La portada de mañana
Acceder
La Audiencia investiga al Banco de Chile por blanqueo de capitales de los Pinochet
Mapa - Nueve provincias superan el 10% de hospitalizados por COVID-19
Opinión - La ausencia de Pere Aragonès, por Javier Pérez Royo

Un puente peatonal construido sobre la ría unirá Erandio con Barakaldo

La ría entre Barakaldo y Erandio, en Bizkaia

La Diputación foral de Bizkaia prevé iniciar a finales de 2022 la construcción del puente para bicicletas y peatones entre Erandio y Barakaldo, una nueva infraestructura que conectará la red de bidegorris de la margen izquierda con el bulevar ciclista y peatonal de la margen derecha. El proceso para definir el proyecto contará con la participación de tres ingenieros especializados en puentes; Mariano Villameriel, Mario Guisasola y Mike Schlaich y el coste estimado de la construcción del puente es de 16,5 millones.

El diputado foral de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, ha comparecido este viernes para dar detalles del proyecto y para dar a conocer los nombres de la terna de arquitectos invitados por la institución foral para que planteen sus propuestas de diseño para este puente móvil sobre la ría, que ofrecerá a 600.000 personas la posibilidad de moverse a pie o en bicicleta en sus desplazamientos diarios o de ocio, según informa Europa Press.

Pradales, que ha estado acompañado por el jefe de servicio de Proyectos del Departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Mikel Ortuzar, ha confirmado que, junto a este nuevo puente, su departamento está avanzando en el desarrollo de infraestructuras para la movilidad sostenible y, en los próximos meses finalizará la obra del bidegorri Arrigorriaga-Martiartu y comenzará las obras de la bicipista entre Amorebieta y Iurreta.

Entretanto, está desarrollando los trabajos de ingeniería del bulevar de la margen derecha entre Bilbao-Getxo y del puente ciclopeatonal entre Erandio y Barakaldo cuyos detalles ha presentado este viernes. La previsión es que estas dos infraestructuras entren en servicio en 2024, y supongan una inversión total de 36,5 millones de euros, de los que 16,5 corresponden al puente.

El puente que unirá Barakalado y Erandio se plantea móvil, para permitir la navegación en la ría, y, según ha avanzado Pradales, la Diputación aspira a que se convierta en "un nuevo icono de la ría; será más que un puente de paso, ya que el proyecto contemplará espacios de ocio para convertirlo en un puente habitable e integrado con los entornos urbanos de Erandio y Barakaldo".

El diseño debe además solucionar diferentes complicaciones técnicas, al tratarse de un puente móvil, de gran longitud y en medio marino. Por ese motivo, la institución contará con la participación de tres expertos de reconocido prestigio y con experiencia internacional.

Se trata de Mario Guisasola, Mariano Villameriel y Mike Schlaich, quienes propondrán diferentes soluciones de diseño cumpliendo con los requisitos planteados. De entre sus propuestas, se seleccionará aquella que ofrezca la mejor solución técnica, contemplando criterios como el coste económico, el proceso de construcción, la integración en la trama urbana de las dos márgenes, la cimentación, el sistema móvil elegido o la protección de las pilas frente a impactos.

"Una serie de singularidades"

Además de la característica más visible, que es la de ser móvil, este puente presentará "una serie de singularidades", ha indicado Pradales, que hacen "más complejo su diseño y construcción". Entre ellas, Mikel Ortuzar ha señalado que la distancia que debe salvar entre las dos orillas será de 240 metros, para lo que deberá utilizar el menor número de pilas posible. Igualmente, se asienta sobre medio marino, lo que complica tanto la cimentación de las pilas como el método de construcción, ya que será necesario el uso de pontonas.

Por otro lado, ha proseguido Ortuzar, el paso de navegación que debe permitir al abrirse debe ser de unos 50 metros, lo que requiere de un vano móvil de un tamaño considerable. Teniendo en cuenta los tráficos actuales, la previsión es que se abra entre 100 y 120 veces al año.

La altura del tablero debe permitir el paso de embarcaciones pequeñas sin necesidad de abrir el puente, y a la vez no debe ser demasiado elevada, ya que la pendiente desde cada orilla debe ser apta para bicicletas, peatones, personas en sillas de ruedas o con carritos.

Se trata de un puente urbano por lo que, más allá de un carril bici y una acera para peatones, debe ser habitable, ofreciendo espacios de ocio y descanso. Y, en esa línea, deberá tener en cuenta esa coexistencia entre ciclistas y peatones, especialmente en los aterrizajes en ambas orillas, minimizando conflictos de cruzamientos entre los diferentes tráficos.

Tres ingenieros con una larga trayectoria

En cuanto a los tres ingenieros, Mariano Villameriel ha trabajado en varios puentes móviles, entre los que se pueden destacar, como referencias internacionales, el Puente de la Mujer, en Buenos Aires, o el puente Porta d'Europa, en Barcelona. También ha trabajado para la Diputación Foral de Bizkaia en numerosas estructuras, como Kukularra, Derio, Variante de Bermeo o en la eliminación y sustitución de pilares sin parar el tráfico en la red de alta capacidad de Bizkaia.

Mario Guisasola, por su parte es un diseñador de puentes que dirige ANTA Ingeniería y que trabaja actualmente con la Diputación en un puente para la mejora de la carretera entre Artzentales y Turtzios y ha diseñado numerosas estructuras en Euskadi, con una obra en la que presta mucha atención a los aspectos estéticos y formales, con estructuras de líneas elegantes.

También ha colaborado en actuaciones vinculadas a Paris Grand Express, en concursos en Estados Unidos, donde colabora estrechamente con la firma neoyorkina LERA Structural Engineers, o en la República Checa, donde en breve se iniciará la construcción de una pasarela de la que es autor en la localiad de Pardubice.

Finalmente, Mike Schlaich es uno de los referentes internacionales en el diseño de estructuras. Socio director de la ingeniería SBP, con sedes en Stuttgart, Berlín, Nueva York, Sao Paulo, Shanghái y París, es especialista en diseñar estructuras ligeras, complejas y de grandes luces, que incluye puentes, grandes estadios, centros de exposiciones o torres por todo el mundo.

Suyos son, entre otros, los puentes móviles de las ciudades de Leer, Kiel y Greifswald en Alemania, así como innumerables estructuras móviles singulares, entre las cuales, destacan los estadios de Vancouver y Varsovia. Colaborará con él la empresa de ingeniería internacional CALTER, especialista en estructuras complejas, puentes y torres.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2021 - 13:35 h

Descubre nuestras apps