"A Errejón le pudo la ambición y su salida de Podemos tuvo como resultado el Gobierno de la derecha en Madrid"

Antonio Urbina

Hace dos años que dejó su escaño en la Asamblea Regional. Sin embargo, desde entonces ha seguido con su trabajo apoyando movimientos sociales y también en Podemos. La defensa ambiental, el apoyo a las energías renovables y también de derechos humanos, así como la solidaridad con inmigrantes y refugiados son algunos de los principales caballos de batalla de este físico y profesor en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT). Antonio Urbina (Madrid, 1967) confía en que Unidas Podemos revalidará el 10N el escaño para Javier Sánchez Serna, "incluso mejorando nuestro resultado de abril".

Vuelve usted a primera línea de la política. ¿Primeras sensaciones?

Todo este tiempo he desarrollado mucho trabajo que no se visibiliza, pero que al final ofrece resultados. Un ejemplo es la ley de autoconsumo eléctrico con energías renovables que preparé en la Asamblea Regional en 2015 y que finalmente fue aprobada (casi) por unanimidad en el Congreso el otoño pasado (2018). Ha sido la base del decreto que ha reactivado fuertemente el sector fotovoltaico en todo el Estado desde abril de este año.

En cuanto a incorporarme ahora a la campaña, las sensaciones son buenas (ocupo el puesto 10 de la lista al Congreso, que quedó vacante, tras ser ratificado a comienzos de octubre). Se nota una importante activación de los círculos y las organizaciones locales de Podemos, que se han movilizado en comités de campaña.

Los grandes temas en Murcia no han cambiado mucho respecto a las elecciones de abril. Lo que sí que se ha agravado es la crisis del Mar Menor…

La crisis del Mar Menor es como la crónica de una muerte anunciada. Pero todavía queda esperanza por la gran capacidad de los ecosistemas para recuperarse. Lo que ha pasado ahora debe marcar un punto de inflexión. Las causas de la degradación del Mar Menor se conocen desde hace tiempo: la más importante se debe a la entrada de nitratos cuyo origen está en los fertilizantes de la agroindustria del Campo de Cartagena, otras causas son la urbanización insostenible y desenfrenada de casi todo el litoral, y la entrada de metales pesados cuyo origen está en la deficiente gestión de los residuos de la Sierra Minera de Cartagena. Si las causas son conocidas desde hace más de quince años, ¿Por qué no se ha actuado?

¿Cómo cree que deberían evolucionar ahora las actuaciones para revertir la situación?

Es hora de enfrentarse a los grandes intereses de la agroindustria con acciones contundentes: Identificar todo el regadío ilegal (incluyendo las desalobradoras ilegales) y eliminarlo de inmediato, el mayor beneficiario será el regadío legal, que deberá adaptarse a las normas actualmente en vigor de control de vertidos para aplicar de manera inmediata el 'vertido cero'.

Finalmente, hay que organizar un mecanismo que permita indemnizar a las personas afectadas, sobre todo a los pescadores, y también a la potencial caída de ingresos de hostelería por la caída del turismo. Además de ayudas públicas hay que generar un mecanismo en los presupuestos regionales para gravar con un impuesto la producción de la agroindustria para que contribuya a los gastos de la solución del problema ecológico que ha generado.

¿Considera que habría que reclamar responsabilidades penales?

La Fiscalía ya ha iniciado un procedimiento penal, el caso 'Topillo'. Espero que la instrucción progrese con éxito y lance un mensaje contundente para que acabe la impunidad. Se han vulnerado leyes, directivas europeas y se han cometido delitos ecológicos. Todo ello va a ser investigado por la justicia, que debe ser dotada de medios suficientes para poder hacer su trabajo.

Por otra parte, se han abierto diligencias contra el ex presidente de Murcia Valcárcel por una presunta malversación de 600 millones por el caso de la desaladora de Escombreras. Usted formó parte de la comisión investigadora en la Asamblea regional…

La comisión de investigación de la Asamblea Regional, de la que formé parte, aprobó unas conclusiones contundentes: se han estafado 600 millones de dinero público, deuda que se sigue pagando todos los años al grupo ACS para comprar una desaladora que vale 100 millones y que tiene problemas técnicos. Se acordó trasladar a la Fiscalía toda la información, pues se detectaron claros indicios de delito. Fue un escándalo que la juez de turno archivara el caso tras seis meses sin hacer ninguna diligencia de instrucción. Afortunadamente todavía quedan fiscales valientes, como Díaz Manzanera que ha conseguido reabrir el caso pidiendo la imputación del expresidente Valcárcel. La desaladora de Escombreras es un paradigma del modelo fallido del ladrillo en la región de Murcia, puesto que el agua que iba a producir no iba para la agricultura, sino a permitir la urbanización desenfrenada e ilegal en varios municipios de la Región que habían recalificado suelo rústico; esto se hizo vulnerando la Ley de Aguas. Es necesario que se reabra el caso en toda su complejidad y se dote a la justicia de los medios para investigarlo. De nuevo, y al igual que en el caso del Mar Menor, es urgente acabar con la impunidad.

Poniendo el foco en las elecciones, el bloqueo para pactar alianzas fue el protagonista en los pasados comicios…

Hubo un bloqueo porque Pedro Sánchez no fue valiente y no se atrevió a enfrentar las enormes presiones que está sufriendo de los poderes oligárquicos de este país: las grandes constructoras, los bancos, las compañías eléctricas que quieren defender sus privilegios y se resisten a un verdadero cambio de modelo, que tenga a las personas en el centro (mejora de salarios, derogación de las reformas laborales, pensiones dignas) y sea respetuoso con el medio ambiente (sostenibilidad de la producción, electricidad renovable con energía solar y eólica dejando atrás el petróleo y el gas, lucha contra la pobreza energética, vivienda pública de protección oficial).

El propio Sánchez denunció esas presiones en la célebre entrevista de 2016. Ahora esas presiones se han incrementado. Solamente si Unidas Podemos mejora sus resultados y es imprescindible para formar gobierno conseguiremos un cambio de rumbo que permita afrontar la próxima crisis defendiendo a las personas frente a los grandes poderes económicos. El día 11 de noviembre debe empezar la verdadera negociación que el PSOE no quiso hacer tras los resultados de abril.

Según las últimas encuestas del CIS, el PSOE lograría en los próximos comicios entre 133 y 150 escaños. Con Unidas Podemos podría formar una mayoría de gobierno…

Los resultados del CIS no son de fiar. Contradicen todas las otras encuestas, y por tanto no hay que confiarse. Yo soy optimista y pienso que habrá posibilidades de conseguir una alianza de izquierdas. Para eso, primero hay que ir a votar y reforzar ese bloque, y luego hay que ser valiente para enfrentarse a los grandes poderes oligárquicos e iniciar esa negociación. Cuanto mejor sea la correlación de fuerzas a favor de Unidas Podemos, más posibilidades tendremos de conseguir ese gobierno de izquierdas.

¿Qué efectos cree que puede tener en la Comunidad la escisión de Más País? ¿Divide y vencerás o más bien la unión hace la fuerza?

Creo que Errejón se equivocó al irse de Podemos en enero, le venció la ambición y la impaciencia, y el resultado es el Gobierno de la derecha en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. Y es una pena, pues aportaba ideas y estrategias valiosas para Podemos, que no ha sabido gestionar la diversidad (esto habrá que analizarlo tras el 10N). Ahora Errejón está en otro camino, y yo pienso que es un error puesto que divide el voto y genera un riesgo importante de perder escaños de Unidas Podemos en muchas circunscripciones donde Mas País no tiene ninguna posibilidad de obtener diputados.

Y en Murcia...

Nuestro caso es todavía más extraño, pues los compañeros que se han ido han marcado la ideología y el trabajo en Podemos Región de Murcia en los últimos años, han podido hacerlo libremente y sin cortapisas. Su decisión de irse de Podemos y pasar a Mas País de un día para otro no la entiendo, pero la respeto y espero que podamos debatirla en profundidad y mantener puentes de comunicación para el trabajo futuro. El riesgo es que una cierta pérdida de votos del PSOE hacia Mas País haga que el PSOE pierda su tercer escaño (el décimo en el reparto regional por la Ley D´Hondt, que por apenas 5000 votos no fue a parar al PP en abril y podría hacerlo ahora). En el caso de Unidas Podemos, es más difícil que perdamos el escaño, pues está más consolidado; pero si lo perdemos nosotros iría a Vox.

Viene del entorno universitario, ¿Qué le parece que hasta el 44% de los profesores de la Universidad de Murcia sean asociados, con unas condiciones laborales y salariales bastante peores que las de sus compañeros?

Es un ejemplo más de la degradación de los servicios públicos, que ya se venía produciendo en las últimas décadas y que se agrava brutalmente con la crisis económica. Un servicio público de calidad, ya sea en educación, en sanidad o en servicios sociales, pasa en primer lugar por un empleo de calidad, bien remunerado y con condiciones laborales que no sean precarias. El caso de los profesores asociados de la Universidad de Murcia es un claro ejemplo de precarización en el empleo, estos profesores asociados no representan hoy en día lo que dice la Ley de Universidades que deben ser: profesionales de prestigio que trabajan en centros de investigación o empresas y que imparten algunas horas de docencia en materias muy concretas.

Hoy en día el profesor asociado es mano de obra barata a tiempo parcial y muy mal pagada; y además en muchos casos ese salario parcial es el único ingreso que tienen. Es un problema complejo que hay que abordar en el marco de una nueva Ley de Universidades que garantice una docencia e investigación de calidad (la función de la universidad pública), gratuita para los estudiantes a todos los niveles (grado, máster y doctorado), y con unos trabajadores con empleo estable y bien remunerado, tanto el personal docente e investigador como el de administración y servicios. En pocos meses se empezará a negociar en la Región de Murcia el nuevo plan de financiación de las universidades públicas; aquí se verá si hay voluntad de financiar adecuadamente la educación superior de calidad por parte del gobierno regional.

En alguna ocasión, ha dicho usted que espera poder dejar alguna contribución útil para la sociedad. ¿Alguna en mente?

Llevo muchos años como activista en movimientos sociales, principalmente en defensa de los derechos humanos (en organizaciones como el Comité de Solidaridad con América Latina y la ONG Entrepueblos), y también en defensa del medio ambiente (con Ecologistas en Acción); ambas luchas están muy relacionadas, como cada vez es más evidente, por ejemplo, con el caso de los “refugiados climáticos” que el propio Comité de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cifra en torno a los 17 millones en 2018, mucho mayor que el de todos los conflictos armados juntos (10 millones). El trabajo en defensa de los derechos humanos es lo que considero mi mejor contribución útil. También desde mi trabajo como catedrático de física en la UPCT he podido aportar alguna cosa: más de 60 artículos en revistas internacionales y dos libros científicos investigando las propiedades de materiales para fabricar mejores dispositivos fotovoltaicos en módulos solares más eficientes, duraderos y reciclables.

Hay que avanzar hacia un modelo de desarrollo sostenible, en lo humano y en lo ecológico. La cuestión de los derechos humanos y la destrucción ambiental están cada vez más relacionadas pues en muchos países se asesina a los defensores del medio ambiente: Chico Méndez en Brasil defendía la Amazonía de la voracidad de las empresas de caucho; Berta Cáceres en Honduras luchaba contra grandes presas hidroeléctricas que suministran energía a empresas mineras depredadoras que están destruyendo el ecosistema. Ambos fueron asesinados. Y como ellos, son asesinados varios miles de activistas cada año en todo el planeta.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2019 - 06:00 h

Descubre nuestras apps