Euskadi detecta 24 casos de la cepa británica tras secuenciar 4.060 muestras y teme que su incidencia se dispare

Gotzone Sagardui e Iñigo Urkullu, este martes

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha informado de que han aparecido ya 24 casos de la nueva variante del Sars-Cov-2 detectada inicialmente en el Reino Unido, técnicamente la VUI/2020/12/01. Son 15 más en una semana y la responsable de Salud ha admitido que, aunque “no es una cepa predominante” en Euskadi, sí que “previsible” que haya un “aumento progresivo” de los casos que origina. Se estima que es hasta un 70% más contagiosa.

Sánchez acuerda con Urkullu la transferencia "urgente" de Prisiones y del Ingreso Mínimo Vital a Euskadi

Sánchez acuerda con Urkullu la transferencia "urgente" de Prisiones y del Ingreso Mínimo Vital a Euskadi

Según ha añadido Sagardui en respuesta a preguntas de los medios de comunicación, se han secuenciado 4.060 muestras desde que el 31 de diciembre se confirmaron los primeros positivos de coronavirus motivados por la nueva cepa. El protocolo marca que se revisen el 50% “de todas las pruebas positivas” de los laboratorios de Donostia y Cruces y “todos aquellos casos que pueden ser brotes con una alta positividad”. Sagardui ha indicado que se analizan muchas más muestras que el 1% establecido como recomendación.

En Euskadi la tasa de incidencia sigue al alza, con 571 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Es un nivel de alerta roja y, según los datos del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), se alcanzó ya la pasada semana. El Ministerio de Sanidad, en cambio, sitúa a la vasca como una de las comunidades autónomas fuera de ese umbral más crítico y que se emplea también en Europa para adoptar medidas más generales de movilidad. Sagardui ha garantizado que los datos más actualizados son los propios. Ha explicado también que el R0 continúa en niveles de riesgo, en 1,15. Eso implica que cada positivo origina más de un infectado, con lo que la pandemia se sigue multiplicando.

En las últimas 24 horas han aparecido 1.101 nuevos positivos. Se acerca ya el conteo diario al pico máximo de la pandemia, que fue de 1.547 contagiados en un solo día y que se dio en noviembre. Con 13.715 pruebas realizadas entre PCR y antígenos, la positividad sigue por encima del 8%, un nivel que muestra la elevada transmisión comunitaria. Los casos nuevos se reparten en 628 vizcaínos, 331 guipuzcoanos, 138 alaveses y 4 personas o de fuera o sin residencia conocida. En este sentido, la tercera de las capitales, Donostia, ha entrado ya en nivel rojo. Ello implica el cierre de la hostelería, pero solamente se aplicará a partir del viernes por el sistema de actualización de datos que se ha establecido. La consejera Sagardui no ha apelado expresamente a que los donostiarras no acudan a bares y restaurantes en estas 72 horas, pero sí ha recordado que el control de la pandemia depende mucho de la responsabilidad individual. Ocurre algo similar en Elgoibar, también en Gipuzkoa, mientras que Villabona recorre el camino inverso y baja a un nivel naranja de alerta.

El incremento de la presión hospitalaria lleva a empezar a cancelar operaciones en Galdakao, Basurto y Vitoria

En cuanto a la presión hospitalaria, sigue al alza y, en palabras de Sagardui, “crece a un ritmo probablemente mayor que en la anterior ola”. Son 673 las personas hospitalizadas y 125 de ellas están en estado crítico en la UCI. La consejera ha advertido de que los contagios seguirán creciendo y de que aún cuando se frene la curva seguirán llegando a los hospitales personas que se contagiaron antes y vean empeorados sus cuadros clínicos. Sagardui asume que esa presión se nota “en todos los hospitales” de la red de Osakidetza y entiende que la situación es a la vez de “riesgo” y de “incertidumbre”.

Sagardui ha explicado que formalmente Euskadi continúa en nivel 3 de 5 de alerta hospitalaria y que tiene “capacidad” para afrontar más casos en los centros sanitarios. Sin embargo, ha explicado que ya se están empezando a suspender cirugías vespertinas en algunos hospitales. Ha citado Galdakao, Basurto y el Hospital Universitario de Álava (Txagorritxu y Santiago). Eso sí, ha matizado que son casos “muy puntuales” y que Osakidetza “sigue manteniendo” su actividad ordinaria, que en los anteriores picos de la pandemia sufrió abundantes cancelaciones y retrasos en las listas de espera.

Por otro lado, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha denunciado al "secuencia" de "incumplimientos" de la normativa sanitaria de los últimos días festivos y los incidentes que en ocasiones acompañan las intervenciones policiales. Ha defendido la ejemplaridad de Ertzaintza y cuerpos locales aunque ha lamentado las heridas causadas por un proyectil lanzado por la Policía vasca y que impactó en la mandíbula de un joven. No es tiempo -ha subrayado Urkullu- de actitudes "insolidarias" y "violentas" y ha demandado que sean un "punto de inflexión" las imágenes de la última semana.

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 13:46 h

Descubre nuestras apps

stats