La portada de mañana
Acceder
Los 4,4 millones abren otra línea de investigación sobre los ingresos de Juan Carlos I
La mitad de las provincias ha reducido los contagios un 80%
Opinión - Tiempo de rebajas, por Rosa María Artal

La Sala Polana se pone a la venta por casi 4 millones de euros

La Sala Polana, uno de los locales con más solera de Chueca y todo un clásico del ambiente madrileño que aparece hasta en la letra de Chueca es genial, ha salido a la venta por nada menos que 3.800.000 €. Según desvela Vanitatis, la cuantiosa hipoteca de casi 10.000 euros al mes ha llevado a sus propietarios a ponerla en el mercado.

El local, con una superficie de unos 400 m², está ubicado en el número 10 de la calle Barbieri y es punto habitual de encuentro de celebrities, pero también parada obligatoria para muchas despedidas de soltero.

El local posee licencia de apertura hasta las 5:30 horas de la mañana, tiene escenario para teatro y la posibilidad de hacer terraza exterior de 120 metros cuadrados. Junto a la discoteca, también están en venta los cuatro pisos de encima de la sala, que forman parte del edificio.

En total suman 196 m², divididos en cuatro fincas registrales diferentes. Los pisos tienen unas superficies de 68,23 m², 54,67 m², 56,89 m² y 45,67 m² y se venden aparte o en conjunto con la sala. El precio total es negociable, a pesar de que se piden 3.800.000 euros por todo, según el anuncio publicado en idealista.com.

De tablao flamenco a discoteca glam

La historia de Polana se remonta a principios de los años 60, cuando el guitarrista Manolo Caracol, una de las figuras más reconocidas del flamenco, decidió abrir su propio tablao, al que puso por nombre Los Canasteros.

Inaugurado por Franco, en poco tiempo se convirtió en punto de encuentro de artistas, toreros e intelectuales, que además de disfrutar de interminables noches flamencas también lo utilizaban como espacio de debate apasionado sobre las preocupaciones de la España de la época.

El local actual mantiene la estructura y composición originales del tablao flamenco, pero adaptado a los tiempos modernos. ¿Conservarán sus futuros propietarios su aureola folclórica o apostarán por transformarlo en otra cosa más acorde a los gustos contemporáneos?

Etiquetas
Publicado el
3 de noviembre de 2016 - 08:55 h

Descubre nuestras apps

stats