Oxfam Intermon vela por las tierras “acaparadas ilegalmente” a los campesinos paraguayos

Entrega de fotos de apoyo en Curuguaty (Paraguay).

La lucha por las tierras entre los campesinos y las élites en Marina Kue, distrito de Curuguaty en Paraguay, originó un conflicto en el que 250 policías se enfrentaron a 35 agricultores, provocando la muerte de 11 de estos y seis agentes. Actualmente, estas tierras “están ocupadas de forma fraudulenta por una empresa que produce soja”, según Rakel García, voluntaria de Oxfam Intermón. A raíz de esto, se produjo “un golpe de estado encubierto para quitar del poder a Fernando Lugo, único presidente progresista de Paraguay en 60 años”, según afirma la voluntaria. A día de hoy hay 13 campesinos imputados por intento de homicidio y ocupación de propiedad privada.

La ONG y la contraparte Articulación Curuguaty que reúne a 40 organizaciones locales, no cesan en su lucha e insisten en la campaña. Quieren que los jóvenes y las familias campesinas de Curuguaty que se han quedado sin tierra “por culpa del monocultivo sojero y su monopolio” puedan tener un lugar donde cultivar y construir su futuro. Piden al presidente de Paraguay, Horacio Cartes, que resuelva el caso y otorgue las tierras públicas de las familias campesinas de Marina Kue.

Con uno de cada tres paraguayos campesinos en condición de pobreza, 140 familias están afectadas por la acaparación de tierras y piden al INDERT, el Instituto Nacional del Desarrollo Rural y de la Tierra, que apliquen la reforma agraria y que les den sus correspondientes tierras, 2.000 hectáreas de las 70.000 que posee la empresa Campos Morombí. Esta sociedad, ganó mediante lo que la ONG considera “un juicio fraudulento”, los terrenos que los campesinos solicitan.

Como consecuencia de tal presión la emigración internacional y a cinturones de miseria de las ciudades se ha multiplicado de forma desmesurada. Por ejemplo en el año 2001 había 2.080 paraguayos censados en España y en el 2011 habían emigrado 79.000, casi un 4.000% más.

Irregularidades

El juicio que estaba fechado para el 26 junio se ha aplazado al 17 noviembre, y con ello la voluntaria de Oxfam Intermón entiende que “se abre una brecha negociadora”. Confía en una resolución positiva ya que “ha habido muchas irregularidades en el caso”. Pretenden presionar a Horacio Cartes para que lleve a cabo la reforma agraria y declare públicamente las tierras.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats