Pedro Sánchez y otros 16 líderes de la UE llaman a luchar contra la "discriminación" ante la ofensiva homófoba de Orbán

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez y otros 16 líderes de la Unión Europea llaman a luchar contra la "discriminación" ante la ofensiva homófoba de la Hungría de Viktor Orbán en una declaración difundida este jueves a la que ha tenido acceso elDiario.es. Así, los 16 primeros ministros y jefes de Estado que firman la declaración expresan su "compromiso" con la defensa del "respeto y la tolerancia" ante las amenazas "a los principios de no discriminación por motivos de orientación sexual", en una clara alusión a las leyes aprobadas en el Parlamento húngaro en las que se prohíbe abordar la homosexualidad en las escuelas.

Los símbolos LGTBI se multiplican en el fútbol europeo para plantar cara a la UEFA y al Gobierno húngaro

Los símbolos LGTBI se multiplican en el fútbol europeo para plantar cara a la UEFA y al Gobierno húngaro

La carta, que fue redactada en Madrid e impulsada por Sánchez y el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, llega el mismo día en que los líderes de la UE se reúnen en una cumbre en Bruselas en la que, sin estar en el orden del día la ofensiva homófoba del Gobierno húngaro, Viktor Orbán, sí se prevé que el asunto sea abordado en la cena de este jueves.

La declaración está firmada por España, Luxemburgo, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Lituania, Países Bajos, Suecia, Letonia, Malta, Chipre, Austria e Italia. Es decir, son los mismos 17 países que hace dos días firmaron en Luxemburgo otra carta, esta vez más dura, pidiendo a la Comisión Europea contundencia contra el Gobierno húngaro.

Una contundencia que terminó produciéndose este miércoles, cuando la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó que las leyes húngaras eran "una vergüenza" y que emplearía todos sus "poderes legales" para evitar su entrada en vigor. Así, el Ejecutivo comunitario envió una carta al Gobierno húngaro en el que le advertía de que podría recurrir a la Justicia europea al considerar que se está produciendo una violación de los valores de la Unión Europea.

El Gobierno de Viktor Orbán, por su parte, respondió a Von der Leyen a través de un comunicado: "La declaración de la presidenta de la Comisión Europea es una vergüenza porque se basa en acusaciones falsas. El proyecto de ley húngaro recientemente aprobado protege los derechos de los niños, garantiza los derechos de los padres y no se aplica a los derechos de orientación sexual de los mayores de 18 años, por lo que no contiene ningún elemento discriminatorio. La declaración de la presidenta de la Comisión Europea es una vergüenza porque el proyecto de ley húngaro se basa en el artículo 14, apartado 3, de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. La declaración del presidente de la Comisión es una vergüenza porque publica una opinión política sesgada sin una investigación imparcial previamente realizada".

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2021 - 09:24 h

Descubre nuestras apps