eldiario.es

9

eldiario.es Navarra eldiario.es Navarra

Bel Pozueta, de EH Bildu: "Existe la vascofobia y eso niega la identidad de muchos y muchas navarras"

Sobre el caso Alsasua "Si vamos a hablar de víctimas, víctimas somos todos y todas de un montaje jurídico, político, mediático y policial."

Sobre el derecho a decidir: "Recordamos al PNV que estamos ahí, que las puertas están abiertas"

Sobre los mítines de las derechas en Euskadi y Navarra (PP, C's y Vox): "Es una política carroñera la de ir a los lugares donde hay sufrimiento a buscar votos. Vienen, no para encontrar votos aquí, sino para buscar votos en España"

Bel Pozueta

Bel Pozueta

"Bel" Pozueta Fernández (Alsasua, 1965) repite como cabeza de lista de EH Bildu al Congreso de los Diputados. Recibe a este periódico en la sede que la coalición tiene al lado de la Iglesia de San Lorenzo, en el centro de Pamplona (Navarra), justo antes del arranque de la campaña. Conocida por ser una de las madres de Altsasu, Bel Pozueta se presenta a las elecciones con la intención de mostrar en Madrid "la gran cantidad de injusticias" que hay.

Empezamos por el caso Alsasua, si obtiene el escaño, ¿qué es lo que podría hacer desde esa nueva posición?

Hombre, yo no focalizaría solamente en el caso Alsasua, lo plantearía desde la utilización del sistema judicial como una herramienta política. El caso catalán es otra expresión de la misma historia y es la respuesta desde unos planteamientos represivos que está dando el gobierno del PSOE a unos problemas que son políticos. Y el caso Alsasua se ha querido utilizar de una manera ejemplarizante. A mí me va a tocar ser la cara del caso Alsasua, pero yo, como parlamentaria y como diputada de EH Bildu, voy a mostrar la gran cantidad de injusticias que hay. Estamos hablando de injusticias desde el derecho a decidir que no se reconoce, de la precariedad, de la situación económica, de la respuesta que se está dando a un montón de aspectos que generan la gran injusticia en mayúsculas que estamos viviendo.

Varios representantes públicos de Navarra, entre ellos el consejero de Políticas Migratorias de Justicia en una entrevista con este periódico, reconocen que la condena es desproporcionada, pero califican a los agresores de agresores, y a las víctimas de víctimas. ¿Qué valoración hace al respecto?

Quizás ni entraría a hacer una valoración. Siempre hemos planteado que este caso ha sido desproporcional, no se han aplicados parámetros de justicia y no entramos en la binarización de agresores y víctimas. Aquí víctimas, si vamos a hablar de víctimas, víctimas somos todos y todas de un montaje jurídico, político, mediático y policial.

¿El apoyo que le está mostrando la gente por este caso le puede ayudar a aglutinar voto para llegar a Madrid?

Entiendo que en estos tres años ha habido un recorrido y que yo he sido portavoz, que ahora no soy, por respeto a la gran diversidad que hay dentro del grupo de padres y madres y familiares. Y sí que es cierto que la ciudadanía me ha conocido y ha visto cómo actúo, qué planteamientos tengo y desde qué parámetros políticos he ido actuando, y eso posibilita también que luego, a la hora de votar, no sea una persona que desembarca en la política. Y es cierto también que los parámetros y la actitud que he mostrado, han hecho que muchas personas hayan podido entender que soy una persona empática, que estoy dispuesta a escuchar, que tengo una actitud también de lucha y que no me asusto ante los retos importantes. Si hay que ir a Estrasburgo, se va a Estrasburgo, si hay que ir a Madrid, se va a Madrid, y si hay que estar en la calle, estoy en la calle.

Pozueta (EH Bildu) quiere llevar una "voz fuerte" del feminismo al Congreso

Se han anulado varios artículos del decreto foral del euskera, el Gobierno de Navarra ha decidido no recurrir. ¿Ha sido un error?

Sin duda. Estamos hablando de una ley que no tiene en cuenta los derechos de la ciudadanía navarra porque los ciudadanos y ciudadanas que somos euskaldunes también tenemos nuestros derechos, vivamos donde vivamos. Y esta ley no lo está teniendo en cuenta. Es más, está reconociendo una imposición. Está reconociendo el derecho a imponer la utilización de un idioma único cuando Navarra tiene dos idiomas, como mínimo. Esta ley tenía que haber sido recurrida.

Se ha creado una mesa de trabajo interdepartamental para dar salida a este decreto. ¿Qué tienen que plantear para que EH Bildu apruebe esa modificación?

Que no haya una ley del euskera que diferencie a Navarra por zonas, y el reconocimiento de los derechos de las personas euskaldunes: que cuando yo vaya a la Administración, cuando yo esté en un servicio, cuando yo vaya a trabajar, que esté garantizada la utilización de nuestra lengua navarra. Que no esté reconocida en Etxarri o en Elizondo, y que cuando vengamos aquí a Iruña, donde está la centralización de toda la Administración navarra, no sea reconocida.

Superar la zonificación lingüística, ¿en qué posición dejaría, por ejemplo, a los habitantes de las zonas no vascófonas? Es decir, ¿les podría dejar en una situación de desigualdad con las personas que sí dominan dos lenguas?

¿Desigualdad en cuanto a qué? No entiendo esa desigualdad. Generalmente, cuando sabemos más, se puntúa en positivo. Sin embargo, en este momento, cuando se sabe más, se puntúa negativo. Parece que quien sabe más está poniendo en cuestión el derecho de la persona que sabe menos a utilizar su lengua. No se limita al derecho a hablar en castellano, se posibilita el derecho a hablar en euskera.

Respecto a la Ley de Símbolos, la propuesta de Navarra Suma se va a debatir en el Parlamento. ¿Considera que los símbolos de Navarra están protegidos de manera suficiente con la legislación actual? Estaríamos hablando, por ejemplo, de la bandera, del himno...

Yo veo, por ejemplo, que en Alsasua no se puede poner la ikurriña y hay una gran parte de la ciudadanía que se siente identificada. Se habla de la ikurriña como si fuera un símbolo que viene desde no sé dónde.  No, no, es que una gran parte de la ciudadanía navarra, siendo navarros, nos sentimos vascos. Y, por ejemplo, la ikurriña no está reconocida. Es más, poner la ikurriña en los ayuntamientos supone un delito hoy por hoy.

Lo que recoge esta ley es que en cada edificio público hay que mantener los símbolos institucionales. En Navarra, la ikurriña no está reconocida como tal.

Eso es. Incluso poner la ikurriña delante de un ayuntamiento, a unos metros, también estorba y es ilegal. Estamos llegando a unos extremos en que existe la vascofobia y, con esa fobia, estamos negando la identidad de muchos y muchas navarras y navarros.

Entonces, para llegar a apoyar esta ley, ¿valorarían aprobar que en los edificios públicos de todas las localidades de Navarra estuviesen la ikurriña, la bandera de Navarra, y la bandera de España?

Yo eso lo dejaría un poco también a la autonomía de cada ayuntamiento, tendría en cuenta las sensibilidades de cada uno. Es cierto que quizás en algunos lugares una bandera u otra puede generar discrepancias, incluso una situación de no vivirlo como grato. 

Pongamos como ejemplo Alsasua, donde vive. Hay una parte de la población, aunque no sea la mayoría, que se siente española. Si además de la ikurriña, se pone la bandera española, ¿habría algún problema por parte de EH Bildu?

Me genera mucho...Entramos otra vez en esta o en la otra, ¿no? Entiendo que hay que tener en cuenta la diversidad, y entiendo que quitar una es negar a alguien... Lo entiendo. Entonces, ahí estoy. No tengo una respuesta de decir esto o esto. Generaría un debate en los propios municipios. En Alsasua, por ejemplo, se creó un debate. Hubo una asamblea y había sectores que planteaban "yo no puedo admitir que la ikurriña está junto a la española", como entiendo también que habrá personas que digan que "no entiendo que esté la ikurriña", entonces dentro de esa diversidad... Debate.

Ahora está admitida a trámite en el Parlamento. Existe esa posibilidad de debate. ¿Qué postura va a mantener EH Bildu? 

Pues yo ahora no te puedo decir claramente. Te estoy hablando como Bel, pero no te puedo dar una respuesta concreta.

EH Bildu asegura que en las elecciones "nos jugamos que haya una voz navarra que haga frente a las injusticias"

Hace pocos días, el Gobierno de Navarra anunció que se va a introducir en los libros de texto, o en cuarto de Secundaria o en Bachillerato, el Terrorismo en España. Van a llevar a víctimas de ETA a algunos centros para que den su testimonio en primera persona. ¿Qué valoración hace?

Pues tendríamos que ver y hablar de todas las víctimas, de todas las expresiones de violencia que se han ido viendo a lo largo de esta historia, si queremos crear un alumnado crítico. Comenzar desde del 78, o incluso antes, porque tendríamos que tener en cuenta el Franquismo con todas sus consecuencias.

Sí, hay dos programas del Gobierno, uno de Memoria histórica y otro de Memoria reciente.

Pero es que en la Memoria reciente también tendríamos que ver las consecuencias que nos vienen desde el Franquismo. Y tendríamos que ver también las expresiones de la violencia del Estado y las consecuencias que ha tenido. Tendríamos que hablar de violencias como la sexista o machista, de las violencias que generaron en su tiempo grupos como los GAL o el Batallón Vasco Español, de la violencia de la dispersión, de cómo se está utilizando la ley penitenciaria, que está generando víctimas en la carretera, y entre los propios presos que no están cerca de sus familiares. Si se quiere hablar de la expresión de la violencia de ETA, nos estamos olvidando de un espacio muy, muy amplio, en el que hay muchas víctimas, muchos sufrimientos y muchas consecuencias. También habría que hablar del caso Alsasua, y de que hay personas que han perdido ojos. Tendríamos que hablar de que hay personas que no han podido ver a sus familiares porque están a 500 kilómetros. Tendríamos que poner en las aulas a muchas personas que hablaran, es un abanico tan amplio...

¿Condena, a día de hoy, el terrorismo de ETA?

A mí me llama la atención que en el 2019 todavía se haga esa pregunta.

Es que la siguen sin responder.

¿Qué se busca con esa pregunta? Estamos diciendo que hay violencias, que hay víctimas. EH Bildu, desde su nacimiento, ha planteado que desde el diálogo es como se tiene que resolver las cuestiones políticas, y que hay muchas víctimas, que hay muchos sufrimientos, y que lo que planteamos es una reparación de todas las víctimas, un reconocimiento de todas las víctimas. Más, no sé.

Parafraseando lo que dijo el lehendakari Urkullu a EH Bildu en su día. ¿Tanto cuesta decir que estuvo mal?

¿Qué estuvieron mal tantas cosas? Me encantaría que se abriera el foco y entonces hablaríamos de todo. ¿Qué interés hay en poner solo el foco en una historia?

Seguimos hablando de EH Bildu, de la crisis interna en Eusko Alkartasuna, que ha desembocado, de momento, en la elección de Eva Blanco como secretaria general. ¿Esta crisis interna puede enturbiar la imagen de EH Bildu?

No. Tengo un gran respeto hacia lo que en EA se debate, espero que lo solucionen cuanto antes y que miren al futuro, y no desde un planteamiento de ganadores y vencedores. De las grandes crisis luego se saca fortaleza para seguir avanzando en positivo. Espero que, además, esa fuerza venga también a EH Bildu. 

Respecto al tren de altas prestaciones (TAV), EH Bildu ha dicho en muchas ocasiones que no es necesario, pero Pamplona está muy mal conectada con otras ciudades. ¿Si no es el TAV, qué proponen?

A mí me llama la atención cómo jugamos con los términos, ¿no? Altas prestaciones porque queremos quitar el Tren de Alta Velocidad (TAV). El TAV es una obra faraónica, no aporta nada en el planteamiento del tren social que plantea EH Bildu. En ir a Zaragoza puede que haya dificultades, pero es que ir a Alsasua es imposible. Hay un tren. Y si esto lo unimos también con la política ecológica y con el planteamiento de que las comunicaciones deben tener bajos costes público y social, el TAV, hoy por hoy, no va a aportar nada a esa dificultad que tenemos. EH Bildu plantea un tren social que vaya, por ejemplo, de Iruña a Gasteiz. Invertir en el corredor de la Barranka, pero en las vías que hay actualmente. Se están utilizando para el tren, para los trenes de mercancías y para los trenes de viajeros. Ahora nos dicen que eso no vale y nos plantean un TAV que o bien va a pasar por Aralar o, además de la vía y la autovía, nos va a quitar toda la falda de la sierra de Urbasa para hacer una macro vía con miles y miles de gastos de millones en hormigón para que vayan cuatro. En Alsasua el TAV no va a parar, en Agurain tampoco. Entonces, ¿para quién es? Vamos a tener que venir de Alsasua a Iruña para ir a Gasteiz. Eso no va a aportar. Entonces, en lo que tenemos ahora, más inversiones y mejoras, aportando si genera gasto porque no tenemos que mirar que sean productivos, sino que aporten un servicio a la ciudadanía.

Durante la campaña electoral anterior y durante estos meses, algunos partidos políticos como Vox, Ciudadanos o PP han ido a determinados pueblos y ciudades y se les ha recibido con escraches, en algunas ocasiones se ha dificultado incluso que se celebre el mitin. ¿Qué valoración hace al respecto? ¿Es legítimo?

A mí me parece que es una política carroñera la de ir a los lugares donde hay sufrimiento y donde hay una situación extrema a buscar votos. Vienen aquí, no para encontrar votos aquí, porque ni Vox ni Ciudadanos tienen fuerza aquí. Vienen para buscar votos en España y están buscando la confrontación. Están buscando que se les tire monedas, que se les grite para lograr la imagen, como también hizo Inda cuando fue a Altsasu con Casado y con Ana Beltrán. Lo mismo. Es una política carroñera, es falta de ética política y es no tener en cuenta a las personas que viven en esos lugares ni el sufrimiento que están teniendo esas poblaciones.

¿Dónde está el límite entre la libertad de expresión y el buscar esa confrontación?

Metafóricamente hablando, si a ti te dicen que hay perros sueltos por ahí, que de vez en cuando salen y que, además son muy rabiosos... O, yo qué sé, meterse en una jaula donde hay un león... Es que tengo derecho a meterme en la jaula del león. Vale, vale, todo el derecho tienes, pero métete. Ir a buscar esa confrontación, eso ya no es estar hablando del derecho a la libertad de expresión. ¿Legítimo? Pues vuelvo a decir, estás metiendo el dedo en la llaga de una herida y encima con vuelta y media para generar más dolor, para que quien sufre salga a la confrontación. Si quieres sentarte, siéntate, habla desde otros parámetros. Si quieres ir a esa ciudad o a esos pueblos, siéntate en una mesa. Plantea otro formato. No vayas en un autobús, invadas un pueblo y te vayas rápidamente solo para buscar confrontación. 

¿Cómo valora la situación en Cataluña?

 Muy, muy preocupante. El Gobierno del PSOE en funciones está utilizando a la Policía, esté utilizando la represión, para aplastar, para no respetar un derecho de un pueblo a decidir por su futuro. Me parece que es la expresión del autoritarismo y de esa deriva que han tomado las fuerzas constitucionalistas de usar la represión como solución a no compartir unas ideas políticas. Y por eso, además, EH Bildu se ha juntado con las fuerzas soberanistas del Estado de Catalunya para marcar unos mínimos e ir generando una fortaleza. Tenemos muy claro que vamos a luchar por la re-democratización. Otro de los puntos importantes es que los presos vuelvan a casa. 

¿Cuál es la solución para el conflicto catalán? ¿Se solucionaría con un referéndum?

Democracia. Aplicar medidas democráticas, que es es el reconocimiento de los derechos mínimos, como el derecho a la manifestación, el derecho a la libertad de expresión, a que un pueblo pueda decidir por su futuro. Diálogo y respeto.

Ha hablado de la brutalidad policial. También se han visto imágenes de la brutalidad de algunos manifestantes. ¿Realmente que está ocurriendo? 

A mí me parece que en Cataluña estamos viendo una gran masa social que está saliendo a la calle. Muchísima gente, además, que no es independentista, sino que está luchando por el derecho a decidir por el futuro. Muchísima gente que está saliendo con diferentes actividades y dinámicas que son novedosas y que nada tienen que ver con la violencia. Y es cierto que hay gente a la que se le está acabando la paciencia y que hay gente que se está defendiendo, y estamos viendo cargas brutales. La respuesta está siendo desmedida, desproporcionada y claramente es la deriva de un Estado autoritario que utiliza la represión para acallar a un pueblo.

¿Reconoce que hay manifestantes que se están excediendo?

Vuelvo a decir, hay manifestantes que sí que están utilizando medidas de violencia, sí, y eso está ahí. Pero vuelvo a decir que se está retorciendo mucho, se está presionando mucho a la sociedad catalana, y que hay gente a la que ya la paciencia se le está acabando. Me parece que en lo que tendríamos que poner el foco más es en la cantidad de gente que está saliendo a las calles y que están teniendo expresiones novedosas, pacíficas y que están mostrando ese desacuerdo, y a las que les daría ánimos, y fuerza para seguir adelante.

¿Comparte la exigencia de los diversos partidos políticos de exigir a Torra que condene esa violencia? ¿Condenan los actos de esos manifestantes violentos?

Volvemos a decir, se pone otra vez el foco en que Torra diga no sé qué..., que Sánchez diga no sé cuántos. Nos dicen que hay un problema de convivencia. En Catalunya no hay un problema de convivencia. En el Estado español lo que hay es una falta de democracia, no está posibilitando que las naciones que conforman el Estado español puedan decidir por su futuro. No hay un problema de convivencia. Hay una falta de democracia.

Volviendo a Navarra, ¿qué posición mantienen respecto al autogobierno de Navarra? 

Lo primero, al pueblo navarro no se le dejó decidir sobre el Amejoramiento. Vino un Estatuto que ni siquiera el pueblo lo refrendó. Ya empezamos mal. Lo segundo, las competencias de ese Amejoramiento no se han concretado y es más, cada vez que intentamos desarrollar competencias y políticas propias, vienen fuerzas políticas que recurren al Tribunal Constitucional para poner límites a esa soberanía mínima navarra. Y la recentralización y el corte de las competencias es una de las expresiones de esa vuelta a un Estado autoritario, no democrático. Y llama la atención que UPN, que defendía, se supone, lo que era la soberanía navarra y el fuero navarro, se haya juntado con unas fuerzas cuyo objetivo es una España unida, y que además van a recortar a todo lo que haya de fueros, de reconocimiento de competencias para recentralizar. UPN claramente ha vendido a Navarra. Me llama la atención, y con todo el respeto a esos votantes de UPN que votaban a UPN porque se supone que estaba defendiendo a Navarra.

Además de la transferencia de Tráfico, se está exigiendo la transferencia de la Sanidad Penitenciaria también. ¿Está Navarra ahora mismo preparada económicamente y por efectivos para asumirla o no?

Sin duda, sin duda. Y eso favorecería además un mejor trato y una atención integral a los presos, sería, además, garantizar el derecho a la salud de todos los presos. Hoy por hoy, la atención que se da deja muchísimo que desear, y esto lo digo además por experiencia. Actualmente, por ejemplo, en Zaballa, la Comunidad Autónoma Vasca tiene la competencia en Salud y es como tener un ambulatorio en la propia cárcel, con profesionales de aquí, con servicios de aquí y con un sistema de datos. En Navarra no existe, depende de Instituciones Penitenciarias, depende de Madrid, es otra historia.

En la campaña electoral anterior se quedó sin el escaño por 408 votos. Según el sondeo electoral realizado para eldiarionorte.es, hay un escaño en el aire que se disputan entre EH Bildu y PSN. De momento, les superan a los socialistas por un punto. ¿Ve factible superar finalmente a los socialistas?

Más allá de las encuestas, es una realidad que somos quienes tenemos más posibilidades dentro de las fuerzas de izquierda de conseguir un escaño, y de llevar la voz de Navarra y la voz de la izquierda soberanista a Madrid. Nos quedamos a 400 votos, teniendo además unos resultados que fueron históricos. Lo que nos queda ahora es afianzar lo que conseguimos y conseguir más. Es factible. No tengo ninguna duda.

La campaña electoral dura la mitad que las anteriores. ¿Qué tienen planteado para atraer el voto?

Vamos a ir a Madrid a mostrar la voz de la izquierda que plantea unas políticas de progreso y reconoce el derecho a decidir de los pueblos. Y tenemos también muy claro que si tenemos que decidir sobre un Gobierno, no vamos a dar a nadie un cheque en blanco, pero sí que vamos a condicionar que las derechas no entren en Madrid. Vamos a condicionar porque además vamos a estar unidos a otras fuerzas. Anteriormente planteábamos con ERC y ahora hemos abierto más. Tenemos a las fuerzas soberanistas catalanas, a las fuerzas gallegas del BNG, y también recordamos al PNV que estamos ahí, que las puertas están abiertas. Habrá aspectos como, por ejemplo, el derecho a decidir, en el que si el PNV quiere, puede estar ahí.

Además de las políticas progresistas y del derecho a decidir, ¿qué otras exigencias le plantearía a Sánchez para favorecer, aunque sea con una abstención, la formación de un hipotético gobierno?

El tema de los presos es algo muy, muy importante. Hay dolor, y se está utilizando a los presos tanto catalanes como vascos. Es importante que cese este sufrimiento y que los presos vengan a casa.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha