La portada de mañana
Acceder
El ahorro energético entra en vigor convertido en una nueva batalla política
Cinco cadáveres, una sortija y una alianza, los restos de la represión franquista
Opinión – España y los bajos salarios, por Unai Sordo

La UMU se une a la Fundación Never Surrender para investigar la influencia del ejercicio de fuerza en pacientes de cáncer

Fotografía de familia con el rector y los patronos de la Fundación Never Surrender tras la firma del convenio

La Universidad de Murcia y la Fundación Never Surrender han formalizado este viernes la firma del convenio por la que se crea la Cátedra Deporte y Cáncer Never Surrender, que permitirá que pacientes oncológicos realicen ejercicio de fuerza en las instalaciones de la Universidad y, además, que se desarrollen proyectos de investigación que permitan establecer conclusiones científicas sobre la importancia del ejercicio de fuerza en los procesos de recuperación en pacientes oncológicos.

El profesor de la UMU y médico Vladimir Salazar, presidente y fundador de la Fundación Never Surrender, ha valorado la importancia del nacimiento de esta cátedra “que dará la oportunidad a todos los pacientes oncológicos que quieran beneficiarse del ejercicio de fuerza como un añadido más a su tratamiento”. Salazar ha agradecido la implicación de la Universidad de Murcia en este proyecto, que cederá instalaciones del Campus de Espinardo. Poco a poco la Fundación irá sumando espacios en el resto de municipios con el objetivo de poder extender este programa a toda la Región.  

Para poder formar parte de este proyecto los pacientes deben tener un informe de su oncólogo y contactar con la Fundación, que tiene como objetivo poder llegar a atender a todas las personas que puedan solicitarlo. La Universidad de Murcia centralizará los datos de los pacientes participantes en toda la Región para poder llevar a cabo proyectos de investigación que permitan obtener conclusiones sobre beneficios específicos del ejercicio de fuerza.

El rector, José Luján, ha manifestado su “gratitud porque la confianza que la Fundación Never Surrender ha puesto en nosotros nos hace más grandes y nos ayuda a poder poner soluciones a problemas de la sociedad”.

La profesora Cristina Sánchez, directora de la Cátedra, ha destacado, por su parte, que esta labor con la Fundación Never Surrender viene a completar una línea de trabajo que desde hace años se desarrolla en el Servicio de Actividades Deportivas de la Universidad, que presta sus espacios a un programa de ejercicio para pacientes de cáncer de mama.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats