La creación de un cementerio islámico y ayudas a refugiados: el Gobierno vasco destina 680.000 euros a ONG para paliar la crisis del coronavirus

Una mujer y un niño en un campamento de refugiados durante la pandemia

La comunidad musulmana de Euskadi contará con un cementerio en Arrigorriaga, Bizkaia. Hasta ahora, las personas de esta comunidad se veían obligadas a realizar sus enterramientos en cementerios de fuera de Euskadi, algo que con la llegada del estado de alarma por el coronavirus y la consiguiente limitación de movilidad por el confinamiento, resultaba imposible o, al menos, más complicado.

“En Arrigorriaga siempre nos hemos preciado de ser una localidad inclusiva y plural, y viendo que desde un punto de vista técnico era un proyecto factible, decidimos colaborar con la iniciativa planteada por el Gobierno Vasco. La crisis sanitaria de la COVID-19 nos ha puesto ante escenarios inesperados, y nos alegra haber podido colaborar y participar activamente en iniciativas que garanticen los derechos de este colectivo y sus familiares en un trance tan doloroso”, ha señalado el Ayuntamiento de Arrigorriaga en un comunicado.

Para crear el espacio, el Gobierno vasco ha otorgado una ayuda de 44.572 euros al Ayuntamiento para que pueda acondicionar una parcela en el Cementerio de Landaederraga para que las comunidades islámicas vascas puedan realizar enterramientos de acuerdo con sus creencias y ritos.

Se trata de uno de los paquetes de ayudas aprobados este martes por el Consejo de Gobierno vasco. En total, se han aprobado seis subvenciones directas, que suman cerca de 680.000 euros de la Secretaría General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación a otras un conjunto de ONG y asociaciones, para que puedan paliar las consecuencias de la pandemia producida por la COVID-19.

Además de la creación del cementerio islámico, 57.000 euros pertenecientes a las ayudas aprobadas irán dirigidas a asociaciones contra el terrorismo, como AVT, COVITE y VITEPAZ para la asistencia de las víctimas de terrorismo que a causa de la pandemia hayan tenido consecuencias económicas o psicológicas negativas.

Las personas migrantes y refugiadas también están contempladas en estos paquetes de ayudas. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en Euskadi, recibirá 50.000 euros para evitar la propagación del coronavirus en los centros para la acogida temporal en Euskadi de personas solicitantes de protección internacional, así como para la implementación de las medidas necesarias para que estas personas puedan mantener su actividad formativa y de inserción. Una ayuda que será gestionada por CEAR- Euskadi e irá dirigida también a ACCEM, Cruz Roja, MPDL y Nueva Vida.

La organización Save The Children, que apoya a de niños y niñas se encuentran en situación de vulnerabilidad en todo el mundo, recibirá 200.000 euros para atender a las necesidades más urgentes de los niños y niñas refugiadas y migrantes en los países situados a lo largo de la línea migratoria de los Balcanes. Otros 2.000 euros se destinarán a UNICEF para ampliar la prestación de servicios de salud mental y apoyo psicosocial a los niños y niñas refugiadas y migrantes en Bosnia y Hercegovina.

Por último, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) recibirá 125.000 euros para la asistencia a la población refugiada y solicitante de asilo en Grecia. Una ayuda que permitirá proveer a 502 menores no acompañados, refugiados y solicitantes de asilo que viven en Atenas y Tesalónica de una vivienda digna, así como de artículos de primera necesidad.

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2020 - 18:07 h

Descubre nuestras apps

stats