Francia recibirá ayuda de cinco países para controlar los incendios que asolan al país

Las llamas afectan a Gironda, en el suroeste del país, en donde han ardido 6.800 hectáreas en la región, según los últimos datos.

EFE


1

Francia recibirá la ayuda de Alemania, Grecia, Polonia, Rumanía y Austria para combatir los incendios que asolan al país y que ya se han cobrado casi 50.000 hectáreas en lo que va del año. Así lo ha informado este jueves el presidente Emmanuel Macron. 

“Nuestros socios acuden en ayuda de Francia ante los incendios. Gracias a ellos. ¡La solidaridad europea está en marcha”, ha escrito en su cuenta oficial de Twitter, a través de la que también ha señalado que más de 10.000 bomberos y personal de la seguridad civil combaten las llamas en todo el territorio francés “con coraje y determinación”. “Estos bomberos son nuestros héroes”, ha dicho. 

Macron, además, ha rendido homenaje a dos bomberos que fallecieron cumpliendo sus labores de extinción de incendios. Ambos murieron después de que se sintieron indispuestos cuando estaban en zonas de fuego, no a consecuencia de las llamas.

Para el mandatario, la prioridad está centrada en salvar las vidas humanas y se solidarizó con los evacuados por los daños que han sufrido. “Para las personas evacuadas en las áreas en llamas, es una espera y una preocupación. Para los habitantes afectados, a veces es una vida que se borra. Salva todas las vidas, salva todo lo que se pueda salvar, luego reconstruye: nadie será olvidado”, ha resaltado el presidente francés.

Las llamas afectan a Gironda, en el suroeste del país, en donde —según los últimos datos— han ardido 6.800 hectáreas en la región desde que se reavivó el fuego el martes, pese a las duras condiciones climáticas. 

“La vegetación del suelo está extraordinariamente seca tras más de un mes sin lluvia. Las temperaturas se esperan de 40 grados y seguirán así hasta el sábado, lo que junto con la sequedad del aire, genera un severo riesgo de que se avive el fuego”, ha informado la Prefectura de Gironda en un comunicado. 

En esa zona, unas 10.000 personas fueron evacuadas de sus hogares por precaución, mientras que los bomberos indicaron que han impedido que el fuego entre en poblaciones, después de que dos decenas de casas se vieran afectadas en los últimos días. 

La zona sur de Burdeos sufrió un importante incendio en julio pasado que afectó a unas 12.000 hectáreas. Los bomberos consideran que este nuevo fuego, que se reavivó en la noche del martes, responde a que los rescoldos no estaban bien apagados.

La situación cambia en Aveyron, al sureste de Francia, donde un agricultor se encuentra inculpado después de que las autoridades consideraran que el fuego fue provocado por labores que efectuaba en el campo con una máquina. 

En ese lugar, unas 700 hectáreas han ardido, aunque el fuego todavía no está controlado, a diferencia que el de Maine et Loire, en el noroeste, que los bomberos consideran controlado tras haber afectado a unas 1.500 hectáreas.

Esta ola de incendios han llevado al gobierno francés a hacer un llamamiento para que bomberos voluntarios se sumen también al combate contra las llamas, en el que participan miles de profesionales. 

“Hay muchos bomberos voluntarios afortunadamente. Trabajamos para mejorar este voluntariado. Los empleadores deben tomar medidas para liberar a estos voluntarios de sus puestos de trabajo y que puedan sumarse a los bomberos. Es un acto cívico”, dijo el ministro del Interior, Gérald Darmanin, desde Mostuéjouls, en Aveyron.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats