Manuela Carmena inaugura la nueva Gran Vía con las aceras más anchas, árboles y bancos

Callao durante la inauguración de la Gran Vía.

La Gran Vía de Madrid luce desde hoy una nueva imagen. La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ha inaugurado este viernes esta arteria de la ciudad, corazón de Madrid. Las obras para ampliar las aceras con el objetivo de dar más espacio al peatón y quitárselo a los coches han durado seis meses, el límite que se puso el Gobierno municipal para que no afectaran a las compras navideñas.

Carmena lo ha hecho desde las escalinatas del cine Callao donde ha compartido escalones con concejales de su Gobierno y de todas las formaciones del Consistorio (PP, PSOE y Ciudadanos), además de actores y actrices de los musicales de Gran Vía, en un acto en el que también ha inaugurado la Navidad con el encendido de las luces.

Miles de personas han acudido a la presentación de la nueva Gran vía y alumbrado. Un vídeo ha dado puntualmente a las 19h. el pistoletazo de salida a la nueva vía, corazón de la capital.

"Este año como todos los años llega este rito, el rito de encender las lunes de navidad, este año con algo diferente porque con las luces llega la nueva Gran Vía", ha comenzado la alcaldesa. "Si hay algo que representa Madrid es la gran calle que es la Gran Vía. Fue una muestra de innovacón, de cambio", ha continuado la alcaldesa. Con la remodelación "Madrid está más cerca de las ciudades europeas", ha concluido la alcaldesa.

Las aceras de la vía más concurrida de la ciudad, y más por estas fechas, cuentan ahora con 28.571 metros cuadrados. En concreto, se han ensanchado entre 2,6 y 3,4 metros, según el tramo y se ha ganado 6.800 m² de espacio peatonal, informa el Ayuntamiento.

Tras la remodelación, la calzada de la Gran Vía pierde un carril y queda configurada con dos carriles de circulación por sentido: uno para transporte público y otro para coches y bicis. Además, en el tramo entre las plazas de España y de Callao, se ha creado un carril bici independiente del resto de los vehículos, en sentido subida dada la pendiente de la calle en esta zona. De este modo, este tramo tiene cinco carriles, ya que en sentido bajada hacia plaza de España, las bicicletas compartirán calzada con otros vehículos.

La principal arteria de la ciudad ya cuenta también con árboles. En total, se han plantado 89 perales de flor, de hoja caduca y que dan flores blancas en primavera y se tiñen de amarillo en otoño, explican fuentes municipales. Son de bajo porte para no limitar la percepción del patrimonio arquitectónico de la calle. Estos árboles están acompañados de jardineras con arbustos de diferente color en cada tramo: Plaza España-Callao/Callao-Red de San Luis/Red de San Luis/Alcalá.

La Gran Vía estrena también nuevos semáforos. De las 95 unidades instaladas, 61 son columnas de un modelo adaptado especialmente para la nueva Gran Vía y 34 báculos en 8 semáforos altos con extremo superior curvo), cuyo modelo se ha diseñado exclusivamente para esta calle. Sus ópticas luminosas son igualitarias, con dibujos de diferentes tipos de parejas.

En la nueva Gran Vía se han instalado 143 bancos: 33 son de madera y metal y tienen un diseño modular para adaptarse a distintos espacios. Son los bancos para compartir, ganadores de un concurso que el Ayuntamiento hizo en 2016. Los otros 110 son de granito. El mobiliario se completa con papeleras y fuentes para beber.

Al final de la presentación, las y los artistas de algunos de los musicales de la Gran Vía han actuado para los asistentes.

Etiquetas
Publicado el
23 de noviembre de 2018 - 20:25 h

Descubre nuestras apps

stats