Críticas a la nueva Puerta del Sol desde Más Madrid, que pide hacerla “más agradable, con más sombras y menos dura”

Puerta del Sol de Madrid

Una semana después de ser presentado el proyecto de la Puerta del Sol, el primer partido de la oposición municipal carga contra el proyecto. Más Madrid ha dedicado un hilo de Twitter a criticar la reforma que transformará la plaza que más pisan los madrileños por algunos de sus detalles constructivos y por su oportunidad política.

Nueva Puerta del Sol para Madrid: más diáfana, sin sombra y con Carlos III rodeado de agua

Nueva Puerta del Sol para Madrid: más diáfana, sin sombra y con Carlos III rodeado de agua

El partido de Rita Maestre lamenta que no se vayan a aprovechar las obras para “para mejorar la estancia en la plaza con más sombras y arbolado”, a la vez que recuerda que “este verano Madrid registró su temperatura más alta de los últimos 18 años. La crisis climática debe obligar a repensar estas transformaciones”.

El Ayuntamiento de Madrid explicó que se descartaron los árboles en el proyecto de la plaza porque solo era posible plantarlos en uno de sus extremos, por estar situada la mayoría de la plaza sobre la estación de Cercanías y Metro. “La Comisión de Patrimonio habló del impacto que puedan tener en un Bien de Interés Cultural obstáculos visuales para el conjunto urbanístico íntegro más importante del XIX en la ciudad. Pero seamos realistas, tenemos diferentes ejemplos mucho más dañinos que el posible arbolado”, critica Más Madrid.

Las críticas van también hacia la desaparición del transporte público que hasta ahora pasaba por Sol: “Almeida no mejora el transporte público; las paradas de la EMT cada vez están más lejos de la plaza”, denuncia Más Madrid, a la vez que recuerda que “la Puerta del Sol ya era peatonal antes de Almeida. Solo podían entrar taxis y servicios a la zona”.

Otra de las razones para cargar contra el proyecto es la próxima desaparición de la marquesina de entrada al Cercanías: “Las reformas de este calibre tampoco pueden depender del capricho político. Hace tan solo 13 años se inauguró la ballena de Sol. Que también fue un símbolo del 15M. Ahora Almeida quiere sustituirla innecesariamente por un cubo de cristal que no va a ser muy agradable en verano”.

Por último, la formación política denuncia que “Almeida tiene abandonados los barrios. De las 11 plazas de la periferia, solo ha empezado La Remonta, y tienen 3 paradas. La reforma de Sol pretende ocultar su nula actuación durante todo su mandato en el conjunto de la ciudad”.

“Es un error que nos costará 10 millones de euros. Existía la oportunidad de hacerla más agradable, con más sombras y menos dura. Pero el gobierno de Almeida decide intervenir primando intereses electorales”, indica en relación a la fecha prevista para el final de las obras, a dos meses de los próximos comicios municipales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats