La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada

Peugeot 508 Hybrid, sabroso aperitivo de la contundente versión PSE

Peugeot 508 Hybrid.

Presentado hace casi un año pero aún poco visible en las carreteras debido al parón de la pandemia, el Peugeot 508 híbrido enchufable está ya entre nosotros como una de las opciones más atractivas y poco frecuentes de su categoría. Aunque la tecnología enchufable se halla en su apogeo, en el modelo del león llega acompañada de unas credenciales poco comunes, especialmente que se embarque en un vehículo de carrocería berlina, cada vez más demodé, y en la no mucho más demandada station wagon (SW).

No solo eso, sino que el 508 Hybrid apuesta por una dinámica extraordinaria en lugar de otros atributos tal vez más de moda, así como por un puesto de conducción y una atmósfera interior que por un momento podrían pasar por los de un deportivo. Las vistosas animaciones del cuadro de instrumentos contribuyen sin lugar a dudas a reforzar esa sensación de estar a los mandos de un coche no solo moderno, sino de marcado carácter prestacional.

Y no se trata únicamente de impresiones subjetivas. Nos encontramos ante uno de los híbridos enchufables de mejor comportamiento y prestaciones sobresalientes merced a una mecánica que incluye un motor de gasolina Puretech de 180 CV y otro eléctrico de 80 kW que, conjuntamente, entregan 225 CV de potencia.

La batería, de 11,8 kWh de capacidad, permite recorrer en modo cero emisiones 53 km en la berlina y 52 km en el SW (ciclo WLTP) y puede recargarse en una hora y media con un cargador de 7,4 kW -una opción que cuesta 300 euros- y en aproximadamente el doble de tiempo con el cargador de 3,7 kW que se entrega de serie con el coche.

El 508 Hybrid puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos con un consumo medio homologado de 1,3 litros/100 km y unas emisiones de CO2 de 28 g/km en el caso del sedán y de 30 g/km en el familiar. Ha sido este último el que hemos probado durante la presentación que acaba de organizar Peugeot en Madrid, donde hemos podido disfrutar de sus reacciones fulgurantes y de un dinamismo inigualable para un vehículo de estas dimensiones.

Partiendo con 24 km de autonomía eléctrica y haciendo uso de los modos de conducción Hybrid y Sport (dispone también de los modos Eco y 100% eléctrico, con el que se inicia la marcha por defecto), cubrimos la mayor parte de una ruta de 84 kilómetros con un consumo inferior a 4 litros/100 km. Cuando seleccionamos la función eSave con el fin de conservar batería para 10 km, el gasto medio de gasolina subió a 5,2 litros/100 km, circulando a una velocidad media de 85 km/h.

Con estos datos queremos dar a entender que, si bien los híbridos enchufables están concebidos para ser cargados a diario y realizar todos los trayectos cotidianos a base solo de energía eléctrica, también permiten cubrir desplazamientos más largos con consumo extraordinariamente bajo gracias a la interacción de las partes térmica y eléctrica del sistema híbrido. Solo después de agotarse la batería, el coche pasa a gastar lo que cabe esperar de un modelo de gasolina de alta potencia y -en este caso- considerable tamaño y peso.

A la espera del brillante 508 Sport Engineered

Disponible desde 38.450 euros (ayudas oficiales aparte), el 508 Hybrid nos ha servido de sabroso aperitivo de la versión aún más deportiva que está preparando Peugeot Sport Engineered (PSE) con base en la vasta experiencia de la marca francesa en el mundo de la competición. El 508 PSE será un contundente híbrido enchufable de 360 CV y 520 Nm de par motor máximo. Equipado con la misma batería de 11,8 kW, tendrá unas prestaciones sensacionales, como un 0-100 km/h en 5,2 segundos, sin que su potencial eléctrico se resienta en exceso. Su autonomía en modo cero emisiones será de 42 km y sus emisiones de CO2, de 46 g/km.

Al disponer de dos motores eléctricos, este nuevo modelo contará con tracción a las cuatro ruedas y un quinto modo de conducción (4WD) que hará uso de dicha capacidad. El lanzamiento está previsto para el próximo mes de abril, aunque los pedidos pueden formalizarse a partir de la segunda quincena de este mes de noviembre.

Aparte de un dinamismo excepcional, el 508 Hybrid PSE presume de una estética diferenciada que tiene su elemento clave en el color kriptonita que adorna tanto elementos exteriores -entradas de aire delanteras, pinzas de freno…- como interiores del coche, entre ellos la parte baja del volante, los pespuntes de los asientos y los grafismos de cuadro de instrumentos y pantalla central, específicos de esta versión que hará las delicias de quienes no se resignan a que la conducción respetuosa con el medio ambiente sea necesariamente aburrida.

La madera de zebrano, ampliamente utilizada en ebanistería, las llantas de 20 pulgadas y los vistosos difusores traseros son otros aditamentos de esta versión de lo más suculenta que ya estamos deseando degustar.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2020 - 12:36 h

Descubre nuestras apps

stats