Vídeo

La policía carga contra centenares de jóvenes a los que estaba esperando a la salida de una discoteca en Santiago

Fotograma de uno de los jóvenes heridos en una carga policial ante la discoteca Ruta en Santiago

Agentes de la Policía Local y la Nacional cargaron en la madrugada del jueves al viernes contra centenares de jóvenes a las puertas de la discoteca Ruta en Santiago. Varias patrullas estaban desplegadas antes de la hora de cierre del pub, las tres de la madrugada, en previsión de que habría una aglomeración de personas. El alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, ha defendio la actuación de los agentes: "Cuando la Policía da unas instrucciones y no son obedecidas, tiene el derecho de defenderse y el deber de poner fin a una situación de infracción que está ocasionando molestias a los vecinos de la zona". Ha agregado que está seguro de que se usó "la fuerza necesaria y suficiente para conseguir el objetivo" de dispersar a los presentes.

De acuerdo con el regidor, los agentes pidieron a los jóvenes que estaban en la zona que se fuesen, pero eso no ocurrió. Ha asegurado que algunos de ellos tiraron objetos como vasos y botellas a los policías y eso "provocó la carga policial". Bugallo ha afirmado que había un botellón y que en total eran más de 2.000 personas, de las que calcula que solo unas 200 salieron del interior del local de ocio nocturno.

Según el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento compostelano, Gonzalo Muíños, hubo "cargas puntuales" porque los jóvenes no estaban obedeciendo las órdenes de que se dispersasen y estaban lanzando "todo tipo de objetos" a los policías.

Un vídeo grabado por una de las personas presentes muestra a varios agentes cargando a porrazos contra los jóvenes y a uno de ellos que se acerca a la cámara y muestra una herida en la sien derecha por la que está sangrando. Las imágenes han circulado por redes sociales y grupos de Whatsapp.

El único herido que le consta al Ayuntamiento es un agente de la Policía Local, con una lesión en un hombro. Fuentes municipales indican que desconocen si alguno de los jóvenes que recibió porrazos de los policías necesitó atención médica y en los hospitales de la ciudad no tienen registros de nadie que haya acudido por golpes de este tipo. Muíños justifica la intervención "más contundente" de los agentes la pasada madrugada: "Fue la noche más intensa y de más aglomeración de gente desde el inicio del curso. Otras veces hacían caso. Ayer no". Niega que se hayan utilizado pelotas de goma.

El edil, del PSOE, asegura que había más de 2.000 personas en la zona y que estaban "haciendo ruido y montando barullo". Explica que, con independencia de que reciban quejas de vecinos por el ruido, la Policía Local envía agentes a la zona para disuadir a quienes salen de la discoteca que se queden en los alrededores. La pasada madrugada eran en concreto seis patrullas, además de los efectivos de la Policía Nacional. Muíños agrega que los agentes intervinieron también en 13 fiestas en pisos en la ciudad.

La discoteca Ruta fue uno de los primeros locales que abrió en Santiago cuando empezaron a levantarse las restricciones al ocio nocturno y, desde entonces, se han formado colas y aglomeraciones a su puerta, que han recibido en las últimas semanas una atención mediática frecuente.

Una de las jóvenes presentes, Antía Agrafojo, relató a elDiario.es que la Policía Local llegó primero y luego se sumaron también agentes de la Nacional, que se colocaron a lo ancho de la calle y empezaron a avanzar hacia ellos. Afirma que vio a gente sangrando por la cara y el cuerpo y que a un amigo suyo que estaba sentado en un portal le dieron siete porrazos en el suelo. "Yo no vi nada de violencia entre los que estábamos allí", defiende y asegura que no hubo insultos hasta que empezaron a cargar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats