Vox aprovecha una reunión en la Delegación del Gobierno de Madrid para volver a negar la violencia de género

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, en un acto en Melilla.

48 horas después del último asesinato de una mujer por parte de su pareja, Vox ha aprovechado una reunión en la sede de la Delegación del Gobierno para desplegar de nuevo un discurso negacionista de la violencia de género. El partido de extrema derecha ha lanzado soflamas contra el "absurdo" de que exista esta violencia específica argumentado que si así fuera "los hombres pegarían a todas las mujeres por la calle" cuando solo faltan unos días para que una manifestación en Colón vuelva a reunir a los tres partidos de la derecha contra los indultos.

Las declaraciones incendiarias se producen en un momento de máxima preocupación en el Gobierno por la escalada de asesinatos machistas. Tras la muerte de seis mujeres en solo una semana, el Ministerio de Igualdad convocó de urgencia el Pacto de Estado y se comprometió a revisar los protocolos.

Sin embargo, Vox ha afirmado, tras la reunión del consejo y la junta local de Seguridad -un órgano del que participa el Ayuntamiento y el Gobierno-, que se "ocultan" los datos de violencia "intrafamiliar" entre parejas de mujeres, de hombres y de mujeres a hombres. Lo ha hecho frente a políticos de todo color pero también frente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía y Guardia Civil) que trabajan para proteger a las víctimas.

Es la segunda vez que el partido de extrema derecha habla en estos términos en un acto institucional. La primera vez fue el 25 de noviembre de 2019, el día internacional por la erradicación de la violencia contra las mujeres, frente a víctimas y trabajadoras por la igualdad.

En sus 20 minutos de intervención, Ortega Smith ha dibujado una ciudad invadida por las okupaciones y las agresiones de los menores extranjeros no acompañados, pese a que en el mismo acto tanto el alcalde como la delegada del Gobierno han insistido, con datos, en que Madrid es una "ciudad segura".

La delincuencia ha caído con el confinamiento y el toque de queda hasta un 27% en 2020, especialmente los robos en domicilios (un 48%) y los hurtos (43%). La delegada, Mercedes González, ha avisado de que los datos deben "contextualizarse" y ha aclarado que aún no disponen de cifras del segundo trimestre del año, aunque los números del primero (de enero a marzo) reflejan todavía una caída aunque en menor medida (18%).

Cuatro días antes de la manifestación convocada en Colón, Ortega Smith ha asegurado que establecer una mesa de diálogo con los independentistas es como si el Gobierno negociara "con violadores" y ha pedido la prisión permanente revisable para los condenados.

Etiquetas
Publicado el
9 de junio de 2021 - 14:41 h

Descubre nuestras apps

stats