La portada de mañana
Acceder
El cierre en falso de Kitchen y la exculpación del Ibex desinflan el caso Villarejo
Amós García Rojas: "No hay evidencia científica que justifique la tercera dosis"
Opinión - Paradigma de incongruencia, por Javier Pérez Royo

Euskadi Turismo

Consejos básicos para que realices compras seguras a través de Internet

La pandemia ha acelerado la transformación del modelo tradicional de compraventa de productos o servicios, convirtiendo a Internet en un gran mercado de abastos

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado nuestra forma de vivir, pero también de comprar y consumir. Consumidores y negocios, independientemente del producto, servicio o tamaño, se han visto obligados a adaptarse a las restricciones sanitarias y los nuevos hábitos de consumo. En el caso de los comercios y empresas para frenar los estragos de rentabilidad que la crisis está causando. Muchos sectores han encontrado en el comercio electrónico la tabla de salvación a las limitaciones de contacto con sus clientes. ¿Quieres saber cómo se están adaptando los negocios a la venta online? Y lo más importante: ¿quieres conocer algunos consejos para realizar compras seguras a través de Internet? Aquí te damos las respuestas.

La pandemia ha acelerado la transformación del modelo tradicional de compraventa de productos o servicios, convirtiendo a Internet en un gran mercado de abastos. Según el último Barómetro del Comercio vasco, una encuesta de percepción realizada por el Observatorio del Comercio de Euskadi (Enfokamer) en 2020, tres de cada diez establecimientos han comenzado a ofertar nuevos servicios para atender a sus clientes, fundamentalmente el envío a domicilio que llega acompañado de la adquisición o reserva de bienes a través de Internet.

Además, desde el comienzo de la pandemia el gasto en el comercio electrónico vasco ha mostrado una evolución significativa. Uno de cada tres comercios que realiza ventas online dice haber incrementado sus ventas respecto al año anterior. Otro fenómeno cada más extendido tiene que ver con la forma en que se realizan los cobros/pagos, en particular el pago sin contacto, mediante tarjeta o móvil, o nuevos sistemas como Bizum. Todos estos datos apuntan a un rápido crecimiento del comercio electrónico. Sin embargo, una de las principales demandas del consumidor en las compras online es la seguridad, ya que hay una gran variedad de plataformas y aplicaciones donde poder comprar y es aquí donde existe riesgo si no tomamos precauciones.

Para ello, Kontsumobide, organismo dependiente del Gobierno vasco y referente en la protección de las personas consumidoras y usuarias, ofrece varios consejos para garantizar la seguridad en las compras online y evitar situaciones que nos pongan en riesgo. Existen cuatro recomendaciones básicas:

1.- Comprobar varios indicadores de la web de venta

Si la dirección del portal web comienza con las letras https:// el servidor es seguro, al igual que si aparecen una llave entera o un candado cerrado en la parte inferior derecha de la pantalla. En cambio, si el candado está abierto, lo más probable es que la web no sea segura. Asimismo, se recomienda actuar con sentido común y desconfiar de las ofertas baratas, de las subastas tentadoras y de los premios de lotería que tocan sin haber jugado.

2.- Antes de la compra

La tienda online está obligada a ofrecer información sobre cualquier dato que permita establecer una comunicación directa, además de información sobre las formas de pago, la modalidad de entrega y el procedimiento de contratación.

3.- En el momento de la compra

El cliente solo debe facilitar los datos personales necesarios para realizar la compra y el pago, y la web debe informar del uso que hará de ellos. En cuanto a los métodos de pago, el contra reembolso es el más fiable, pues se paga al recibir el producto. La tarjeta de crédito es habitual igualmente, siempre y cuando la página web sea segura. Además, Kontsumobide alerta sobre la importancia de saber el país de origen del producto, ya que todo artículo con un valor superior a 22 euros y que proceda de un país fuera de la Unión Europea está sujeto a una declaración de aduanas, por lo que podrían sumarse gastos adicionales.

4.- Después de la compra

La tienda debe confirmar el pedido en un plazo de 24 horas y dicha confirmación tiene que contener todos los datos sobre el producto y el precio. El plazo de entrega también tiene una fecha límite, que son 30 días, salvo que se haya acordado otro. En el caso de que el producto comprado presente defectos o algún deterioro, debe aplicarse la normativa de garantías. El consumidor tiene derecho a una reparación o sustitución gratuita del producto y no pueden cobrarse gastos de envío ni costes por la mano de obra.

Ante cualquier problema, contacta con la empresa para intentar llegar a un acuerdo. En caso contrario, si la empresa tiene un establecimiento en territorio español, dirígete a la oficina de información a las personas consumidoras más cercana, y si está establecida en otro país de la UE, accede a la Plataforma de Resolución de Conflictos en Línea de la UE.

Etiquetas
Publicado el
2 de junio de 2021 - 11:07 h

Descubre nuestras apps