La portada de mañana
Acceder
La UE entra en crisis ante los retrasos y la incertidumbre sobre la vacunación
Sánchez prescinde de Illa en plena tercera ola y se volcará en la campaña catalana
Opinión - Las personas importantes, primero, por Rosa María Artal

La pandemia repunta ya en Álava y en Vitoria en puertas de la flexibilización de las restricciones por Navidad

La calle de Eduardo Dato de Vitoria, este sábado por la noche

La vuelta del fin de semana prenavideño de reapertura de la hostelería y fin de los confinamientos municipales ha dejado una doble mala noticia en forma de datos de evolución de la pandemia en Euskadi. Y eso que los posibles efectos epidemiológicos de esas mayores aglomeraciones y contactos sociales no se notarán hasta dentro de unos días, en plena Navidad. Por un lado, las tasas de incidencia en Álava y en Vitoria han dejado de bajar y ya vuelven a crecer, un 8% y un 7% semanal, respectivamente. Son el punto más crítico en Euskadi en este momento. Por otro lado, aunque Bizkaia y Gipuzkoa continúen con tendencia descendente, el R0 del conjunto de Euskadi vuelve a ser negativo. Este indicador mide los contagios que origina cada positivo y ya está de nuevo por encima de uno. ¿Qué significa? Que cada infectado genera más de un caso y que se está multiplicando la pandemia de nuevo.

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

Ocurrió un repunte en octubre tras el primer pico de la segunda ola de agosto-septiembre cuando la tasa aún no había bajado de 250 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días y hay indicadores que apuntan a una nueva ofensiva del coronavirus de forma inminente. El portavoz del Departamento de Salud, Ignacio Garitano, incidió en la importancia de que la tasa cayera muy por debajo de 250 y fijó 60 como el umbral deseable. Pero el frenazo se ha producido sin bajar de 300. La tasa actual es de 310, todavía alerta naranja por alta transmisión. Y se produce coincidiendo con una relajación de las medidas de control y con las excepciones previstas de cara a las fechas más señaladas de Navidad.

Cierran los bares en Azpeitia, Beasain, Añana, Zigoitia y Zaldibia a las 48 horas de la reapertura

En principio, no hay prevista ninguna reunión de seguimiento de la mesa de crisis de la emergencia sanitaria en Euskadi -el órgano llamado Labi por sus siglas en euskara- hasta el 11 de enero. Eso sí, de manera periódica -los lunes y los jueves- se van analizando los indicadores de ámbito más local para cerrar la hostelería en caso de que la tasa supere la considerada como alerta roja, 500 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. En los municipios de más de 5.000 habitantes es un automatismo y en los más pequeños se analiza la situación de manera individualizada. Fruto de ese trabajo, son siete las localidades en las que se mantendrá cerrada la hostelería -Arrasate-Mondragón, Arrigorriaga, Ermua, Ordizia, Aramaio, Iruña de Oca y Zuia-, dos en las que reabre -Eibar y Ribera Baja- y cinco en las que se clausuran los bares apenas 48 horas después de la reapertura -Azpetia, Beasain, Añana, Zigoitia y Zaldibia-.

En el caso de Arrasate-Mondragón y de Aramaio, ubicadas en Gipuzkoa y Álava pero muy cercanas geográficamente, este lunes ha empezado un cribado entre toda la población de más de 6 años ante la alta incidencia (1.100 y 800 de tasa, aproximadamente). Más de 11.000 personas pasarán una prueba PCR de aquí al viernes, entre ellos 5.000 estudiantes. En el lado contrario, Lekeitio ve como la tasa alcanza ese nivel de 60 que activa el metafórico semáforo verde que indica que apenas hay transmisión de la COVID-19. Es el único municipio en estas circunstancias en toda la comunidad autónoma.

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha notificado este lunes 336 positivos. Es un dato mucho más bajo que el de jornadas anteriores pero es habitual un descenso cada lunes porque los domingos se realizan muchas menos pruebas. Concretamente, fueron 5.542 las PCR y pruebas de antígenos en las últimas 24 horas, lejos de las 8.783 del viernes o de las 17.000 de las jornadas con más actividad en esta segunda ola. La positividad es del 6,1%, también por encima de los porcentajes de seguridad marcados por la OMS (5%) o por Europa (3%). Por territorios, los casos se reparten en 145 en Bizkaia, 115 en Gipuzkoa y 71 en Álava, que ya es el territorio con más casos en relación a su población, como ocurrió en la primera ola. Por edades, la peor tasa la tienen los mayores de 80 años, precisamente la franja con más letalidad. En cuanto a los más jóvenes, caen a 65 las aulas clausuradas (0,37% del total), repartidas en 40 centros.

En cuanto a la situación asistencial, hay 112 pacientes en la UCI. Continúa el descenso respecto al pico que produjeron los hasta 1.500 contagios diarios de noviembre. El total de hospitalizados se sitúa en 487, con 26 ingresos en las últimas 24 horas. La media semanal es aún de dos pacientes ingresados cada hora. No hay datos de fallecimientos, aunque se siguen produciendo día a día. Osakidetza eliminó esta estadística de su informe diario en el verano y nunca la ha recuperado.

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2020 - 13:13 h

Descubre nuestras apps

stats