pero que genera algunas dudas en Bruselas.

Sin embargo, más allá de la enunciación de los temas y algunas líneas generales adelantadas por el ministro, los agentes sociales advierten que la Seguridad Social no ha desvelado aún el detalle de sus intenciones para poder iniciar la negociación de las medidas propiamente dichas.

“El Ministerio se encuentra todavía en una fase de globos sonda, de declaraciones por parte del ministro”, criticó Carlos Bravo en una rueda de prensa el pasado viernes. “No hay propuestas, no hay ningún documento del Gobierno. Por eso, llamo a la prudencia en las declaraciones públicas”, reiteró el negociador de CCOO en la reforma de pensiones.

Fuentes de UGT y la patronal confirman que el Ejecutivo no les ha remitido aún ningún documento para comenzar a discutir, aunque hay contactos bilaterales. Desde el Ministerio de la Seguridad Social declinan hacer declaraciones para mantener la “discreción” del proceso de diálogo con los agentes sociales.

Un mes consumido de negociación

Los sindicatos expresan su inquietud por el paso de las semanas sin que se haya iniciado el debate de medidas concretas, que son procesos largos que requieren de tiempo, como se ha visto en fases anteriores de la reforma. “Ha pasado un mes”, advierten en las centrales sindicales desde el inicio del curso político, y solo quedan otros tres. El Gobierno se ha comprometido a tener la reforma completa aprobada antes de que termine el año.

“Lo veo muy difícil, por no decir materialmente imposible, dado el estado de la negociación”, sostuvo Carlos Bravo sobre la posibilidad de cumplir con el plazo del 31 de diciembre y la tramitación como proyecto de ley que pretende el Ejecutivo. Otra opción sería la tramitación urgente como real decreto ley o que se superaran ligeramente los plazos acordados con la Comisión, como ya ocurrió con la reforma de los autónomos para alcanzar el consenso de todas las partes.

Aunque se suponía que los lunes se iban a mantener las reuniones del diálogo social sobre pensiones, esta semana tampoco se ha convocado.

Hay debate y diferencias

El ministro de la Seguridad Social ha afirmado que confía en un nuevo acuerdo social, pero en los sindicatos piden cautela. Advierten de que hay medidas controvertidas, por lo que reclaman no dar por sentado un acuerdo. Por ejemplo, CCOO y UGT han expresado su rechazo a incluir una ampliación del periodo para el cómputo de la pensión.

José Luis Escrivá ha insistido en que la medida se combinaría con otras, como la posibilidad de excluir los peores años o un “mejor tratamiento de las lagunas” de cotización en las que no se ha trabajado. El ministro ha reiterado que no se busca ningún recorte del gasto, sino tener en cuenta las nuevas carreras laborales menos lineales, en las que no siempre los mejores años son los últimos de la vida profesional.

“Si no tiene pretensión de ahorrar, no vemos necesario que esté”, indican en CCOO. En cualquier caso, los sindicatos no se resisten a abordar el tema, pero urgen a la Seguridad Social a que les presente negro sobre blanco sus planes.

Además, los sindicatos quieren incluir más asuntos en esta última fase de modificaciones, entre las que destacan el aumento de las pensiones mínimas y la extensión de la jubilación parcial. “Pedimos que lleven las propuestas a la mesa, como hacemos nosotros”, insiste Carlos Bravo.

Descubre nuestras apps

stats