La portada de mañana
Acceder
Unidas Podemos marca perfil propio frente al PSOE tras el acuerdo presupuestario
La "revolución" de los nuevos currículos de la ESO
Opinión - Ábalos empieza por A, por Esther Palomera

Euskadi no relajará las restricciones aún al ver "riesgo de rebrote" asociado a supuestas no fiestas patronales

Una terraza en la Plaza Nueva de Bilbao.

La comisión técnica que asesora al Labi, la mesa de crisis de la emergencia sanitaria en Euskadi, ha adelantado que se mantendrán "sin modificación" las actuales restricciones contra la COVID-19 al menos hasta la semana que viene y aunque ya existe una panoplia de puntos en los que se podría desescalar, sobre todo en lo tocante al 35% de aforo máximo en interiores de hostelería y otros locales. Se entiende, por un lado, que "los indicadores y la evolución epidemiológica" apuntan a un "cambio de tendencia" a la baja de la pandemia pero, a la vez, se alerta de que existe "riesgo de rebrotes" vinculados a fechas en las que habitualmente se celebrarían fiestas patronales, sobre todo en puertas del 15 de agosto, el momento con más efemérides de todo el año. "Esos rebrotes se traducirían, no podemos olvidarlo, en infecciones, enfermedad, hospitalizaciones, ingresos UCI y fallecimientos", remarca este grupo que está encabezado por el asesor del lehendakari Jonan Fernández.

La COVID-19 se sigue expandiendo en las residencias vascas con dos fallecidos más y el doble de casos activos en una semana

La COVID-19 se sigue expandiendo en las residencias vascas con dos fallecidos más y el doble de casos activos en una semana

"Los datos de situación epidemiológica que dieron lugar a las medidas establecidas en el decreto de 22 de julio no han mejorado todavía lo suficiente como para plantear en este momento su modificación [...]. Debe mantenerse la tensión, el compromiso y la responsabilidad principalmente en el uso de mascarilla, el mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad y la evitación de cualquier tipo de aglomeración de personas, tanto en interiores como en exteriores. Asimismo, [se recomienda] la autolimitación de la movilidad nocturna. [...]. En definitiva, el mensaje en vísperas del fin de semana del 15 de agosto y del resto del verano no puede ser de relajación, sino de llamamiento a la responsabilidad y a la prudencia", se lee en el dictamen de la comisión, un documento que habitualmente no se hace público.

El problema de Vitoria: sigue subiendo la incidencia

El Labi interpreta que "en la mayor parte de los casos no habrá programa de fiestas" pero avisan de que "no debería programarse nada" que pueda acabar en concentraciones "no controladas", aunque asume que "es de temer que será previsiblemente ocasión de un incremento de encuentros e interacciones sociales de riesgo". Es el caso de lo ocurrido en Vitoria, donde formalmente no hubo fiestas de La Blanca pero donde se nota ya un incremento de los positivos y de la incidencia después de que la ciudad se llenara y se relajara en esos días que otros años son señalados. En las últimas 24 horas se han sumado solamente en la capital 148 nuevos casos y la tasa vuelve a crecer por segunda jornada consecutiva hasta los 547 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Tras las supuestas no fiestas, Vitoria y Álava son casi la única excepción en un contexto general de caída de la transmisión. Así, Ermua, Zailla, Elgoibar, Oñati y Pasaia salen de rojo y Hernani y Agurain pasan a nivel amarillo de alerta.

En las últimas 24 horas en Euskadi han aparecido 927 nuevos contagios con una tasa de positividad del 12,5% y un R0 en 0,88. Pero este indicador (que muestra cuántos casos origina cada infectado) llega ya a 1 en el caso de Álava. Esto supone que se está a las puertas de un nuevo ciclo ascendente. No es algo nuevo, ya que ocurrió en Hernani después de San Juan, en Irún después de San Marcial o en Markina-Xemein después de El Carmen. Los nuevos casos se reparten en 482 en Bizkaia, 250 en Gipuzkoa, 175 en Álava y 20 o de fuera o sin residencia conocida. La tasa media en la comunidad autónoma es de 603, todavía un 50% por encima de la barrera de 400 que es el umbral que ya se considera como alerta roja.

En cuanto a la situación hospitalaria, hay 333 personas ingresadas con COVID-19, 59 en las últimas 24 horas. De todas ellas, 64 están críticas en la UCI. La caída de la tendencia "no se observa" aún en la presión asistencial, explican los expertos del Labi, que apostillan también que no se pueden obviar "los riesgos añadidos que plantea la mayor contagiosidad de la variante delta" del Sars-Cov-2. "Es fundamental que la ciudadanía siga participando con la mayor celeridad posible en el proceso de vacunación", piden desde el Gobierno vasco, que insiste también en la necesidad de colaborar con el rastreo de casos, que sigue detectando únicamente un tercio de los contagios cuando el umbral deseable es como mínimo del 50%.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadisobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
12 de agosto de 2021 - 12:51 h

Descubre nuestras apps

stats