The Guardian en español

Líderes judíos de Reino Unido acusan a Jeremy Corbyn de “ponerse del lado de los antisemitas”

Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista de Reino Unido.

Heather Stewart / Kevin Rawlinson

Londres —

Jeremy Corbyn ha pedido disculpas por lo que él denomina “focos de antisemitismo” en su partido, coincidiendo con la publicación por parte de líderes de organizaciones judías de una carta abierta que acusa al jefe de los laboristas de “ponerse del lado de los antisemitas”.

El Consejo de Diputados de Judíos Británicos y el Consejo de Liderazgo Judío había instado a sus seguidores a realizar una concentración a las puertas del Parlamento este lunes mientras los representantes laboristas celebraban su reunión semanal a la que Corbyn no ha acudido.

Los líderes judíos han intervenido por la última polémica sobre antisemitismo en el partido, en la que Corbyn ha expresado sus disculpas por aparentemente mostrar su apoyo hace seis años en un comentario en Facebook al autor de un mural antisemita que apareció en el East End de Londres.

(El mural había sido retirado. Corbyn dio a entender que estaba en contra y puso como ejemplo la destrucción por orden de los Rockefeller de un mural encargado al artista mexicano Diego Rivera por la presencia de figuras comunistas.)

En la carta, que utiliza un lenguaje duro, los líderes judíos sostienen que la polémica del mural es simplemente la última prueba de que el líder laborista “no puede reflexionar seriamente sobre el antisemitismo porque está tan fijado ideológicamente en la extrema izquierda que por instinto se muestra hostil hacia las comunidades judías”.

“Una y otra vez, Jeremy Corbyn se ha situado del lado de los antisemitas en lugar del de los judíos. En el mejor de los casos, esto se deriva del odio obsesivo de la extrema izquierda al sionismo, a los sionistas y a Israel. En el peor, sugiere una visión conspiratoria en la que grandes comunidades judías se perciben como entidades hostiles y enemigos de clase”, sostiene la carta.

Además del mural, los firmantes citan lo que ellos alegan como la amistad de Corbyn con Hezbolá y Hamás, así como su oposición a la extradición del polémico clérigo musulmán Raed Salah.

El domingo, Corbyn publicó un comunicado en el que afirmó que siente “sinceramente el daño causado” por lo que él llama “focos de antisemitismo”. Antes había perdido disculpas por su comentario en Facebook de hace años y comentado que no se había percatado del motivo antisemita del mural.

"El Partido Laborista es un partido antirracista. Yo condeno por completo el antisemitismo y quiero dejar claro que, como líder del partido, no toleraré ninguna forma de antisemitismo que exista tanto dentro como fuera de nuestro partido y movimiento", escribió Corbyn.

La directora general del Holocaust Educational Trust, Karen Pollock, ha declarado que la disculpa de Corbyn “quizá llega demasiado tarde”. En una entrevista para un programa de BBC Radio 4, Pollock ha apuntado: “Cuando había ejemplos de miembros del Partido Laborista que afirmaban que los judíos matan y secuestran por todo el mundo o que se referían al Holocaust Educational Trust como el Holocaust Indoctrination Programme (programa de adoctrinamiento sobre el Holocausto)... ¿No era aquello suficiente para que el líder del Partido Laborista dijese que esto es asqueroso y tiene que acabar?”.

“He pasado tiempo con judíos que están preocupados por este tipo de retórica y nuestros líderes no deberían tener que verse acorralados para pedir perdón y decir que esto tiene que acabar”, ha añadido Pollock.

Varios diputados laboristas han señalado que les gustaría escuchar una explicación directamente de Corbyn. El líder laborista ha anunciado que se reunirá en los próximos días y semanas con líderes de la comunidad judía.

“No podemos tener una situación en la que uno de los partidos políticos de Reino Unido sea percibido como una zona prohibida para uno de los grupos religiosos del país", dijo el diputado laborista Wes Streeting.

El número dos del Partido Laborista, Tom Watson, y el portavoz para asuntos del Brexit, Keir Starmer, aparecieron el domingo en televisión para condenar el mural.

“Lamento mucho que la gente se sienta dolida por esto y por eso creo que es positivo que Jeremy Corbyn haya mostrado su arrepentimiento”, declaró Watson en BBC. Por su parte, Starmer señaló a ITV que la imagen pintada en una pared del este de Londres con un doble sentido antisemita era “grotesca y repugnante”.

En 2012 Corbyn defendió a Mear One, el artista que pintó el mural, después de que este publicase en Facebook que lo iban a borrar. Corbyn contestó: "¿Por qué? Estás en buena compañía. Rockefeller destruyó el mural de Diego Rivera porque incluía una imagen de Lenin”.

Corbyn recibió críticas tras salir a la luz una imagen de su intercambio y el viernes su equipo publicó un comunicado afirmando que Corbyn había reaccionado ante “la preocupación sobre la eliminación de arte público en base a la libertad de expresión”.

El comunicado afirma que el mural era “ofensivo y que utilizaba imaginería antisemita”. “No tiene lugar en nuestra sociedad y borrarlo fue correcto”, aclara. Un mensaje posterior de Corbyn añadía: “Sinceramente lamento no haber observado con más atención la imagen que estaba comentando”.

Watson defendió a Corbyn el domingo afirmando que el líder laborista había expresado su arrepentimiento y pedido disculpas.

“Dijo que no había visto el mural, estaba hablando de libertad de expresión y creo que ahora que ha visto el mural, está en lo cierto al afirmar que borrarlo fue lo correcto. También ha expresado su profundo pesar por el daño causado por el mural”, afirmó Watson.

“La imagen era antisemita y tenemos que decirlo claramente", dijo Starmer. Lo más importante es que el Partido Laborista siga diciendo que el antisemitismo no tiene lugar en nuestro partido, en nuestras comunidades ni en nuestra sociedad y tenemos que mostrar tolerancia cero”.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats