El pequeño comercio bilbaíno levanta sus persianas: "Hemos optado por abrir porque si no morimos"

María Eugenia en su tienda de ropa deportiva en Bilbao

52 días. Es el tiempo que los comercios de Euskadi -y del resto de España- han tenido sus persianas bajadas. Este lunes, 4 de mayo, primer día de la Fase 0 de la desescalada por el coronavirus, las abrían por fin. Eso sí, cumpliendo con las medidas acordadas por el Gobierno: contar con cita previa y con un máximo de un cliente por trabajador, tener mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual, y reservar un horario preferente para mayores de 65 años, coincidiendo con su franja de paseos, de 10 a 12 del mediodía y de 19 a 20 horas.

Los establecimientos que tienen permitido abrir sus puertas son los que forman parte del pequeño comercio, es decir, peluquerías, zapaterías, librerías, ferreterías, talleres, etc. También las tiendas de ropa, como la tienda de ropa deportiva GYS Sport Dalmau, regentada por la familia de María Eugenia y ubicada en el Casco Viejo de Bilbao.

La propietaria asegura que han abierto con miedo, pero que el primer día está dando sus frutos. "Las ventas están siendo mejor que en muchos otros días, la gente se sorprende al ver que estamos abiertos, se queda mirando en la puerta, pero al final se atreve a entrar", asegura María Eugenia, quien atiende su comercio con la ayuda de sus dos hijos. "Tenemos guantes y mascarillas para todo aquel que lo solicite, además de geles y desinfectantes tanto para manos como para pies. Estamos bien preparados", concluye.

A pocas calles de allí, también en "el Casco" bilbaíno, Arkaitz recibe a sus clientes en la juguetería Xirimiri, que regenta con su mujer. El primer día de apertura, para esta tienda, ha sido positivo. "Hemos tenido bastantes ventas, también porque la gente ya se estaba desesperando", señala Arkaitz, "he visto muy pocos comercios abiertos, pero nosotros hemos optado por abrir porque si no morimos", lamenta.

La principal competencia de tiendas como Xirimiri, es la librería Elkar, que también vende juguetes, pero que aún no ha optado por abrir. "No sabemos si cuando abran la cosa bajará, pero aquí seguiremos mientras podamos, siempre guardando las distancias y con las medidas de seguridad", apunta.

Pocas han sido las tiendas que han permanecido abiertas este lunes. Tiendas de ropa como Guillermina, no han abierto alegando "responsabilidad ciudadana", según indica un cartel en la entrada de la misma.

Sin duda, las protagonistas de la primera jornada de la fase 0 han sido las peluquerías, como Divine, cuyo propietario tiene agendadas citas durante las próximas semanas. "Atiendo a una persona por hora, si se quieren teñir, más. Tengo la agenda llena toda esta semana y la siguiente, y siguen llamando porque hay muchas clientas habituales que no están seguras de si he abierto o no. Estamos teniendo una buena acogida después de casi dos meses sin tener ningún ingreso", señala el propietario de Divine.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2020 - 19:52 h

Descubre nuestras apps

stats