Las calles Rodríguez San Pedro, Galileo y Treviño serán reformadas en el Plan de Aceras de Chamberí

Calle Rodríguez San Pedro

Tres calles del distrito de Chamberí serán reformadas para mejorar su accesibilidad para los peatones. Serán las de Galileo, Rodríguez San Pedro y la calle Treviño. Allí se intervendrán aceras, calzadas, aparcamientos y pasos de peatones, así como la señalización de vados y paradas de autobús. Además, también se ha previsto la reubicación o modificación de otros elementos urbanos como el alumbrado, la semaforización y la red de saneamiento, informa el Ayuntamiento de Madrid en nota de prensa.

El área de Obras, encargada de ejecutar los trabajos, especifica que serán arreglados los tramos siguientes: en la calle Galileo, el espacio entre Meléndez Valdés y Alberto Aguilera; en la calle Rodríguez San Pedro, entre Vallehermoso y Andrés Mellado. Por último, también se mejorará la calle Treviño. En todas ellas se ampliarán con orejetas los pasos de peatones existentes y se señalizarán los vados. Además, en los tramos indicados de Rodríguez San Pedro y Treviño se reubicarán las farolas fuera del trazado peatonal de las aceras. También se arreglará el paseo de la Castellana entre las calles Alcalá Galiano y Fernando el Santo.

La actuación forma parte del Plan de Aceras y Accesibilidad 2021-2022 del área de Obras, que en este nuevo contrato incluye la mejora de otras ocho calles de los distritos de Arganzuela y Centro con un presupuesto de 1,8 millones de euros. En Centro las vías que serán intervenidas son las de Paz, donde se renovará el pavimento, y la del Prado, que dispondrá de nuevos pasos de peatones y se señalizarán los vados. También se mejorarán los pasos de cebra y los vados en las calles Segovia y Santa Cruz de Marcenado. Y en la calle Noviciado se ensancharán aceras.

Las actuaciones en el distrito de Arganzuela se realizarán en tres calles. En la intersección del paseo de las Acacias con la plaza de Ortega y Munilla se adecuarán los pasos de peatones con bandas de pavimento podotáctil y en la confluencia de la calle Ferrocarril con Batalla del Salado se mejorará la intersección entre los pasos de peatones y el carril bici existente. Por su parte, en la calle Jaime el Conquistador se crearán orejetas, se rebajarán los bordillos y se adecuarán y señalizarán las paradas de autobús.

La ejecución de estas actuaciones, cuyo plazo estimado es de diez meses, permitirá un correcto funcionamiento de la circulación peatonal y de vehículos y aumentará la seguridad y comodidad de peatones y conductores. Las mejoras también redundarán en el espacio urbano, puesto que servirán para preservar el patrimonio viario municipal, evitando deterioros que, en caso de no intervención, conllevarían un coste muy superior, asegura el consistorio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats