Sobre este blog

El blog personal del director de elDiario.es, Ignacio Escolar. Está activo desde el año 2003.

Puedes contactar con Escolar de forma segura a través del correo electrónico, PGP. También es posible mandar información y documentos a elDiario.es desde nuestro buzón seguro y encriptado en Fíltrala.

Es fácil destruir pruebas no buscadas

(...) Los discos duros perdidos no solo dejan mal al PP. También demuestran una vez más hasta qué punto es cuestionable la instrucción que lleva a cabo el juez Pablo Ruz. Lo normal ante un delito tan grave como para poner al sospechoso entre rejas sin fianza es que, antes de una medida tan extrema, se hubiese registrado su casa, su lugar de trabajo y sus equipos informáticos. De hecho, lo habitual suele ser que esta clase de registros lleguen antes incluso de llamar al sospechoso a declarar. Es lo que habría pasado si Bárcenas, en vez de extesorero del PP, fuese un pederasta, un narco o un simple concejal de urbanismo acusado de corrupción. Es lo que probablemente habría pasado si fuese otro juez quien llevase esta investigación.

En el auto que mandó a Bárcenas a la cárcel, hace más de dos meses, Ruz argumentó que una de las razones era «evitar la ocultación, alteración o destrucción de pruebas». ¿Qué pruebas? ¿Las que tan diligentemente no ha querido buscar?

A este paso, como en los monólogos de Gila, Ruz telefoneará al PP para preguntar qué día les viene bien para el registro de Génova 13. ¿Es el enemigo? Que se ponga.

Artículo completo en El Periódico

Sobre este blog

El blog personal del director de elDiario.es, Ignacio Escolar. Está activo desde el año 2003.

Puedes contactar con Escolar de forma segura a través del correo electrónico, PGP. También es posible mandar información y documentos a elDiario.es desde nuestro buzón seguro y encriptado en Fíltrala.

Etiquetas
Publicado el
2 de septiembre de 2013 - 09:25 h

Descubre nuestras apps