Euskadi presenta una propuesta "ambiciosa" para captar 5.700 millones en fondos europeos para 188 proyectos

Urkullu y Azpiazu, este martes en Lehendakaritza

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, han presentado este martes un documento de 132 páginas técnicamente denominado "Manifestación de interés" que enumera y desglosa los 188 proyectos que Euskadi propondrá al Gobierno central para que en 2021 obtengan fondos europeos del programa puesto en marcha para reactivar la economía tras la pandemia, Next Generation EU. La propuesta, definida al tiempo como "razonable" y "ambiciosa", suma 13.135 millones de euros en inversiones -más que el presupuesto anual de la comunidad autónoma- y aspira de modo "orientativo" a que Europa financie el 43,41%, 5.702,6 millones de euros.

2020: el año en que el coronavirus lo cambió todo

2020: el año en que el coronavirus lo cambió todo

De esos 5.702,6 millones de euros, 2.561,2 son partidas que no se pueden territorializar y el resto se repartirían en 1.403,8 para Bizkaia, 1.001,1 para Gipuzkoa y 736,4 para Álava. Los otros más de 7.000 millones para completar las inversiones saldrían de las arcas del Gobierno vasco o de las instituciones proponentes -hay planes coordinados con las diputaciones y los ayuntamientos de las capitales- o bien de las empresas en caso de que sean iniciativas público-privadas. Es posible que el Estado, dentro de sus competencias, pueda proponer también planes que acarreen inversiones en Euskadi, como podrían ser las relativas al corredor de alta velocidad Madrid-París por Hendaya. Urkullu, de hecho, ha enfatizado que es un proyecto estatal preguntado por qué han salido del plan las ayudas que se solicitaban para la 'Y vasca' en el primer borrador de solicitud de fondos europeos, redactado el pasado verano.

Según Azpiazu, este programa dibujará una "Euskadi verde, digital e inclusiva". Según Urkullu, es la base para la transformación de una Euskadi que "después de cada crisis ha vuelto a renacer". Por la naturaleza de los requisitos que fija Europa para pagar la factura, desde la cocina de este plan se insiste en que son proyectos viables y no ocurrencias y se remarca que tendrán que estar ejecutados para 2026. "No está concebido desde la lógica del 'qué hay de lo mío' sino desde un planteamiento de contribución y aportación al reto compartido de la recuperación, la transformación y la resiliencia de nuestro estado del bienestar", se puede leer en el documento.

A partir de esta presentación, la pelota pasará al tejado del Gobierno de España. Azpiazu ha explicado que se abre un "proceso negociador" hasta el 31 de abril y se apunta al "segundo semestre" de 2021 como el momento para empezar a recibir fondos para los proyectos que superen el doble filtro, el de España y el de Europa. "¿Cuánto dinero y cuándo? Cuanto antes, lo máximo. Pero no tenemos una respuesta a esa pregunta", se ha sincerado Azpiazu, que ha reconocido también que la propuesta está "viva", por lo que pueden "entrar y salir proyectos" y que cambien las cifras. Además, Europa tiene otros programas de financiación como React EU, del que Euskadi tendrá 426 millones -"intuitivamente nos parece una cifra baja"-, o los planes ordinarios FEDER y FSE. En el período 2014-2020 estaban previstas transferencias por valor de 931 millones, según datos a mayo de 2019.

En el plano más político, Urkullu ha demandado al presidente Pedro Sánchez que la gobernanza de los fondos europeos sea compartida con las comunidades autónomas. En ese marco "multinivel", el Gobierno vasco está dispuesto a seguir cooperando con diputaciones y municipios, así como con las empresas que colaboran con algunos proyectos, como Iberdrola, Petronor, Faes Farma, CIE Automotive, Mondragón (MCC) y otras compañías. En cambio, la oposición ha denunciado en el Parlamento Vasco que no se contado con ellos. El 9 de diciembre se celebró una sesión monográfica en la Cámara cuyo resultado fue que PNV y PSE-EE únicamente aceptaron una de las 96 propuestas de la oposición.

Cría de langostinos en la antigua central nuclear de Lemoiz

En cuanto a los proyectos, son ocho los tipos de inversiones que se han seleccionado: Salud (27 iniciativas), Educación (8), energías renovables (17), movilidad sostenible (20), digitalización (68), hábitat urbano (18), hábitat natural (18) y economía circular (12). Azpiazu ha destacado que las propuestas para transición ecológica son un 63% del total, muy por encima del 37% que marca Europa. Varios de los proyectos, 16 de los 188, tienen la consideración de PERTE, otro tecnicismo que significa "proyecto estratégico para la recuperación económica".

Las 132 páginas de la propuesta vasca desgranan las líneas maestras de todos los proyectos y recogen una larga introducción muy didáctica sobre en qué consiste el plan europeo, cómo se gestionará en España y cuál es el contexto económico que ha dejado la COVID-19 en Euskadi. Los proyectos más voluminosos son los PERTE. Entre otros, hay un plan de cuidados y de envejecimiento activo (182,4 millones, 204,8 de Europa), el proyecto Osasunberri para potenciar la investigación de la COVID-19 y de futuras pandemias (199 millones, 119,4 comunitarios), un impulso a diferentes proyectos para desarrollar el sector del hidrógeno (1.144 millones solamente para el plan BH2C, 220,5 pedidos a Europa) y se retoma la idea de hacer piscifactorías en la antigua central nuclear de Lemoiz para criar en tierra langostinos o salmones (105 millones en total, 20 comunitarios).

Entre los proyectos ordinarios hay iniciativas para digitalizar instituciones, para renovar vehículos por otros menos contaminantes, para planes de eficiencia energética, para la línea 5 del metro de Bilbao hasta el hospital de Galdakao, para el tramo Altza-Galtzalaborda del 'topo' guipuzcoano o para otra línea de autobús eléctrico en Vitoria. También se cita un nuevo Guggenheim, pero en Gernika. Finalmente, hay un anexo por valor de otros 3.581,9 millones titulado "iniciativas privadas identificadas", planes de empresas que buscan obtener apoyo comunitario. Sin embargo, en ese listado hay también un proyecto del Hospital Donostia de Osakidetza y la digitalización de EiTB. Azpiazu ha explicado que la propuesta de la radiotelevisión vasca llegó tarde y que es posible que en futuras revisiones del documento se incorpore al listado general de proyectos.

Etiquetas
Publicado el
29 de diciembre de 2020 - 18:54 h

Descubre nuestras apps

stats