Qué está pasando ahora en la guerra de Ucrania

Varias personas en la cripta de una iglesia convertida en museo, que ahora se usa como refugio, en el octavo día desde el inicio de la guerra en Ucrania, en Leópolis.

Se cumple una semana desde que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenara una ofensiva contra Ucrania desde el este, el sur y el norte del país. Los ataques se recrudecen en ciudades clave mientras todos los ojos se han dirigido a la segunda ronda de negociaciones en este octavo día de hostilidades.

  • Rusia y Ucrania han acordado establecer corredores humanitarios durante la segunda ronda de conversaciones que ambas delegaciones han mantenido en Bielorrusia. Es la primera vez que ambos países pactan algún tipo de avance desde la invasión rusa y este era uno de los principales objetivos de Kiev, junto al de lograr un alto el fuego y un armisticio. Tras concluir la reunión, el asesor de la oficina presidencial de Ucrania, Majaíl Podolyak, ha asegurado que, sin ser “los resultados esperados”, ambos bandos han acordado establecer corredores humanitarios. Esto supone que se establecerán vías para facilitar una circulación segura, libre de ataques, de ayuda humanitaria y de las víctimas del conflicto.
  • El gobernador de la región oriental de Donetsk ha dicho que la ciudad portuaria de Mariúpol, uno de los primeros objetivos de la invasión y donde las autoridades han denunciado bombardeos continuos que no les permiten ayudar a los heridos, está sin electricidad ni suministro de agua, según informa Reuters. En Chernígov, próxima a Kiev, los servicios de emergencia dicen que han recuperado los cuerpos de 33 personas de los escombros y hay 18 heridos como resultado de los ataques.
  • El gobernador del oblast de Jersón, Hennadiy Lahuta, ha dicho en Facebook que las fuerzas rusas han ocupado por completo el edificio de la administración regional. “Sin embargo, no hemos abandonado nuestros deberes”. En la estratégica ciudad de Jersón, situada al noroeste de la península de Crimea en el Mar Negro, las tropas rusas entraron en el edificio del Ayuntamiento, según ha informado el alcalde este miércoles por la noche. El New York Times y la BBC han informado de que la ciudad ha sido capturada por los rusos –que también afirman haber tomado el control de la localidad sureña– lo que la convierte en el primer centro urbano significativo en caer. En su última publicación de Facebook, el alcalde asegura que la bandera ucraniana sigue ondeando sobre la ciudad, pero para ello hay que cumplir varias condiciones, entre ellas un toque de queda y limitaciones para moverse por la ciudad. “No les hice ninguna promesa. (...) Solo les pedí que no dispararan a la gente”, dice. Otros medios internacionales como la agencia AP dicen que el estado de la ciudad sigue sin estar claro. El Ministerio de Defensa británico, que cuenta con importantes capacidades de inteligencia en la región, indica que “algunas” fuerzas rusas “han entrado en la ciudad de Jersón, pero la situación militar sigue siendo poco clara”.
  • Se han registrado nuevas explosiones en la capital ucraniana, Kiev, y en la segunda ciudad más importantes del país, Járkov. En la región de Járkov, al este del país, los bombardeos y ataques rusos han causado la muerte de 34 civiles en las últimas 24 horas, entre el 2 y el 3 de marzo, según han informado este jueves los servicios de emergencia. En Kiev, hasta 15.000 personas se refugian en el metro para escapar de las hostilidades, según las autoridades de la ciudad.
  • Según la información de inteligencia de Reino Unido, el cuerpo principal de la gran columna rusa que avanza hacia Kiev sigue a más de 30 kilómetros del centro de la ciudad, “retrasada por la firme resistencia ucraniana, las averías mecánicas y los atascos”. “La columna ha hecho poco progreso discernible en más de tres días”, dice. “A pesar de los intensos bombardeos rusos, las ciudades de Járkov, Chernígov y Mariúpol siguen en manos ucranianas”. Según la última evaluación del Instituto para el Estudio de la Guerra, con sede en Washington, las operaciones para envolver la capital son el principal esfuerzo de Moscú, pero las tropas rusas también están llevando a cabo tres acciones de apoyo: una para tomar Járkov, otra para tomar Mariúpol y asegurar el “puente terrestre” que conecta Rostov del Don (Rusia) con Crimea, y otra para asegurar Jersón y establecer las condiciones para un avance hacia el oeste, hacia Mykoláiv y Odesa. 


  • Antes de que empezaran las negociaciones en Bielorrusia, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha asegurado que Moscú seguirá con su operación militar en Ucrania hasta “el final”. “Todos los invasores deben saberlo: se enfrentarán a un feroz rechazo de los ucranianos y recordarán para siempre que no renunciaremos a lo que es nuestro”, ha dicho el presidente Volodímir Zelenski, que se ha mostrado dispuesto a hablar directamente con Putin. “Es la única forma de parar la guerra”, ha dicho. El presidente de Rusia ha calificado la invasión de “éxito”.
  • Cientos de miles de personas están escapando del país en busca de seguridad. Cuando se cumple una semana de invasión, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha anunciado que más de un millón de personas han huido de Ucrania a los países vecinos desde el 24 de febrero, el día que comenzó. La gran mayoría ha huido a Polonia, pero también a Hungría, Moldavia, Rumanía, Eslovaquia, así como a Rusia. Acnur ha advertido estos días de que, a este ritmo, parece que la situación “se convertirá en la mayor crisis de refugiados de Europa de este siglo”.


  • Mientras se intensifican los ataques, el número total de víctimas siguen sin está claro y está resultando difícil verificarlo, por lo que las cifras conocidas son, con casi seguridad, mayores. La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha dicho que hasta la medianoche del 2 de marzo ha habido 802 víctimas civiles, entre ellas 249 muertos y 553 heridos. “la mayoría de estas víctimas fueron causadas por el uso de armas explosivas con una amplia área de impacto, incluyendo bombardeos de artillería pesada y sistemas de misiles de lanzamiento múltiple, y ataques aéreos”. Los militares ucranianos han dicho que Rusia ha perdido unos 9.000 efectivos, no está claro cuantos de ellos están prisioneros. Moscú reconoció este miércoles las primeras bajas entre sus filas, aunque varias veces menor que las que ha anunciado Ucrania: dice 498 militares rusos han muerto y casi 1.600 han resultado heridos.
  • El jefe del Centro de Defensa Nacional de Rusia, el coronel general Mijaíl Mizintsev, ha dicho espera una “catástrofe humanitaria” en las ciudades ucranianas de Kiev, Mariúpol, Járkov y Sumy.
  • En su cálculo de las pérdidas rusas, Ucrania afirma haber destruido 217 tanques, 900 vehículos blindados, más de 130 sistemas de artillería y de lanzamiento múltiple de misiles, más de 60 aviones y helicópteros, así como varios barcos y aviones no tripulados. El Ministerio de Defensa ruso también ha afirmado haber destruido varios sistemas de defensa aérea y de misiles, radares y aviones.
  • Amnistía Internacional ha documentado tres ataques en Járkov que mataron al menos a nueve civiles, incluidos niños, el 28 de febrero.
  • La Corte Penal Internacional (CPI) ha confirmado que está abriendo una investigación sobre posibles crímenes de guerra en Ucrania después de que 39 Estados lo instaran a hacerlo y que ha comenzado a recopilar pruebas.
  • A muchos expertos les preocupa que Moscú haya cambiado de táctica, con la artillería pesada rusa y los ataques aéreos golpeando zonas edificadas. Los servicios de emergencias ucranianos han acusado a Rusia de destruir durante estos siete días de guerra “cientos de infraestructuras de transporte, edificios residenciales, hospitales y guarderías”. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho estar “profundamente preocupada” por la emergencia humanitaria en Ucrania y las informaciones que van llegando sobre ataques a instalaciones y trabajadores sanitarios. La OMS, que está verificando varios incidentes, ha confirmado que, la semana pasada, un hospital “fue atacado con armas pesadas”, matando a cuatro personas e hiriendo a diez, entre ellas seis trabajadores sanitarios. “Los ataques a la asistencia sanitaria violan el derecho internacional humanitario”.
  • El Comité Paralímpico Internacional ha decidido sacar de los Juegos de Invierno de 2022 a los atletas rusos y bielorrusos. Lo ha anunciado en un comunicado en el que explican que aunque creen “que el deporte y la política no deben mezclarse”, la guerra de Ucrania ha llegado a los Juegos. La decisión afecta a 83 deportistas.
  • El presidente francés, Emmanuel Macron, se ha entrevistado este martes de nuevo con Putin. Es la tercera vez que hablan durante la invasión, según el Elíseo. “Te estás mintiendo a ti mismo”, le ha dicho al presidente ruso, según fuentes que ha citado The Guardian, que aseguran que le ha subrayado que la guerra le va a “costar caro” a Rusia, que terminará “aislada, debilitada y bajo sanciones durante mucho tiempo”. “Lo peor está por llegar”, ha dicho Macron.
  • La Asamblea General de las Naciones Unidas votó este miércoles abrumadoramente a favor de una resolución que condena la invasión rusa de Ucrania y exige la retirada inmediata de sus fuerzas. 141 de los 193 Estados miembros han votado a favor de la resolución y una treintena se han abstenido, entre ellos China. Si bien las resoluciones de la Asamblea General no son vinculantes, tienen peso político y en este caso se considera que es una expresión global de repulsa que pone de manifiesto el creciente aislamiento de Moscú.

Esta artículo está en permanente actualización.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats