La portada de mañana
Acceder
Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por ómicron
'Streamer', el nuevo trabajador cultural explotado
Opinión - Asqueados de tanta bajeza, por Esther Palomera

Otra docena de residencias de Gipuzkoa tienen entre 13 y 15 horas a los mayores sin comer por la noche

Residencia de la Cruz Roja en Irún

Una inspección de septiembre reveló que en la residencia Txara-I de Donostia, cuyo edificio es público pero que está gestionada por una empresa privada llamada Biharko Gipuzkoa en régimen de concesión, los mayores podían estar hasta 14 horas sin alimentos por la noche. Ante la polémica suscitada, la Diputación, competente en materia de residencias, matizó que solamente afectó a 16 del más del centenar de internos -extremo no especificado en el informe-, sugirió que pudo haber ocurrido solamente en un día -otro dato no recogido por las inspectoras- y remarcó que era un dictamen negativo entre más de 300 inspecciones que cada año se hacen en la red sociosanitaria de la provincia. Por el contrario, el sindicato ELA, que denunció en primera instancia la situación en Txara-I, aseguró que era un problema generalizado. Este periódico ha tenido acceso a los horarios de otras doce residencias guipuzcoanas y en todas ellas se repiten situaciones similares, con espacios temporales de al menos 13 horas y hasta 15 horas.

ELA denuncia el trato a los mayores en residencias de Gipuzkoa: arriba a las 5.30, 20 horas en cama y desayunos a las once

ELA denuncia el trato a los mayores en residencias de Gipuzkoa: arriba a las 5.30, 20 horas en cama y desayunos a las once

Los centros analizados son Txara-II -continuación de la primera y donde precisamente tiene su sede el área de Política Social de la Diputación y la Inspección-, San Martín de Azpeitia, San Juan de Zumaia, Atsobakar de Lasarte-Oria, San José de Ordizia, Sanmarkosene de Errenteria, la Cruz Roja de Irún y las residencias donostiarras Villa Sacramento, Lamourous, Aldakonea, Berra y San Ignacio. La clave es que existe una reducción importante de personal en el turno de noche, de modo que las cenas se adelantan para que las gestione el personal de tarde y los desayunos se retrasan para que los "levantes" -despertar a los mayores y prepararlos para el día- y los desayunos los realicen los equipos de la mañana.

Que el fenómeno es una realidad lo muestra un folleto publicitario de la residencia Lamourous, que no oculta que las cenas se sirven a las 19.00 horas. La diputada del ramo, Maite Peña, remarcó que en muchos casos se ofrecen "recenas" durante la noche. Del listado total de trece residencias analizadas, tres de ellas, San Juan de Zumaia, San José de Ordizia y Atsobakar de Lasarte-Oria son centros del organismo autónomo foral Kabia, aunque deriva su gestión a empresas privadas, concretamente a Zaintzen, Biharko Gipuzkoa y DomusVI, respectivamente. Los dos edificios públicos de Txara también están externalizados a Biharko Gipuzkoa.

Según los documentos internos consultados, en Txara-II los desayunos están pautados entre las 9.45 y las 10.00 horas. Las cenas han de estar acabadas la tarde anterior a las 19.30 horas porque los trabajadores tiene asignada la labor de "acueste" de los internos desde ese momento para que a las 21.00 estén todos mayores acostados. Por lo tanto, el mínimo entre comidas es de 14 horas y 15 minutos. En San José de Ordizia, cuyos planes de trabajo vienen con el escudo de la Diputación de Gipuzkoa, la separación no es tan amplia, con el desayuno de 9.15 a 9.45 y las cenas de 19.30 a 20.15. En todo caso, son 13 horas en el mejor de los supuestos. En San Juan de Zumaia la "administración de medicación y cenas" es de 19.00 a 20.00 horas y hay turnos de desayunos de 9.20 a 10.30. Son 13 horas largas como mínimo y 15 horas y media como máximo. En Atsobakar hay horario de cenas de 19.30 a 20.45 y desayunos de 9.00 horas a más allá de las 10. Los horarios más espaciados son para los "grandes dependientes", que son los primeros por la tarde y los últimos por la mañana.

La misma empresa, DomusVI, adelanta a las 18.45 el inicio de la última comida del día para algunos usuarios que completan su vida en Villa Sacramento, de Donostia. A las 20.00 horas ya están pautados los traslados a las habitaciones. Los primeros desayunos son a las 9.30 horas. Berra también es de esta cadena. Allí las cenas son de 19.30 a 20.15 y el primer bocado del día de 9.30 a 10.30. Aldakonea, también en la capital y administrada por la misma empresa que lleva las dos Txara (Biharko Gipuzkoa), deja claro que el desayuno es a las 10.00 horas, 15 horas después del horario de cenas.

En Errenteria, en Sanmarkosene, hay dos turnos cenas, a las 19.30 y a las 20.00 horas y se desayuna a las 9.30. En el centro sociosanitario de la Cruz Roja de Irún se apunta a un horario "aprox" de comedor a las 19.30 y por la mañana "aprox" a las 9.30. Son, de nuevo, las 14 horas que a las inspectoras de Txara-I le parecieron excesivas. En San Ignacio, también en Donostia y de ProMaiorem, hay algunos carros de cenas que se preparan ya a las 18.30 de la tarde pero también hay algunos desayunos a las 8.00 horas, aunque a las 9.00 el personal tiene asignado "ayudar a acabar" esa primera comida. De 19.15 en adelante se ofrecen las cenas en San Martín de Azpeitia.

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2021 - 21:30 h

Descubre nuestras apps

stats