La portada de mañana
Acceder
El cierre en falso de Kitchen y la exculpación del Ibex desinflan el caso Villarejo
Amós García Rojas: "No hay evidencia científica que justifique la tercera dosis"
Opinión - Paradigma de incongruencia, por Javier Pérez Royo

Reino Unido retrasa al menos un mes el fin de las restricciones en Inglaterra por el avance de la variante delta

Varias personas disfrutan de un día soleado en Londres, el pasado 1 de junio.

Inglaterra retrasará al menos cuatro semanas más el levantamiento de todas las restricciones por la COVID-19, previsto para el próximo día 21, por el alza de contagios de la variante Delta –detectada por primera vez en India– que preocupa al Gobierno, y con el objetivo de acelerar con las segundas dosis en la vacunación, según ha confirmado el primer ministro británico, Boris Johnson, este lunes.

"Creo que es sensato esperar un poco más", ha dicho Johnson durante su anuncio, adelantado por los medios británicos. "Es el momento de soltar el acelerador porque si somos prudentes ahora tenemos la oportunidad –en las próximas cuatro semanas– de salvar muchos miles de vidas vacunando a millones de personas más".

De acuerdo con el plan de desescalada del Gobierno, el 21 de junio era la fecha en que se levantaban todas las restricciones sobre contactos sociales, lo que permitía que discotecas y otros grandes eventos pudieran celebrarse sin límite de personas. El primer ministro ha comenzado la rueda de prensa diciendo que cuando expuso la hoja de ruta hace varios meses pretendía que fuera "cautelosa e irreversible y paso a paso".

Ahora, este último paso tendrá que esperar, al menos, hasta el lunes 19 de julio, fecha para la que, según ha explicado Johnson, el objetivo es haber vacunado con dos dosis a dos tercios de la población adulta, incluyendo a todos los mayores de 50 años, a todos los vulnerables, a todos los trabajadores sanitarios y asistenciales de primera línea y a todos los mayores de 40 años que recibieron su primera dosis a mediados de mayo.

La decisión significa que las restricciones que afectan a cuestiones como las discotecas (que permanecerán cerradas), los festivales y el aforo de los pubs y restaurantes seguirán en vigor al menos hasta mediados de julio y que no se eliminarán los límites de reuniones (seis personas o dos hogares en el interior, hasta 30 pueden reunirse en el exterior).

Las bodas y velatorios son una excepción y podrán llevarse a cabo con más de 30 invitados, el límite actual, siempre que se mantenga el distanciamiento social.

Habrá una revisión después de dos semanas y el Gobierno se reserva la posibilidad de levantar todas las restricciones en ese momento. "Controlaremos la situación todos los días y, si al cabo de dos semanas llegamos a la conclusión de que el riesgo ha disminuido, nos reservamos la posibilidad de pasar a la fase 4 y a la apertura total antes".

"Tal y como están las cosas -y sobre la base de las pruebas que puedo ver ahora mismo-, confío en que no necesitaremos más de 4 semanas y que no tendremos que ir más allá del 19 de julio. Está claro que las vacunas están funcionando y que la magnitud del despliegue de vacunas ha hecho que nuestra posición sea incomparablemente mejor que en las oleadas anteriores", ha dicho el primer ministro.

Este retraso será votado por la Cámara de los Comunes este mes de junio para darle legalidad a la decisión. Algunos diputados conservadores han mostrado su oposición al retraso por considerar que las personas con mayor riesgo a enfermar o morir por la COVID-19 ya están vacunadas con las dos dosis.

Varios científicos habían pedido al Ejecutivo que no mantuviera la desescalada final del 21 de junio (denominado por los medios británicos como "el día de la liberación") ante el rápido avance de los contagios de la variante Delta, que es ya la dominante en Reino Unido. Boris Johnson ha dicho que el gobierno está preocupado por la variante delta: los casos están creciendo alrededor del 64% por semana y en las áreas más afectadas se duplican cada semana.

Este cambio de planes permitirá seguir avanzando en el plan de vacunación de la población, dado que la mayoría de las personas hospitalizadas con COVID no habían sido vacunadas o algunas solo recibieron la primera de las dos dosis del preparado.

Si bien las otras regiones británicas –Escocia, Gales e Irlanda del Norte– han suavizado las restricciones, aún mantendrán diversos tipos de medidas para disminuir la posibilidad de contagios.

El Gobierno de Johnson se había marcado como objetivo vacunar, al menos con la primera dosis, a todos los mayores de 18 años para finales del próximo mes de julio. Se estima que la variante delta es un 60% más contagiosa que la alfa, la que fue detectada en el condado de Kent (sureste de Inglaterra) en diciembre del año pasado. Además, los científicos han indicado que delta supone actualmente el 90% de las infecciones en el país.

La Asociación de Industrias Nocturnas ha advertido este lunes de que un retraso del levantamiento de las medidas será "catastrófico" para sectores como los clubes nocturnos, que permanecen cerrados desde marzo del año pasado, y ha indicado que este sector ha invertido millones de libras en los preparativos para este 21 de junio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps