Los Presupuestos generales del Estado retrasan a 2026 la llegada de la alta velocidad a Euskadi

Vista de la playa de vías de la estación Indalecio Prieto de Abando, en Bilbao

La letra pequeña del proyecto de presupuestos generales del Estado entregado por el Gobierno de Pedro Sánchez al Congreso recoge la confirmación de un secreto a voces: la llegada de la alta velocidad a Euskadi se volverá a retrasar. Como mínimo, lo hará hasta 2026. Ésa es la nueva fecha que se fija tanto para la finalización tanto de la 'Y vasca', como se conoce a la interconexión de Vitoria, Bilbao y Donostia vía Bergara, como para las líneas hacia Madrid vía Burgos y hacia Zaragoza vía Pamplona. En los presupuestos vigentes -elaborados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2018- se recogía 2024 como fecha de posible finalización aunque públicamente tanto el Gobierno central como el vasco habían prometido trenes AVE para 2023.

El PNV muestra su enfado con el Gobierno por el impuesto al diésel: "Se nos garantizó que no iba a estar en los presupuestos"

El PNV muestra su enfado con el Gobierno por el impuesto al diésel: "Se nos garantizó que no iba a estar en los presupuestos"

En el tomo relativo a las inversiones territoriales del Estado es donde aparece el detalle de los planes de ADIF para un proyecto que acumula décadas de retraso aunque se ha presentado como estratégico para conectar España con Francia y con el resto de Europa. Sumados los fondos para la conexión hacia Pamplona y Zaragoza -no se ha definido si se realizará por Vitoria o por Gipuzkoa- y para la unión con Burgos, el Gobierno calcula que harían falta inversiones por valor de 7.143 millones de euros para un proyecto que, según el propio documento presupuestario, se inició en 2002. Se reparten en 2.083 millones en Álava, 2.025 en Bizkaia, 1.677 en Navarra y 1.195 en Gipuzkoa. El matiz es que en este territorio quien ejecuta las obras es el Adif autonómico (ETS, por sus siglas en euskara) y luego se descuenta su coste mediante un ajuste en el Cupo que abona Euskadi al Estado por los servicios que presta.

Sin embargo, de esos 7.143 millones solamente 2.042 (el 28%) están recogidos como créditos de compromiso para el período 2020-2024. El resto de las inversiones siguen en el aire, aunque estos presupuestos no son todavía definitivos y están sujetos a posibles cambios en el Congreso. De hecho, el PNV ya se ha valido de su influencia en ejercicios anteriores para incorporar más fondos para al alta velocidad vasca, como sucedió en 2017.

Precisamente el nuevo consejero de Transportes vasco, el socialista Iñaki Arriola, que ya gestionó esta cartera entre 2009 y 2012, ha reconocido este miércoles en Radio Euskadi que los plazos prometidos hasta ahora son irreales. "Nadie piensa hoy en día que 2023 ó 2024 sean una fecha", ha manifestado Arriola dando a entender que la crisis motivada por la COVID-19 afectará también a esta infraestructura. Y ha añadido: "Aquí lo importante es ir avanzando". Arriola ha dicho tener una "interlocución muy directa" con el Gobierno central y ha confiado en que "a final de año" podría establecerse un nuevo "calendario" que sea "sensato" para "definir con una cierta certeza los plazos razonables de ejecución".

Arriola ha recordado que queda mucho por hacer para que los trenes circulen por Euskadi. Aunque están muy avanzados, no se han completado aún los tres ramales de la 'Y' que da nombre al proyecto, falta por rematar igualmente el nudo de Bergara y, sobre todo, queda por definir cómo serán los accesos a las capitales. En Donostia la obra la ejecuta ETS y en Bilbao y en Vitoria, aunque se presentaron algunos proyectos, quedan pendientes los "convenios", según ha indicado Arriola. La siguiente fase serán las conexiones hacia Burgos y hacia Pamplona. En el caso de la frontera francesa, Arriola ha dicho que Adif ejecutará la reforma de la estación de Irún.

Otras inversiones del Estado en Euskadi

Los presupuestos generales del Estado contemplan también inversiones por valor de 8,6 millones de euros para la reforma de la comisaría de la Policía Nacional en el centro de Vitoria y para el cuartel de Sansomendi, también en la capital vasca. Asimismo, Puertos del Estado prevé inversiones de hasta 390 millones en Bilbao y 101 en Pasaia. En el caso de los aeropuertos, las partidas suman 50,5 millones para Loiu, 11,2 para Foronada y 7,1 millones para Hondarribia. Hay fondos para el Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria, para el museo Artium o para Eusko Ikaskuntza. La previsión inicial de abono del Cupo es de 1.297 millones de cara al ejercicio 2021, aunque esta cifra inicial luego sufre ajustes.

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2020 - 21:15 h

Descubre nuestras apps

stats