La portada de mañana
Acceder
El PP desprecia el órdago de Vox y le fuerza a dar marcha atrás en su plan de "ruptura"
Contrastes de la pandemia: de la falta de restricciones al toque de queda
Opinión - ¿Sucede lo de España en algún otro país?, por Rosa María Artal

Las restricciones a la hostelería llegan también a Bergara y Ermua tras aparecer decenas de positivos en el fin de semana

Urkullu, con mascarilla, este lunes en Vitoria

Primero fue Ordizia (8 de julio), en un segundo momento Eibar, Zarautz y Tolosa (16 de julio) y ahora las restricciones en cuanto a horarios de hostelería y aforos se extienden a Ermua -que es Bizkaia pero está pegada a Eibar- y a Bergara. Así lo ha comunicado la consejera de Salud en funciones, Nekane Murga, al término de la comisión de seguimiento de la situación de la COVID-19 en Euskadi reunida de manera extraordinaria en la tarde de este lunes después de un fin de semana con 426 positivos, una cifra desconocida desde hace meses, y que se debe en su mayoría a brotes vinculados con el ocio juvenil en Gipuzkoa. "El virus, lejos de desaparecer, sigue muy presente", ha constatado Murga, que no descarta la adopción de más restricciones o la extensión de las medidas de control en el ocio a otros puntos.

El iceberg estadístico: las claves de la nueva etapa de la pandemia en Euskadi

El iceberg estadístico: las claves de la nueva etapa de la pandemia en Euskadi

Las medidas se traducen en que no habrá servicio de barra, en que el aforo interior de los locales se limita al 50% y en que a las 23.30 horas todos los locales tienen que bajar la persiana. Murga ha insistido en la importancia de la "colaboración ciudadana" para hacer cumplir las reducciones de "agrupaciones en el ocio". Ya comentó en otra ocasión que de nada sirven si las cuadrillas cruzan al pueblo de al lado a hacer lo que en el suyo tienen prohibido. En todo caso, ha matizado que Euskadi en su conjunto "no está" en una situación epidemiológica que requiere estas medidas a nivel general. Y ha avanzado que Ordizia podría recuperar la 'nueva normalidad' en próximas fechas al haber controlado el brote que se produjo hace dos semanas.

Los focos de contagio aparecidos en encuentros juveniles están suponiendo un quebradero de cabeza para los rastreadores de Osakidetza. "Es difícil saber si fue en una cena el día 8 o en una fiesta el 9", se ha sincerado Murga. No obstante, hay coincidencias con la asistencia a algunos locales o con las celebraciones de fin de curso tras la Selectividad. Cuando se identifica un posible punto crítico, se llama a todos los que acudieron a él para un programa de cribado. Según los datos que ha ofrecido, en la zona de Zarautz se han realizado 2.785 pruebas en los últimos días y han aflorado 80 positivos -más los que ha detectado la Sanidad navarra-. Todos ellos están asintomáticos o han sido cogidos en una fase temprana de modo que quedarán aislados y no extenderán la enfermedad. En la zona de Eibar-Ermua, ha habido 3.500 test y unos 120 positivos vinculados a los focos. En Getaria, finalmente, han aparecido 7 infectados de 1.726 PCR realizadas.

No obstante, no todos los infectados son jóvenes o no todos superan la enfermedad sin ningún síntoma o con apenas consecuencias. De hecho, a lo largo del fin de semana ocho personas han tenido que ser hospitalizadas por un empeoramiento de su situación, principalmente neumonías. Es imposible conocer si ha habido fallecimientos. Osakidetza ha decidido eliminar ese dato de sus resúmenes diarios y lo hará público una vez a la semana. Se alega que no es posible conocer con celeridad la causa del fallecimiento. La última cifra situaba las muertes en Euskadi durante la pandemia en 1.623, mientras que el Ministerio de Sanidad las rebaja a 1.563.

Etiquetas
Publicado el
20 de julio de 2020 - 19:34 h

Descubre nuestras apps