López Obrador plantea “una pausa” en la relación entre México y España

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional, de la Ciudad de México.

elDiario.es / Agencias


33

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha planteado este miércoles hacer “una pausa” en las relaciones con el Gobierno de España, y también con las empresas, a fin de mejorarlas.

Periodistas asesinados, feminicidios y desapariciones: las crisis que no cesan bajo el Gobierno de López Obrador

Periodistas asesinados, feminicidios y desapariciones: las crisis que no cesan bajo el Gobierno de López Obrador

“Vale más darnos un tiempo, hacer una pausa. A lo mejor cuando cambie el Gobierno (el mexicano) ya se restablecen las relaciones”, ha comentado el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador ha dicho que ambos países deben darse un tiempo para respetarse y que el Gobierno de España no vea a México como una “tierra de conquista”. “Queremos tener buenas relaciones, pero no queremos que nos roben”, ha apuntado el mandatario.

“Es el caso de las empresas españolas, si ahora no es buena la relación y a mí me gustaría que hasta nos tardáramos en que se normalizara, para hacer una pausa, que yo creo que nos va a convenir a los mexicanos y a los españoles, desde luego al pueblo de México y al pueblo de España”, ha señalado.

Ha afirmado que ha existido un “contubernio arriba, una promiscuidad económica, política, en la cúpula de los Gobiernos de México y de España”, durante unos “tres sexenios seguidos”, ha dicho. Ha asegurado que en este caso, México era el que llevaba la “peor parte” porque “nos saqueaban”. “Entonces, vale más darnos un tiempo, una pausa”, ha reiterado.

López Obrador ha cuestionado durante su alocución los negocios de varias compañías del sector energético y de la construcción que hicieron contratos con los Gobiernos de Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018). Ha aludido en concreto a Repsol, OHL, Iberdrola y astilleros de Vigo.

A preguntas de los periodistas, que le han interrogado sobre la posibilidad de formalizar la “pausa”, el presidente mexicano ha respondido que “no”. “Eso no se puede hacer”, ha alegado, para acto seguido especificar que solo era un “comentario”, informa Europa Press.

En reiteradas ocasiones López Obrador ha criticado la negativa de España de ofrecer disculpas a los pueblos indígenas de México por los abusos cometidos durante la conquista como él pidió para 2021, cuando se conmemoraron 500 años de la efeméride, rebautizada como “resistencia indígena”.

Pero el mandatario también ha acusado a las empresas españolas de ver aún a México como “tierra de conquista y saqueo”, en particular tras la reforma energética de 2013 que abrió el sector a los privados.

Albares expresa su “sorpresa” por las declaraciones

Tras conocer las palabras del presidente mexicano, el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, ha dicho en Lyon que su ministerio va “a verificar el alcance” de las declaraciones. “Entiendo que se han hecho en un contexto informal. No tienen ninguna traducción oficial ni se nos ha comunicado nada oficialmente de ningún tipo”. “En cualquier caso, si se han producido, habría que preguntarle al presidente López Obrador qué ha querido decir con eso y qué tenor oficial le da a esas declaraciones”.

En declaraciones remitidas a la prensa, Albares ha expresado su “sorpresa” porque tales palabras, ha dicho, “se contradicen con las propias declaraciones del presidente López Obrador hace una semana y con el canciller Marcelo Ebrard” con el que tuvo “un encuentro cordial” en Honduras y “que públicamente ha saludado la relación con España”.

El titular de Exteriores ha asegurado que la relación entre España y México “es una asociación estratégica que va más allá de declaraciones verbales súbitas o palabras puntuales” y ha reiterado que el Gobierno español “no ha hecho ninguna acción que pueda justificar una declaración de este tipo”.

“Lo que demuestran las relaciones empresariales entre nuestros dos países es que desde hace muchos años, los flujos de inversión en ambas direcciones no hacen más que incrementarse. Lejos de la pausa, hablamos de un incremento de las relaciones empresariales que ambos gobiernos debemos acompañar. En cualquier caso, lo que siempre hará el Gobierno de España es defender los intereses de España en cualquier circunstancia y ante cualquier país”, ha dicho.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats