La Felipa: una placa para la memoria popular del barrio

felipa2

Este lunes 23 de abril,  Día del Libro, el Ayuntamiento de Madrid aprovechó para colocar una placa a la célebre librera Felipa Polo Asenjo, La Felipa La Felipa, en la calle Libreros, 16, donde vivió y tuvo abierta su librería durante 64 años.

La noticia es magnífica, sin discusión, porque el Plan Memoria de Madrid contribuye con este sencillo gesto a valorar la exigua memoria de las mujeres en nuestra ciudad, el recuerdo ninguneado de figuras populares impresas sobre nuestras placas y el débil rastro del gremio librero en el recuerdo de la trama urbana. Pero, además, esta placa viene a reforzar el hilo de continuidad histórica que es la calle de los Libreros en un centro condenado al cambio vertiginoso.

En la placa pone "Aquí vivió y trabajó Felipa Polo Asenjo, ‘La Felipa’ (1911-2002). Amiga de los estudiantes y los amantes del libro" y en su descubrimiento han estado presentes el concejal del distrito Centro, Jorge García Castaño, Luis Regino Mateo del Peral, miembro numerario del Instituto de Estudios Madrileños, y Juan José Asensio Hita, sobrino nieto de Felipa y heredero del negocio, que ahora está situado en el barrio de la Guindalera.

A finales del XIX, fue Doña Pepita quien puso en práctica por primera vez el vender los libros usados de la Universidad Central, que entonces estaba en la calle de San Bernardo. Felipa llegó con nueve años a Madrid después de quedar huérfana y a los 12 comenzó a trabajar en la librería de doña Pepita. A la muerte de ésta, Felipa abrió su propio establecimiento en 1944, en el número 16 de la calle. Fue vecina en la primera planta de esta casa, también. La librería, una de las más conocidas de España, estuvo abierta hasta el 2000, solo dos años antes de su muerte. Como decíamos antes, está ahora abierta en la calle Pilar de Zaragoza, en el barrio de la Guindalera.

La librera de la Alcarria y su conocido establecimiento fueron objeto de revisión y homenaje ya hace unos años con la edición de Historia de la Librería Felipa y la calle de los Libreros de Madrid, dirigido y coordinada por L. Regino Mateo del Peral, que contaba con prólogo del alcalde José María Álvarez del Manzano.

En la calle de los Libreros aún subsiste La Casa de la Troya (fundada en 1930 y que reabrió en 2010 tras las obras de rehabilitación del número 6 de la calle). En el vídeo que acompaña a esta noticia se pueden ver diversas librerías de la calle en 1980 –entre ellas La Felipa–, y escuchar las palabas de Laura Requena, fundadora de La Casa de la Troya, que también se estableció por su cuenta tras haber trabajado en Doña Pepita.

Etiquetas
Publicado el
24 de abril de 2018 - 16:00 h

Descubre nuestras apps

stats