38 agentes de la Ertzaintza inician la fase decisiva del juicio del 'caso De Miguel'

Aitor Tellería, a su entrada en el Palacio de Justicia

Se levanta el telón. Después del aperitivo de las cuestiones previas, la fase decisiva del juicio por el mayor caso de corrupción vasco, el 'caso De Miguel', arranca este lunes. Y si en esa fase preliminar los abogados de los 26 imputados, casi de manera unánime, buscaron anular pruebas y que no se celebrara la vista al entender que la Ertzaintza se había excedido en la investigación, serán precisamente los agentes de la Policía vasca que han participado en larga instrucción los que abran la lista de casi 150 comparecientes entre testigos, peritos e imputados, que depondrán al final.

El mayor caso de corrupción en Euskadi: "Tenemos que sacar lo que nos corresponda, si no, lo tenemos jodido"

¿Qué es el 'caso De Miguel'?

Desde este lunes hasta el jueves 1 de marzo un total de 38 agentes de la Ertzaintza están citados a comparecer para explicar las detenciones, los registros, pero también la cadena de custodia de las grabaciones de la denunciante del caso, que probarían el pago de comisiones ilegales. Agentes de la unidad de delitos económicos del cuerpo autonómico también fueron los autores de los sucesivos informes periciales elaborados a instancias del juez instructor, Roberto Ramos.

A partir de ahí, con el ánimo de hacer más operativo el desarrollo de un macroproceso sin precedentes en la Audiencia Provincial de Álava -que ha gastado 100.000 euros en acondicionar la sala de vistas y ha recibido dos juezas de refuerzo- se ha subdividido la causa en doce bloques y serán los testigos propuestos tanto por la Fiscalía como por las partes para cada uno de esos asuntos concretos los que irán desfilando ante el tribunal que conforman Jaime Tapia, Elena Cabero y Raúl Aztiria.

Si se mantiene el guion, la denunciante Ainhoa Alberdi será la número 45 en comparecer, sin que se conozca aún la fecha aproximada. Alberdi, abogada urbanista, era socia del constructor Jon Iñaki Echaburu, quien creó la mercantil Urbanorma Consulting para recibir 'a dedo' el contrato de ampliación del parque tecnológico de Miñano. Cuando Alberdi asumió el 100% de esa sociedad descubrió que se había pactado el abono de una comisión. Denunció que el que fuera 'número dos' del PNV de Álava, Alfredo de Miguel, y otro dirigente del partido 'jeltzale', Aitor Tellería, la intentaron extorsionar para que les pagara 100.000 euros de mordida.

Alberdi aportó grabaciones y correos electrónicos a la Fiscalía en 2009 para denunciar estos hechos y se ha ratificado en varias ocasiones en su testimonio inicial. Respaldarán su versión su padre, un veterano militante del PNV a quien también se dirigieron De Miguel y Tellería para reclamar la 'deuda' y su colega Beatriz Vicinay. A falta de conocer la mecánica del juicio, podría ocurrir que Alberdi fuese citada en varias ocasiones ya que está en la lista de testigos de varios de los doce bloques.

Sólo cuando se agote la lista de más de un centenar de testigos y peritos declararán los encausados. De hecho, tienen autorización del tribunal para no asistir a las sesiones si no lo desean. En principio, la fecha prevista para que todo el proceso se haya completado es el 25 de octubre, casi diez meses después de la primera sesión, celebrada el 8 de enero.

Etiquetas
Publicado el
18 de febrero de 2018 - 18:47 h

Descubre nuestras apps

stats